Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

sábado, 30 de julio de 2011

Velas, cartas y tertulia

Hace unos días justo antes de anochecer tuvimos un apagón general de esos que afectan a medio pueblo.
El día ya estaba acabando estábamos en plena cena, porque somos de cenar temprano, en un principio pensamos que habían saltado los fusibles pero cuando mi hermana fue a revisarlo alumbrada por un mechero descubrió que no era eso.

Mi vecina llamo al timbre:

- Tenéis luz???

- Nooooooo. dijo mi padre.

La cena transcurrió apacible e hice un paréntesis en mi media dieta comiéndole un helado para que no murieran descongelados inútilmente.
Debo confesar que en un principio me agobie "Que voy a hacer toda la noche sin luz!!!"
Ya las velas habian inundado toda la casa y mi cuñado  había ido al cajón donde tengo guardadas las cartas.

- Echemos unas partiditas no?

- A que jugamos. Dije con desgana

- ¡¡¡ Al Hijo Puta!!! Respondió mi hermana sin dar lugar a otra opción

.....    .....   .....

Mi madre se sento en una silla en el patio.

- Que bien se ven las estrellas.

- Cuando veas algo raro avisas. Dijo sonriendo mi cuñado

- ¿Algo raro? Pregunte.

- Un ovni...   ... Un fantasma

- No empieces ya con tus cosas !!! Exclamo mi madre desde el patio

- Bueno nunca se sabe, uhhhhhhhhhhhhh    Dijo susurrando y con sorna mi hermana

- No te rías de eso que cada ves que hablamos de algo así pasa algo. Dije enfadada de verdad.

- Que te ha pasado? Dijo mi madre

- No disimules que tú lo sabes...
Hace ya un par de años, llegue del trabajo, en la piscina, me quede en casa sola, ya hacía rato que tenía el cuerpo raro, con un cierto repelús, pensé en ducharme, llevaba unos deportes que yo siempre me los quito y me los pongo con los cordones puestos, me los quité en el dormitorio, fui a ducharme y al llegar nuevamente al dormitorio y sentarme en la cama por poco no me da patatús cuando vi los deportes puestos muy bien colocados en un lugar donde yo no los había puesto y con los cordones quitados.

Pensé han llegado mis padres y algunos de los dos lo ha puesto así (cosa que me parecía absurda).

Los llame pero no había nadie, estuve  sentada en la cama mirando los deportes allí puestos durante no se cuanto tiempo, medite y me dije " bueno y que voy hacer, en verdad ante una cosa así no se puede hacer nada"
Cuando al cabo de un par de hora llegaron mis padres fue lo primero que les conté pero siempre he tenido la sospecha que no se lo han creído nunca.

_______________________________

Justo al terminar mi relato  PLUM!!!!    VINO LA LUZ

- Jo que rollo. Exclamo mi hermana

- Pues si.

Decidimos apagar las luces y el televisor que se encendieron automáticamente al volver la luz y terminamos la velada de una noche a oscuras.


jueves, 28 de julio de 2011

Un mundo paralelo

Siempre me ha fascinado esa teoría mas cercana a la ciencia ficción que otra cosa.
Teoría que se basa en cierta forma en que en alguna parte del universo infinito, tras atravesar uno de esos enigmáticos agujeros negro se encuentra un planeta gemelo a éste, al planeta tierra, allí estamos nosotros en otra vida, en otras circunstancias....



Cuando pienso en ese planeta Tierra,
 lo diviso desde el espacio y no veo diferencias,
veo su luna, y su sol radiante,
pero cuando me acerco y pongo los pies en ese planeta descubro las diferencias
un mundo en el que la naturaleza tiene su lugar,
donde no hay ciudades,
ni países,
ni continentes porque todos somos unos,
ciudadanos del planeta y punto,
 un mundo en que el problema de uno es el problema de todos,
 donde no hay dinero,
 ni poder,
ni fronteras,
 donde nadie muere de hambre,
donde no se exhiben la comida en estanterías,
donde trabajar es un hobby,
donde el ser humano comparte,
regala,
crea ...

_________________________________________________


Sin embargo es solo una teoría e inmediatamente vuelvo a la realidad, esa que me da vergüenza, esa que intento esconder con escusas.

