Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 7 de diciembre de 2014

Turbulencias






Jimmy tenía una especie de recompensa tipo Jesse James. Meli y Charlotte lo sabían desde que lo conocieron en aquella fiesta de la Universidad el año pasado.
Era un hecho que Carmelo alias Jimmy tenía ciertos negocios con las ventas de exámenes y trabajos universitarios, incluso si era tu rollo,  aunque no era su negocio también podía conseguirte ciertas sustancias no recomendables para la salud.  Todos lo sabían pero había que pillarlo y él era un tipo listo. Los alumnos y compañero nunca lo delatarían y los profesores tenían que demostrar que no fuera un invento, había que demostrarlo  y eso no era fácil.

Durante aquel años los acontecimientos se enredaron lo suficiente como para que Jimmy viviera con ellas en su casita alquilada a  tiro de piedra del campus universitario. 

El puente festivo antes de Navidad llegó y como los años anteriores ni Meli ni Charlotte decidieron marchar a casa, era un largo viaje que las agotaba para en definitiva no hacer nada importante. Pasaban las vacaciones de verano en casa y ya se les hacía eternas, siempre alegaban a la familia que preferían quedarse para adelantar los trabajos del trimestre. La verdad era que las dos eran muy buenas estudiantes y no desaprovechan el tiempo, eran en los días festivos cuando se permitían divertirse y tener momentos distendidos para las risas y los placeres.

La mañana del primer día festivo fueron al centro de la ciudad a comprar un árbol para adornar el salón de su hogar, Newman, el perro de Jimmy las acompañó, nunca desaprovechaba la ocasión de salir más allá del coqueto jardín con mesita merendero y césped minuciosamente cuidado... 
Hacía  frío aquél día, le dieron a  Newman el tiempo justo para unas carreritas y  un pipi - caca rápido, cargadas  con el árbol llegaron a casa, el perro entró animado oliendo cada rincón de su territorio (el jardín ), las chicas entraron en casa y dejaron el árbol en el macetero lleno de tierra abonada, para que no se secara y poderlo trasplantar después de las fiestas en la sierra.  Vieron a Jimmy tumbado en el sofá con tan sólo lo pantalones de su pijama azul. Acababa de encender la chimenea y en el cenicero había ya más colillas de cigarro que de costumbre.   Las chicas se quitaron las botas y las chaquetas, se pusieron ropa cómoda, Charlotte no se quitó el gorro de lana, traía demasiado frío como para desprenderse de él.
" Que piensas hacer hoy" preguntó Charlotte a su amigo.
"No sé...  por la mañana espero a dos compañero para terminar un trabajo, por la tarde, nada... fumar, beber y hacer el amor si me dejan"

Charlotte  cogió uno de los cigarros y lo encendió.  Nunca había visto a Jimmy abrir un libro y menos aún haciendo trabajos con compañeros, aquellos compañeros eran clientes de alguno de sus servicios.
Llamaron al timbre en ese momento, Newman ladró con energía, Jimmy no se dio demasiada prisa en levantarse del sofá,  ninguna de las dos tenían  intensión de atender la puerta. Jimmy se levantó y se puso en pie, descalzo sobre al alfombra, "qué? Me dejarás o qué?"  allí plantado esperaba la respuesta de Charlotte, el timbre volvió a sonar...  "Si te portas bien y no haces el capullo seguro que si" 
"ponte las zapatillas, no andes descalzo que vas a coger una pulmonía" 

Salió por fin a atender a "sus compañeros", los atendió en un cuartillo fuera de casa, en el jardín, en el territorio de Newman que los vigilaba con las orejas gachas.  Estuvieron de cháchara un buen rato hasta que después de media hora los despidió con llamativa euforia.
Volvió a entrar en casa y pudo ver a las chicas en pleno montaje de adornos, inundada de plateados y dorados, bolas y espumillones navideños.  "Que hay hoy para almorzar"  Preguntó con los ojos muy abierto, y la mandíbula en constante movimiento.
"No sé tu sabrás, eres el encargado de la cocina hoy"  Charlotte miró con complicidad a su amiga Meli.

