Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 28 de septiembre de 2018

Trampilla



Era la última casa antes de cruzar la frontera. En ella vivía un hombre cuyo nombre nadie recordaba pero no olvidaron nunca lo que  hizo durante años con tantas personas que era imposible alcanzar una cifra exacta.   
Muchas noches escondía a todas las personas;  hombres, mujeres y familias que aprovechando la nocturnidad  y algún que otro día de desconcierto osaban escapar de su tortura.  Los refugiaba  en un pequeño sótano; con el suelo de tierra y las paredes llenas de humedad y bichos.  Allí de rodillas se cogían de las manos rezando mientras escuchaban el traficante de esclavos pasearse por la tarima con sus botas de espuelas.  Al alba corrían sin mirar atrás. Otros exhaustos se quedaban dormidos y no despertaban nunca pero para la gran mayoría el futuro comenzó en aquella trampilla, con la rebeldía de un hombre sin nombre que no olvidaron nunca. 



domingo, 23 de septiembre de 2018

MaraÑa

Hay 7 demonios que andan trabajando para la diosa de la muerte y la penumbra.
No hay modo conocido de escapar de  estos demonios.

Demonología sumeria





No hay mayor tortura que saber que la muerte nos alcanzará, que no tenemos modo alguno  de escapar de ella, saber que siempre nos parecerá pronto,  siempre querremos más tiempo. Probar las mieles de la vida; vivir al día y solucionar los obstáculos cuando lleguen. Construir una vida sencilla y verla como un regalo...   No hay mayor tortura que saber que todo se puede terminar en el momento más interesante, aunque supongo que para quien ama la  vida cualquier momento será digno para el recuerdo y el brindis. Siempre querremos más tiempo. Más música, amaneceres amorosos y todas esas pequeñeces que nos hacen grande.  Algún día, el que menos esperes, uno de esos demonios te alcanzará, tendrás que mirarle a los ojos, enfrentarte a todos tus miedos, a la oscuridad infinita. Al fin del mundo, porque llegará si, conoceremos el fin del mundo con el arrullo de nuestra propia muerte, todo es cuestión de tiempo a pesar  de que siempre querremos más y siempre, siempre nos parecerá pronto.