Vuelvo a un planeta en el que naturaleza está envenenada,
donde hay un micro mundo de ciudades,
 países,
continentes,
 que cada uno intenta ir a lo suyo, intenta encerrarse en sus propia cultura,
un mundo en el que solo se ve el problema de uno,
y que cada cual solucione los suyos,
donde solo vale el dinero, cuanto más mejor,
el poder,
las fronteras,
donde países enteros se mueren de hambre
mientras otros exponen la comida en estanterías,
donde trabajar es una obligación, casi una esclavitud porque sin trabaja no hay dinero y sin dinero no eres nada
Vuelvo a un planeta Tierra
donde el ser humano no comparte,
es egoísta y egocéntrico,
destruye...

=================$$$$$===================



Me da tanta rabia que en pleno siglo XXI, después de tantos siglos de historia, después de tantas lecciones aprendidas sigamos dejando  morir de hambre a un pueblo, de HAMBRE, puede haber una muerte mas terrible.
En estos días en el que la noticia es Somalia, un país que está muriéndose literalmente de hambre mientras la otra mitad tiene un sobrepeso brutal, pienso con mas fuerza  que nunca que este sistema tiene que cambiar, la mentalidad de todo  el planeta tiene que cambiar, la conciencia humana tiene que dar un cambio total o nos irá mal.
Ojala esto cambie, tengo la sensación que vamos a toda mecha hacia un precipicio y nos la vamos a pegar bien, aunque tengo la esperanza de que en algún momento  alguien valiente con determinación diga...

- Ciudadanos del mundo, esto va a cambiar....



martes, 26 de julio de 2011

¿Cúal es tu primer recuerdo?

Esa es una pregunta que suelo hacer mucho.
Me parece tan interesante hasta donde tiene capacidad el ser humano de guardar sus recuerdo....


Hace pocos días ha venido a visitarnos mi tía, (hermana de mi padre), viene a pasar un mes ya que desde que se quedó viuda vive en Barcelona con su hija, mi prima claro.

Estuvo todo el día, ya es mayor, es casi octogenaria, pero está muy bien yo siempre le digo que es mi ídolo, que ojala cuando tenga su edad esté como ella.

El caso es que en plena tarde de puntos y costura le hice la pregunta y me respondió:


Pues..... No aparto la mirada del punto.

Estaba en una cama pegada a la pared  y tire uno de mis zapatos por la ventana. El único que tenía. Mi madre asustada me riño y se asomaba a la ventana esperando que los tanques que pasaban por la calle en plena noche  pasaran y poder salir corriendo por los zapatos porque estaba claro que si no lo recuperaba, tenía que ir descalza.

- Cuantos años tenías?

- Eso era en el 36 pues tres años.


Justo la edad que tenía cuando tengo constancia de mi primer recuerdo.

Yo con tres años de edad vivía en un piso.
Me asomaba con miedo al  balcón  y veía el humo salir del bloque de pisos de la acera de enfrente, la gente gritando y una mujer en el balcón humeante con un bebé en brazos.
Recuerdo ver mi propia mano, mano de niña pequeña, claro, (es una sensación tan extraña...)
Mi madre gritando...
- Niña, metete dentro!!!

_____________________________

Cuando se hace este tipo de prengruntas a la gente, descubres que la mayoria su primer recuerdo es a esa edad tres, cuatro años.
Supongo que el cerebro madurará a esa edad. No lo se. Pero no deja de ser curioso

domingo, 24 de julio de 2011

Charles Lindbergh


 








En 1903, cuando Charles tenía un año de edad, el único avión existente en el mundo, tenía una autonomía de un minuto. Cuando cumplió los 25 años, la aviación había alcanzado un grado de desarrollo tal, como para que este entusiasta se fuera en 33 horas de N.York a París sin escalas, con su Spirit Of St. Louis.

 A los 21 años, hizo su primer vuelo solo,
 a los 22 chocó en el aire y bajó en paracaídas,
a los 23 no pudo salir de un tirabuzón y volvió a bajar en paracaídas, e inició el correo entre St. Louis y Chicago donde al año siguiente también bajó en paracaídas.
En 1926 y con 2000 horas de vuelo, no cree que el Atlántico le depare sorpresas; para competir por el premio Orteig solo le falta el avión. Nueve empresarios de St Louis lo patrocinan.