Jimmy, no se quejó, apenas balbuceo sus desganas, sabía por propia experiencia que tenía que portarse bien para no perder el día en estúpidos enfados. Entró en la cocina y trasteó durante un par de horas. Cuando salió de la cocina las chicas lo tenían todo recogido y apenas quedan algún toque final.
Él se acercó a la chimenea e introdujo un tronco más para que el fuego no se extinguiera.  Se fumó otro cigarro y bebió una cerveza a modo de aperitivo. Miraba a las chicas,  eran bonitas y lo que mas le enganchaba a ellas, divertidas y abiertas a casi todo.  Nunca tenía que escuchar paridas ni enfados, él solía portarse bien, tan sólo  un par de veces se le fue la cabeza  pero aquello quedó olvidado.

Meli se acercó a él con un espumillón plateado y se lo puso alrededor del cuello. Le cogió el botellín de cerveza y bebió un poco. "Que hay hoy de comer" Preguntó mirando el reloj. "spaguettis" Respondió mientras el botellín volvía a sus manos,  "¿Con verduras?" Volvió a preguntar la chica.
"Carbonara" Aclaró Jimmy. 
No tardaron en almorzar.  El postre fue la tarta helada que aún quedaba de días antes.  Lo metieron todo en el lavaplatos.  En lo que se parpadea recogieron todo y se vieron sentados en el salón, las chicas en ambos extremos del sofá y él en el suelo, junto a la mesita baja, abrió un cofre de madera y sacó una bolsita. "Yo voy a fumar... ¿os apetece, o me piro al agujero? " .
Las chicas le dijeron que no se fuera, era día de fiesta y no era día para estar en el agujero, nombre que utilizaban para hablar del sótano, donde Jimmy se refugiaba para tomar sus cosas y no impregnar de esos olores su coqueto hogar. 
Hablaron y bromearon mientras él preparó el cigarro, fumaron y bebieron, Jimmy no pudo evitar rendirse al sueño, su mente se evadía en algunos momentos que parecía quedarse ausente, después dormía, después hablaba sin parar sobre historias que resultaban difíciles de comprender para las chicas que por falta de costumbre y sabiendo que podía aguarle la fiesta evitaron probar demasiado ese humo embriagador... 
Cuando abrió los ojos, se vio sólo tirado en la alfombra junto a la chimenea, con un hilillo de saliva que salía por la comisura de los labios, se lo quitó con la palma de la mano a la vez que se incorporaba. "¿¿¿¿CHICAAAAAAS???"   Eran las ocho y media de la tarde, no creía que lo hubieran dejado solo. Se levantó y escuchó el agua de la ducha que rompía el silencio de la tarde. Subió las escaleras,  arriba estaban los tres dormitorios y un  cuarto de baño.  Aún con aturdimiento y la mente ralentizada pudo ver a Charlotte tumbada en la cama con el albornoz aún puesto, intuyó que se había duchado y al llegar a la cama y tumbarse se quedó dormida... Él siguió adelante, abrió la puerta encajada del cuarto de baño, el vaho empañaban los espejos, volvió a encajar la puerta, el agua de la ducha caía sobre el cuerpo de Meli... "¿Charlotte?"  la muchacha preguntó sabiendo que había escuchado algún ruido. 
Jimmy ya se había quitado lo único que portaba, su pantalón de pijama, se agarraba el pene mientras hacía un pis...  "siéntate Jimmy"  Le recriminó  Meli.   "Por los cojones me voy a sentar para mear"  "¿Que dices Jimmy?"  el agua de la ducha impedía escuchar con nitidez.
El hombre completamente desnudo abrió la mampara de la ducha y entró sin más. Se dejó enjabonar, se dejó lavar su cabello con champú para niños para que no escocieran los ojos con la espuma, mientras, la miraba sin decir palabra, acariciaba con sus manos los redondeados pechos de la chica, intentaba dosificar su excitación, la besó mientras dejaba que el agua de la ducha aclarara el cabello y todo su cuerpo, volteó a la chica y la abrazó por la espalda. Ella intuyendo sus intensiones cerró de golpe el grifo y abrió la mampara de la ducha para salir, No le gustaba hacer el amor el ducha, nunca le gustó.
A medio secar deambularon a trompicones por  el pasillo mientras se besaban, Jimmy al ver la dirección tomada paró y entre besos dijo "vamos con Charlotte, no quiero que se enfade" y volvieron al otro lado del pasillo con los mismos trompicones, desnudos e interrumpiéndose el paso por culpa de los besos.       Cayeron a plomo en el colchón y allí dieron rienda suelta a sus pasiones, a sus deseos mas primarios. Charlotte por incomprensible que pareciera estuvo un larguísimo tiempo dormida a lo largo de los pies de la cama, al  abrir  los ojos estuvo mirándolos un buen rato. Jimmy sabiéndose observado le sonrió y le guiñó un ojo. Sólo cuando Charlotte vio el momento adecuado se acercó buscando la boca, la lengua de aquel hombre, que era lengua de fuego...






