Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 26 de septiembre de 2017

LaTón



No recuerdo gran cosa.  - Dijo pensativa y con mirada preocupada-.  Tan solo ese jodido cubo de latón lleno de agua, agua que se agitaba sin descanso mientras me preguntaba como demonios podía tener tal movimiento si el cubo estaba en el suelo, inmóvil, frente a  mí.   Lo miraba fijamente, hipnotizada buscando una explicación al momento kafkiano.

Nada se movía, todo estaba en aparente calma, excepto aquellas aguas dentro de aquel cubo.

Algo dentro de mí me dice que pronto descifraré la causa, el motivo de esas aguas arremolinadas.  Los sueños son así, traducen a otro lenguaje, como cuando nos explican sumas con manzanas. Es por así decirlo, una fuente de metáforas para despertar nuestra comprensión en diferente nivel de consciencia. 

Solo deseo, y es eso lo que de verdad me perturba, que ese cubo no termine haciéndome menguar y me engulla como a Gulliver en sus viajes y tenga que lidiar esa "tormenta" mientras el mundo sigue con sus días tranquilos y tardes de paseo.








12 comentarios:

  1. Espero que no.
    Ojalá sea un buen presagio.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves

    ¡Espero que no sea un sismo! :) Ya nos contarás si se descubre la causa

    Besos

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero eso es un cubo o un agujero negro? Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Que sea todo bueno, y lo malo si pasa, que solo ocurra en los relatos.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  5. Cada cual interpreta los sueños como quiere.

    Búscate una historia que te beneficie.

    ResponderEliminar
  6. A veces los sueños son inexplicables, otras nos parecen muy reales y nos despertamos tratando de encontrarles explicación, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  7. Solo son sueños y algunos se sienten reales, peero no lo son
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A veces nos ahogamos en un vaso de agua.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Nieves, una vuelta de humor: Anoche soñé que un gran orangután, que yo sabía era un disfrazado, quería alcanzarme por detrás de una gran pantalla de computadora! Yo decía, no soy culpable de nada! El giraba la pantalla siempre quedando detrás, y yo escapaba por una puerta lateral. Ni le busqué explicación, me reí bastante! Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Cristina, me arrancaste una sonrisa, es verdad que a veces queremos buscarle explicación a todo y lo más acertado sea eso, tomarselo con calma y humor.

      Besos

      Eliminar
  10. Seguro que es por tantas noticias de terremotos!

    Besos ♥

    ResponderEliminar
  11. Gracias amig@s por vuestro punto de vista tan acertado e inteligente. Además de esos ánimos y recordarme que los sueños, son eso... sueños.

    Besitos a tod@s y feliz día

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....