El Spirit Of St. Louis se construyó a toda prisa, en mayo, pues otros pilotos  también competían por el premio, sin embargo el único que pensaba cruzalo solo era Lindbergh.

El avión costó: 10.500 dolares

El 20 de mayo sale desde la pista de césped de 1500 m de Roosevelt Field hacia París, y después de 33 horas y media, aterriza en Le Bourget. Durante todo el viaje estuvo luchando para no dormirse , la borrasca, la niebla, y la inestabilidad del avión dificultaron aun más su tarea, muchos pensaron que estaba loco, pero cuando llegó fue recibido por una multitud entusiasta de 100.000 personas. Los coleccionistas casi le destrozan su Spirit.

 La hazaña de Lindbergh no fue solo cruzar el océano sin escalas, sino que lo hizo solo.
La audaz tentativa captó la atención mundial, pero en realidad Lindbergh no fue el primer aviador en realizar un vuelo transatlántico sin escalas. John Alcock y Arthur Whitten Brown, dos aviadores británicos, lograron volar desde Lesters Field, cerca de Saint Johns, Nueva Escocia a Clifden, Irlanda, del 14 al 15 de junio de 1919, pero claro fueron acompañados y  Charles se enfrentó al Oceano en soledad.

                   ~~~~~~~~~~~~XOX~~~~~~~~~~~~~~
                
Charles es otro de mis personajes valorados y admirados, él fue el que decoró muchas de mis carpetas en el instituto, cuando lo  descubrí de casualidad como creo que se descubren las cosas mas interesantes, me pareció tan colosal y valiente su persona que lo convertí en esos personajes que te acompañan en tu vida. Mientras todas mis amigas llevaban al cantante de turno en su carpeta yo llevaba a un aviador del siglo pasado que todas pensaban "ilusas" que era un modelo...

jueves, 21 de julio de 2011

La siesta

Esta semana he estado recordando como eran las siestas en casa, ese espacio del día en el que la calor de Sevilla no te deja asomarte a la ventana.
Ahora es muy diferente, mucho mas cómodo y facil.
En la época  de que os hablo, era finales de los ´70 principios de los ´80.  Nadie tenía aire acondicionado, lo normal era el ventilador y el nuestro estaba colocado encima del televisor, en la hora de la siesta mi madre lo preparaba  todo para que pasásemos esas horas centrales del día lo mas fresquito que se podía, bajaba las persianas dejando la casa en penumbra, entendía una sábana en el suelo, colocaba el ventilador un poco inclinado hacia abajo y nos decía:

- Venga quedarse ahí tranquilitos un ratito.

Pero para ese momento mi perra Lassie, ya se había colocado la primera a todo lo largo de la sábana y teníamos que empujarla para que nos cediera el sitio aunque siempre dejábamos una esquinita para ella.

El sueño terminaba rindiendo a mi madre y ese era el momento en el que la televisión nos dejaba de entusiasmar y comenzaba nuestra "maquinación".

Recuerdo claramente un día  que mi hermano empezó a decir:

_ Que calor... Que calorrrrrrr...

Se ponía la cara frente al ventilador e iba moviendose al compás, hacia la izquierdaaaaaaaa, hacia la derechaaaa .... una y otra vez.

El cuerpo se nos pegaba a la sábana, aquel día era de los que hacen historia...

_ Como se quitará el calor?

_ Métete debajo de la cama. dije.
Aquella práctica era habitual en nosotros y además muy efectiva.

Después de un rato divagando se le ocurrió la gran idea.

_ Voy a meter la cabeza en el congelador!!!

Así lo hizo, acercó una silla al frigorífico, se subió en ella, abrió la puerta y metió la cabeza.

_ Uy que fresco... Se le escuchaba decir.

Mi hermana y yo aún en la sábana nos quedamos sonriendo pero sin ánimos de levantarnos.

Y de pronto  su voz cambió.

_ Adudarme se me da pedado da dengua!!!!  dada de do diturddoddot

Durante unos segundo creímos que era una de las jugarreta de mi hermano pero ya tardaba demasiado y mi hermana decidió ir a la cocina para ver lo que pasaba.

Al instante mi hermana se asomó por la puerta y me dijo.

_ Llama a mamá se le ha pegado la lengua en el hielo del congelador!!!!