A media mañana del día siguiente el timbre sonó...  Él abrió los ojos mientras volvió a escuchar de nuevo el timbre.   Estaba agusto allí, bajo el nórdico en medio de aquellas dos bellezas de chavalas, echó un vistazo bajo el nórdico deleitándose de unas deliciosas vistas. Ambas estaban exhaustas, dormían plácidamente.  Saltó de la cama y bajó a abrir, se puso el primer pantalón que vio y sin más abrió la puerta.
Un matrimonio ya de cierta edad esperaba inquieto en el jardín, el hombre miró de arriba a bajo a Jimmy que preguntó que deseaban.

" No sé si nos hemos confundido de casa, creo que no.... somos los padres de Meli"
aegggggeeaaaaa.  -sonó a gruñido-    si es aquí, perdónenme. Ella está arriba.... entren por favor... está en el baño... creo... soy Jimmy, novio de Charlotte, la amiga con la que comparte casa..
"Ya, si,..... " murmuró la madre mientras observaba el  orden de la casa.
"Subiré a decirle que están aquí, se llevará una gran sorpresa"

El primer tramo lo subió con parsimonia, el segundo subió los peldaños de dos en dos.

- Eh... niñas!!! Exclamaba a medio susurros con la voz ronca de resaca. Eh! se acercó al lado de la cama de Meli y le dio un par de besos en la boca, Eh princesa, despierta coño, que tus padres están ahi abajo!!!
- que dices..
- Que tus padres están ahí abajo, le he dicho que estabas en la ducha...

Meli dio un salto de la cama, desnuda corrió a la ducha y a su cuarto para vestirse, Charlotte ajena todavía a los acontecimientos, miró a Jimmy que buscaba con preocupación en el armario ropa adecuado que ponerse.
"Que te pasa"
"Los padres de Meli están ahí abajo, y que sepas,  que tu y yo somos novios, me quedé en blanco cuando los vi ahí plantados, no supe que decir para justificar mi presencia"
"Madre mía...." 
"Estoy bien con esto"
"Si claro" Respondió Charlotte mientras salía de la cama al escuchar que Meli había terminado de darse su ducha exprés.
"Dame un beso antes de la ducha  ¿ no? "
Ella le abrazó y le besó con dulzura.
"Te quiero.... si no fuera por la visita me metía en la ducha contigo y..."
Vio de reojo a Meli que estaba dispuesta a bajar a saludar a sus padres. Jimmy se separó de Charlotte que fue presurosa al baño.  Tranquilizó a Meli que no podía disimular sus nervios, con voz baja, en susurro.

"Bajo contigo vale"
"vale" 
"ey, tranquila, le dije que era el novio de Charlotte. No te preocupes, habrán venido a pasar el día, los acogemos, hacemos algo especial para tenerlos contentos y verás que todo sale bien..."
"vale"  dio unos pasos para bajar las escaleras.
"Eeeeee ¿¿ no me vas a dar un beso ??"

Ella le sonrió y olvidó un momento los nervios. Le dio un par de besos entrecortados.
"Te quiero, lo sabes eh, te quiero, me voy a morir hoy sin tus besos"


Meli bajó las escaleras presurosa, emocionada con los ojos brillantes de la emisión y abrazó a sus padres con un abrazo largo mientras que le decía lo mucho que los echaba de menos y preguntaba el motivo de su visita sorpresa.

Jimmy  que había bajado discretamente detrás de Meli era observado por un padre  desconfiado.








12 comentarios:

  1. Hoy tuve la primicia de encontrar tu entrada en primer lugar! Será para compensar todas las veces que me las esconden! Este relato se las trae, esperemos ver cómo termina esta historia, Nieves, un abrazo! Ah, precioso árbol tras la puerta!

