Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 30 de enero de 2012

Sin pies ni cabeza


Me gustan  las personas
que le gustan
los helados
tanto como a mí.  


**********************

Son de estas cosas , manías sin explicación, pensamientos mios sin base alguna, sólo sé que las personas que le gustan los helado suelen ser especiales, guays, al menos en mi vida y en mi mundo  es así, porque  cuando tenemos algo que nos ronda, siempre nos comemos un helado y meditamos juntos sobre "el tema elegido" cuando lo terminamos sino lo vemos todo mas claro por lo menos disfrutamos de nuestro pequeño placer.
Ahora hay tanto sabores que cuesta encontrar los clásicos...


Tengo una amiga, Mar que cuando tenemos algo que hablar importante... esas charlas de horas, tenemos que acompañarlas con un buen heladito...
Y eso me recuerda algo que nos sucedió:

Hace unos cinco, seis  años estuve buscando  helado de chocolate por todas las heladerías de la ciudad y nada, Helado de chocolate con esto, con lo otro... pero yo sólo lo quería de chocolate, nada mas, el clásico de toda la vida!!!
Total, que mi amiga Mar me dijo un día, no te preocupes,  vamos a encontrar  ese helado de chocolate porque lo digo YO!!!

Íbamos todas las semanas algún día a la búsqueda del helado, nada, pero no era el que quería...
Lo encontramos en Cádiz, lo recuerdo muy bien, si, allí estaba, En Conil de la frontera, allí me estaba esperando, después de un día de playa nos paramos sin intención en una cafetería y TACHIIIIIIIIN !!!

Los amigos solemos hacer esas cosas, aunque nos parezcan absurdas....



♥♥♥

9 comentarios:

  1. Teníamos 19 años, mi amigo Marce y yo, nos cruzábamos con gente comiendo sus cucuruchos, en eso Marce me dice que vaya envidia que le están dando, cuando llegamos a la plaza de la catedral, y como no tiene término medio, entra y pide el cucurucho más grande, le sacan uno y dice que si no les hay más grandes, se van y vuelven con uno enorme, preguntan que de que lo quiere, de mora contesta, y ahí vue, un cucurucho con una bola de medio litro ¡de mora!, decía él muy ufano, me vence el peso... total, que todos nos miraban por la calle, y no te digo nada cuando la bola de mora empezó a dejar lamparones en su camiseta porque no le daba tiempo a terminar antes de que se deshiciese. Cada vez que me acuerdo...
    (perdona por el rollo)

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajajajajaja
    jajajajajaja
    jajaja
    ajajajajajajajajaja
    Ruben, estas perdonado hijo!!!!

    Ahora mismo estoy llorando... pero de la risa!!!
    Es que mientras lo leía lo estaba viviendo.

    Gracias por hacerme reír de esta forma!!! Eres total.
    Un beso Grande como ese cucurucho :)

    ResponderEliminar
  3. Es cierto Nieves!!!las mujeres cuándo tenemos algo importante que nos ocurre,recurrimos al chocolateeeeeeeee!!!!Yo cuándo tengo algún problemilla que me agobia,me hago la tarta de 3 chocolates que no veasssss lo bien que me quedo.Por cierto...creo que hoy,me va a tocar hacer una!!!tengo uno...y bien gordo jajjajajajajjaja.Bikossssssssss

    ResponderEliminar
  4. Ummmmmmmmmmmmmmm helado!!!
    En mi congelador casi siempre hay...
    Mis preferidos son de nata, o el de piñones, leche helada, tarta de queso...
    Cuando era pequeña mi padre me llevaba a una heladería (ahora no existe, en su lugar hay un banco)del centro a tomar helado todos los domingos en verano e invierno. Cuando me operaron de anginas mi padre fue a comprarme el helado y no me lo pude comer del dolor que tenía...Nunca lo he olvidado...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  5. ♫ Midala, Quizás nosotras las chicas hemos descubierto los poderes especiales del chocolate...

    La tarta de tres chocolate está UMMMMMMMMMMMMM que buena dios mio.

    Besitos :)

    ☼ Rosa, De una heladería a un Banco... menudo cambio!!!

    Yo siempre envidie a mis hermanos por operarse de anginas y darse esos lotes de helados, yo no me operé pero igualmente no pierdo la oportunidad de comerlos.

    Besos Rosa :D

    ResponderEliminar
  6. Hola que tal..
    después de unos meses obcecados
    vuelvo a tomar las riendas de mi Caja De Zapatos..
    he vuelto con una nueva nota llamada “Secándonos”
    te invito a que sigas leyendo..
    un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
  7. Nieves, te entiendo taaaaaan bien. En mi caso, desconfío de las personas que no se permiten nunca un capricho como un helado. Parece irracional, pero si no son capaces de ser transigentes con ellos mismos serán implacables con los demás. A mí me encanta el helado de qualquier chocolate (mejor blanco o negro negro) y de frutas. Me gusta pedirlo en cucurucho, para lamer, aunque luego tire el barquillo.
    Precioso recuerdo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  8. •Lapilazuli, Es que son irresistibles verdad?
    Besos :)

    • Allek, Gracias por tu invitación.
    Vuelve a pasar cuando quieras!

    Besos:)

    • Dorothy,Supongo que serán esas manías que da ya la edad, pero es que cuando encuentro a esas personas que dicen que no les gusta ni el helado, ni los pasteles ni nada de esas cosas pienso que es imposible ¡Que miente! pero claro como aclaro en el título del post son cosas sin pies ni cabeza....

    Besitos MIL :D

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....