_YO??? Dicelo tú? dije
Sabia que ya la habíamos liado otra  ves, otra tarde sin salir, otra tarde de reprimendas...

_ Niña llamala!!! Volvió a decir mi hermana mientras volvía a escuchar a mi hermano gritando y diciendo cosas que no podía  descifrar.

El caso es que no hizo falta que la llamara porque de pronto apareció con esa cara de "Que habéis hecho ahora"
_ El hermano ha chupado el hielo y se le ha quedado pegada la legua. Expliqué.

_ Pero que hielo. Donde está!!!

_ Aquí mamá, en la cocina.

_ AY me vais a matar de sustos, pero como se te ocurre hacer esto, ay dios como te despego esto!!! Gritaba mientras desconectaba el frigorífico.

Tras un buen rato de paciencia pudo despegar la lengua, que la tubo bastante mal durante unos días.
Ah del castigo no nos libramos.
Él por hacerlo y Nosotras por dejarlo.

martes, 19 de julio de 2011

Susurros de guerra

Este Domingo se hizo 75 años de uno de los capítulos mas triste de nuestro país, " la guerra civil".
No hay que apuntar nada positivo de ella, aunque como dato os puedo decir que yo existo gracias a ella porque mis abuelos paternos(ya os hable de la abuela margarita) tuvieron que venir aquí, al Sur y fue así como mis padres se conocieron.

Pero no os voy ha hablar de esto sino de una de esas historias de guerra, de esas que se murmuran porque aún el fantasma de lo terrible está presente.

Se cuenta que ...

Había un chivato que iba contando las cosas ocultas de los vecinos, él daba el informe y daba por satisfactoria su labor pero no acababa aquí su colaboración sino que cuando se fusilaban a los que tocaba, a él le decían:

- Cava para 15 ó cava para 8.

Iba a la cuneta (porque también tenemos nuestra cuneta) cavaba  siempre de noche, dicen que se le veía deambular como un fantasma en la madrugada, con la pala al hombro. De ahí surgió su apodo "el cava noche".

El caso es que después de años, dicen que se le cito y que en aquella ocasión le dijeron.

- Esta ves solo para uno pero que sea grande porque el que va a dentro es un cabrón grande.


Aquel tipo que era fuerte y robusto desapareció así de pronto, como desaparecían muchos aunque todos sabían donde estaban y aún seguimos sabiéndolo porque desgraciadamente aún están allí.
Como en tanto pueblos saben en el sitio exacto donde están...

Una ves al año, en la romería del pueblo paso por allí y veo a los chavales borrachos tirados en la cuneta pasando ese gran día de romería agenos con seguridad del dolor y el miedo que se tuvo que pasar en aquel mismo lugar, en  esa misma tierra donde el olor a barbacoa, risas y jolgorio hace olvidar el escenario pero no su recuerdo, al menos no para algunos...


domingo, 17 de julio de 2011

Hada Madrina

A mi amiga Ani la conozco desde siempre, de toda la vida, mi hermano y ella estaban en la misma clase, cuando estuvieron en cursos mas avanzado venía a casa ha hacer los trabajos juntos y con el tiempo terminamos (mi hermana y yo ) siendo mas amigas que mi hermano, supongo por la cosa de ser chicas. La primera ves que mi madre nos dejo salir un Sábado fuimos juntas con tres amigos mas del barrio y desde entonces formamos una pandilla, mi primera pandilla.
Ani encontró muy pronto al amor de su vida, el que hoy es su marido por lo que poco a poco fui cambiando de amigos y de ambientes porque siempre he sido de tener  pandilla, la gente es de distanciarse, no es por criticar pero que es así.
El caso es que mi amiga Ani y yo aunque con vidas totalmente distintas nunca dejamos el contacto, nuestro cariño es mutuo y el tiempo apasiguo nuestras vidas (sobretodo la mía) y cuando se casó retomamos con fuerza la amistas.
Hace justo cinco veranos, estaba ella embarazada de seis meses y pasamos todo el verano en la piscina, su hija mayor que también se llama Ana, ya tenía tres años y entraba en casa desde que nació. Mi cariño hacia la peque era inmenso y Ana también se le notaba que me quería mucho.