    ResponderEliminar
  2. Y hace muy bien desconfiando de él.
    Interesante historia, Nieves, espero tenga continuación.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Soy una vieja anticuada, no puedo comprender que alguien haga el amor en un colchón donde duerme otra persona
    No soy mojigata pero para mi la intimidad de las personas es sagrada........ en fin, debo parecerte un dinosaurio
    :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Parece que habrá una Navidad fuera de los planes del trío.
    Esperaremos los nuevos acontecimientos.
    Un abrazote, Nieves.

    ResponderEliminar
  5. "ciertas sustancias no recomendables para la salud" jajajaja!!!! Yo necesito de esas por tres meses, jolines!!! Me presentas a Jimmy???? jejejejeje

    "y pudo ver a las chicas en pleno montaje.............................. de adornos" Te juro que debo tener la mente tan plagada de cochinadas (bien ricas jajajaja!!!) que así lo leí, como si estuvieran presentes esos eternos puntos suspensivos (jajajaja!!!) pero... no estaba tan equivocada eh????? xD!!!!

    Me encantó! Simplemente me encantó!
    Sin embargo... algo me dice... que me seguirá encantando... porque presiento que esa mirada de progenitor desconfiado no quedará en el vacío ;)

    Te cuento algo? Son las 3:59am aquí(maldito/bendito insomnio crónico!!!)... y cuando vi el texto largo pensé en volver cuando tuviera los ojos menos "chinos", pero tu forma de narrar me los ha tenido abiertos de par en par desde la primera línea.
    Eres genial!

    Te dejo un abrazote de marugada ;)

    ResponderEliminar
  6. Antes de nada acabo de darme cuenta que me aparece la verificación de palabras activada cuanto lo tengo configurado para que no aparezca, quizá halla cambiado blogger las configuraciones. No sé como desactivarlo, Me podéis ayudar?

    *Cristina, Bueno me encanta que aparezca así, la primera :) y que por una vez no me quedara en ese limbo extraño...
    Me alegro que te guste, tendrá continuación. Claro que si!!!
    Besitos!!

    *Vero, Los padres son muy listos, a veces se hacen los despistados pero siempre intuyen las cosas...

    Muchas gracias amiga!!

    * Cantares, de dinosaurio nada amiga, las relaciones son tan variopintas y variadas como cada persona las quiera vivir. La libertad para vivirlas es el triunfo de la felicidad individual.
    Muchas gracias por tu comentario, besitos!!!

    :)

    *Mirella, Estas chicas seguro que nos van a entretener y sorprender algunos capítulos más. Gracias por tus palabras.
    Besines!!!


    * Lapislazuli, Siiiiii hay más. Espero que te gusten las próximas entregas como parece te gustó ésta.
    Abrazo!!

    * Rayén, Muchas gracias por tu visita y por dejar constancia de ella.

    Saludos!!!


    *Nicky, Que puedo decir de tus palabras, me dejan sin palabras y sólo alcanzo a expresarte mi gratitud.
    Me gusta pensar que mi relato haya acompañado tu insomnio un ratito pero lo que sí me gustaría es que puedas conciliar el sueño y descansar para estar a tope durante la jornada del nuevo día.

    Un millón de gracias, de todo ♥

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Esto tiene miga; eres un hacha escribiendo. No te preocupes por lo de la verificación, que lo mimo se quita sólo, además no cuesta tanto poner unos números.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  8. *Rafa, muchas gracias por tus amables palabras. Me siento alagada cada vez que me decís esas cosas tan bonitas.
    :)

    Sobre la verificación es algo raro, en la configuración lo tengo desactivado y es que me sale incluso a mi que soy la "jefa del blog" yo que sé a veces estas cosas no tienen ni pies ni cabeza.


    Besitos!!!


    *Forbidden, Los padres a veces tienen ese don de saber más allá de lo que simplemente se aparenta, lo intuyen o simplemente ese poder extraordinario de padres hace que predigan ciertos acontecimientos.

    :)
    Gracias por comentar y dejar constancia de tu visita.

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Veo que no has podido resolver lo de la verificación... Quizá estás haciendo el cambio correcto pero no lo estás guardando...? La verdad es que no se me ocurre otra cosa porque eso sólo figura en la opción de Configuración->Entradas y Comentarios->Comentarios->Mostrar la verificación de palabras.
    Que joda :/

    (Te juro que no soy un robot jijijijijijijijijiji)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....