Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

sábado, 30 de septiembre de 2017

Acertada Intromisión

Mi cara cuando me entero que le gusto a alguien 


Marina y su loca amiga esperaban en la barra de la cafetería su desayuno.
 "Con estas fotos ningún tío normal se fijará en ti como es debido"    Marina escuchó aquella afirmación con su risueña resignación.

En ese momento un atractivo hombre entró en la cafetería y sin pensarlo dos veces la amiga de Marina se dirigió a él.

“A ver, tú pareces ser un atractivo heterosexual que nos puedes ayudar.  Perdona ¿Tienes facebook? Mi amiga si”

“No, no tengo"  El hombre sonrió por la loca situación inesperada.

“Verás, es que mi amiga atrae a un montón de pringaos y personalmente creo que es por esas fotos que se empeña en poner, quería tener una opinión objetiva masculina"  Entonces en ese momento le enseña la foto de perfil y el hombre la mira sin saber muy bien como actuar.

"mmmm Si, está bien" Dice con una sonrisa mirando a Marina

“¿ Qué quieres decir con está bien?. Yo creo que esta foto es cebo para raritos"  Sigue diciendo esa amiga sin pelos en la lengua.  "No, no, no.  Tienes que ayudarme a encontrar algo mejor. Mira las fotos de su móvil. No te fijes demasiado en las que sale en pelotas, y elige una que te parezca que esté guapa"  La amiga le da el móvil al hombre.

"¿Hay alguna en pelotas?” Pregunta el hombre atónito pero con una sonrisa en los labios.

"No, que va" Confirma avergonzada Marina.

El hombre pasa las fotos una a una, para en una en concreto.  ¿Quién es?

Marina mira la foto y le dice que es Lucas, su perro.   Y él comenta que es chulo, que le gustan los perros.  Ojea alguna más hasta que indica una que le parece razonable.  ”Aquí estás muy guapa"

“Lo ves, debes poner esta Marina"
Justo en ese momento  otro hombre llama la atención del atractivo heterosexual. Pide disculpas y se marcha al encuentro del colega.

"Vaya, que monada de tío "  Aclara la descarada amiga.
"Ya, pero está casado"  Declara Marina.
"Pues yo diría que no"  Mantiene la fe  con la risa en su mirada.
“Nunca lo parecen"

Las dos rien mientras se dirigen a la mesa con sus cafés.  Con el tiempo aquél hombre dejó de ser un desconocido y... no, no estaba casado, él terminó siendo el dueño de las risas y los secretos de Marina.  Por una vez el mangoneo de la amiga de Marina fue una intromisión acertada.





13 comentarios:

  1. Bonita historia y con final feliz.

    Bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Donde menos se espera, salta la liebre.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Todo es cuestión de tener un buen día, y ese día lo tuvieron. Lo que bien empieza bien acaba.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  4. Bonita historia digna de un fotonovela. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Una historia original con situaciones alocadas, cuánta lograda imaginación, Nieves! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Hola Nieves.

    A veces las cosas más locas son las que mejor resultado dan.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que divertido, me encantò la situaciòn desprejuiciada (muy de los jòvenes)
    Buen fin de semana
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Estaban predestinados a conocerse...
    Besos 🌸 feliz domingo

    ResponderEliminar
  9. Me gustan las historias que acaban bien.

    El dialogo entre los tres muy bueno.

    ResponderEliminar
  10. me gusto...
    un breve relato de la vida cotidiana de tres extraños.

    saludos!

    ResponderEliminar
  11. No está nada mal tener una amiga alocada, especialmente si conduce a encuentros que terminan bien.
    Besos, Nieves.

    ResponderEliminar
  12. Poner un momento loco en tu vida llena de cordura tu historia. La vida es eso historias que recordaremos y reviviremos cuando solo sean recuerdos.

    Besitos amig@s :)

    ResponderEliminar
  13. Muy requetebuena historia Nieves!
    Me ha gustado mucho, como siempre y me has dejado con una sonrisa =))))

    Besos :DDD

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....