Fue una de esas tardes, se podía decir que una tarde cualquiera sino fuera porque aquella tarde Ani me pidió que fuera la madrina de Andrea, la pequeña que llegaría en Navidad, como un regalo.
Yo acepté, por supuesto.
Desde entonces como podréis imaginas somos mas que amigas porque no solo mi ahijada, las dos hermanas son las niñas de mis ojos, son niñas encantadoras, educadas y sensibles como  casi todas las niñas a esa edad.
En casa tengo sus cajones especiales para que mis sobrinos no lo estropeen; recortables, libros de princesas, de pegatinas, muñecas, y "el Tesoro Nacional" mi colección de cromos que durante toda la vida los guarde y ellas lo han heredado.
Siempre les digo:

- Porqué no se los lleváis a casa

- No no, que se queden aquí

Nunca me lo han dicho pero creo,  que no se lo quieren llevar para tener en mi casa algo suyo para que de alguna forma mi casa sea también  la suya, no se si me entendéis...
Hace unos días Ani vino a dejar a las niñas porque como sabéis que tengo mucho tiempo libre .
Estabamos tomando un café cuando me dijo algo que me dejo perpleja.

- Quiero arreglar los papeles del testamento y quiero hacerte la Tutora legal de mis niñas, porque te quieren mucho y si alguna ves pasa algo quiero que no estén con nadie mas que contigo.

No lo esperaba, fue algo que no se piensa, que no esperaba para nada.

He vuelto a  aceptar con orgullo y emoción. Sé la responsabilidad que conlleva algo así pero sé que si alguna ves pasa algo "Dios no lo quiera" su madrina estará con ellas.

En la foto Andrea y yo, como ella dice "mi hada madrina"
Suele hacer dibujos de ella conmigo y siempre me dibuja como si fuera un hada o una princesa, siempre vestida de rosa que es su color favorito.

Yo solía preguntarle porque me dibujaba así.
Ella me contestaba :

- Porque eres muy guapa y eres mi hada madrina

.....


Cosas de niños





jueves, 14 de julio de 2011

Vigilante nocturno

                _________________________________

Vivo relativamente cerca de un parque.
Cada año en pleno verano suele venir cada noche
Se queda sobre el palo de la antena del televisor
La ventana  de mi dormitorio siempre abierta para refrescar las noches me hace escucharle
Cuando la noche cae y la madrugada es la dueña
Escucho su canto, su peculiar "Cucú, Cucú"
Aunque al principio debo confesar que me molestaba ese incasable sonido sobre la ventana
Con el tiempo he sabido apreciar sus visitas nocturnas.
El vigilante nocturno le llamo
Llega de no se donde,
(por lo que he podido averiguar del parque)
Y se queda durante horas...
Noche tras noche....
Hasta que en Septiembre desaparece
Se marcha no se a donde, a otra casa, a otros lugares...


Yo que soy mucho de investigar, siempre he sabido, mucho antes de que sus visitas llegaran
Que donde vivo, lugar de misterio donde los alla,  antes de ser un barrio y que la civilización engulliera el campo, justo donde estoy era un cerro, un cerro que era conocido por todos como:

"El Cerro del Cuco"

Cuando un día,  en esos momentos en que tu mente encuentra las dos piezas que encajan,  supe que el cuco  de  mi ventana no estaba en cualquier lugar, estaba en su casa y yo, bueno yo y todos los que aquí vivimos solo somos los que un día invadimos su territorio natural.

martes, 12 de julio de 2011

La ola mas grande del mundo






Hace un par de semanas que "vivo en libertad". Mis sobrinos están de vacaciones y no vuelven hasta dentro de unos días, yo que siempre buscaba ese momento en que me dejaran leer un poco, ver algo en  la tele o echar un vistazo a vuestros blog.   Ahora... los echo tanto de menos...
Mi hermano que es el padre de los niños me manda fotos y hablo con ellos todos los días, el mayor siempre me dice:

- Tita ya no nos veremos hasta que termine el verano.

Esa frase cae en mí como una loza de pleno en todo mi corazón, parece como si el verano no fuera acabar nunca y está claro que en unos días volverán, para irse otra ves en Agosto pero ya por entonces habré pasado unas buenas jornadas con ellos.

En estos días están con sus otras titas y titos, se que se lo está pasando genial visitando la granja de cocodrilos, viendo como los barcos que desembarcan en el puerto, pescando y haciendo todo tipo de actividades marinas que es lo suyo desde que tiene uso de razón.

- Hoy he visto la ola mas grande del mundo tita y mi tito me lanzo para arriba y la hemos saltado.

- Pero tan grande era. Le pregunté

- Si tita, la ola mas grande del mundo.

Estos niños me tiene loquita...
El último día del cole fui a recogerle y le vi correr hacia mí con un papel en la mano.

- Tita lo hice para ti. lo ves, está el craquén debajo del barco de Dave Jones, la ola mas grande y los tiburones, ah y la tormenta. Lo tienes que poner en el frigorífico para que te acuerdes de mi.

- Vale, muy bien


... Y en el frigorífico lo puse, pero hace ya unos días le he buscado un lugar mucho mejor, mucho mas apropiado para esa obra maestra de un dibujante de 5 años.  Le he colocado un marco y lo colgué en el salón, un poco bajo para que cuando él llegue pueda verlo sin problemas.


domingo, 10 de julio de 2011

La última excursión (nos vamos a casa)




La despedida se palpaba en el ambiente, quizás después de 14 días llenos de emociones;  una pierna rota, un par de indigestiones, alguna pelea, aventuras y desventuras confesables e inconfesables...
Todos teniamos ganas de volver a casa, aunque sabíamos que cuando todo aquello se acabara no volveríamos a estar así, juntos nunca más, era un cúmulos de sensaciones...

Faltaban cuatro días para Nochebuena, el espíritu navideño estaba en todos nosotros.
Javier hacia días había puesto un trio de piñas en la puerta del que se había convertido ya en nuestro hogar.
La última noche organizaron una especie de reunión general alrededor de la hoguera, cantamos villancicos, contamos historias al estilo "Sucede", (de asecinos, de sombras e inquietudes) todos estábamos eufóricos por haber compartido aquellos días.

A las tres de la mañana todos estaban recogidos y durmiendo, nos habíamos quedado el mismo grupito de siempre, aunque con los días se fueron agregando y se formaron amistades de lo mas pintorescas.

- Vallamos al río y nos bañamos. Dijo alguien

- Estas loco con este frío!!!

- Venga, es nuestra última noche.

Andamos un poco y nos quedamos en la charca.

La charca era un estanque que había hecho el río de forma natural y era como un laguito, casi todos nos bañamos allí mas de una ves pero claro a las cuatro de la tarde cuando el sol de Diciembre mas calentaba.
Eran las cuatro de la madrugada cuando los 10 ó 15 nos pusimos en camino, estaba muy cerca a diez minutos.
Allí pasamos toda la noche, casi todos se terminaron tirando al agua cosa que yo no hice, el frío era mas fuerte en mí que las ganas de chapotear.
Mientras fumaba un cigarrillo y reía con las ocurrencias de mis amigos y amigas, supe que allí se acababa una de las etapas mas bonitas y cortas de mi vida, solo fueron tres años, aquel colegio se abrió nuevo en la ciudad, con profesores muy jovenes, casi todos acababan de terminar la carrera y el que mas experiencia tenía era de dar clases particulares, aquel echo provoco que se les fuera de las manos alguna que otra situación, allí fuimos a caer los repetidores, los malos estudiantes, los que estábamos tan quemados que no queríamos estudiar mas allá de un graduado escolar, sin embargo tres años nos basto para olvidar nuestro pasado de apatía y desgana estudiantil y tener ganas e ilusión por seguir el camino de los estudios.Todo gracias a aquellos profesores que ninguno de nosotros podremos olvidar nunca.
De igual forma supe con la misma intensidad y claridad que aquella excursión no fue como las demás, que no tenía nada de ver con la chica que llegó, en aquél río comenzó sin duda una etapa apasionante y loca, la etapa de la juventud, del instituto, de las fiestas, de la diversión...


- Dame una calada. Su pelo mojado goteo en mis manos mientras se sentaba a mi lado, sentí lo helada que estaba el agua.

Le cedi el cigarro .

Javi me miro y se rió
- Joder que frío!!!

- Te dije que no te metieras.

- Me da igual, dame el abrigo tía!!!

Su vos estaba temblorosa

le dio una calada y tosió fuertemente.
- Anda toma esta mierda. Apenas pude entenderle con la tos.

- Vendrás en Nochebuena a casa?

- Si me invitas claro joder!!

Acabe el cigarro y la noche siguió...



Al abrir los ojos descubrí que aún estaba  en el río, todos seguíamos allí, dormidos, mire el reloj. "eran las 7 de la mañana  mas o menos"

Desperté a Javi  y él  a los demás, salimos presurosos hacia el campamento donde nos esperaba otra ves unos profesores hartos y saturados de nuestras salidas.
Cuando nos montamos en el autobús sentí ese silencio de despedida, que aunque nos esperaban aún unos meses para fin de curso lo mejor había acabado.



jueves, 7 de julio de 2011

La última excursión (cuarta noche)



Los días transcurrían con algún que otro sobresalto, alguna caída, alguna pelea... pero nada que no se arreglara con un poco de agua oxigenada o un  apretón de manos.

La noche del Jueves, ya de madrugada, tuve que salir de mi confortable estancia dento del saco de dormir para ir a hacer pis, cuando volví y quise entrar  todos se habían reuvicado y por mucho que intentaba buscar un hueco no había manera de que ninguno de ellos moviera un músculo.

Escuché  el murmullo del  grupo de guardia; todas las noche un grupo se quedaba pendiente del fuego pero por mucho que los profesores internaran que el grupo cambiara siempre eran los mismos, el típico grupo revolucionario (ya me entendéis).

Pensé: - Bueno me iré al fuego un rato

Cogí a ciegas algo de abrigo, ¡¡el cardigan de Javier!! me estaba grande pero no tenía humor de seguir buscando.

Cuando me acerque a la hoguera sentí la mirada de todos, esas miradas que dicen...  A que viene esta aquí!!!

Me senté en el suelo apoyada a un gran tronco de un árbol caído que alguien decidió poner junto al fuero para sentarse, entonces vi el motivo de mi incómoda presencia.
Uno de los chicos escondía entre sus piernas una botella de alcohol.

- Podéis seguir bebiendo, no voy a decir una mierda.
No soy de decir palabras feas (como dice mi sobrino) y en aquellos días aún menos pero me pareció guay decirla porque todos las decían y no quería ser la corta puntos.

Entonces el chico miro a Ángel, mi amor platónico, el primer chico que me hizo sentir las mariposas en la barriga, como me gustaba dios...
Ángel asintió con la cabeza y siguieron bebiendo y charlando.
Yo en silencio me limitaba a mirar y escuchar al chico que me tenía el corazón robado.
Mi corazón se puso a mil por horas cuando él y no otro se sento justo a mi lado y me dijo en voz muy baja

- Vamos a hacernos un cigarrillo, podemos confiar en ti no?
- Claro
Me dio una palmada en la pierna como gesto de "trato echo, yo también confío en ti"

Estaba allí junto a mí haciéndose el cigarro cuando una parejita que no había parado de besarse en todo el tiempo desde que llegue se levantaron, el chico cogió una manta y dijo. - Ahora venimos

La noche transcurría apacible, hablamos de lo que haríamos al terminar el colegio, de los profesores, de todo aquél bosque que ya se quedaba pequeño porque estaba todo por explorar...
Una hora después uno de los que estábamos allí dijo.

-La pareja tarda mucho, vamos a echar un vistazo?
- Ni hablar. Dijo Ángel
- Quién se va a enterar tío?
...
En medio de aquella discusión el sueño me rindió y me quedé dormida.

Cuando desperté no había nadie en el fuego, solo una chica que dormía y Ángel junto a mí también dormido, decidí ir a mi camping  que ya volvían a estar en posición mas adecuada para que pudiese entrar y seguir durmiendo hasta el día siguiente.


                        ·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·"·""·"·"·"·

A la mañana siguiente todo el mundo sabía que aquellos dos habían hecho el amor, fue lo primero que me contó  mi hermana nada mas verme abrir los ojos. Yo no salia de mi asombro, quién lo habría contado y como se había propagado tan rápido la noticia.


Aquel día no fui a la exclusión de la mañana porque estaba apuntada en el grupo de cocina. Mi asombro fue cuando el chico protagonista del día volvió solo al campamento porque dijo que se había pegado con uno y lo habían mandado al grupo de cocina como castigo
Pelaba papas en silencio y con la cabeza gacha cuando escuche a uno de los profesores.

- Haber que eso que me enterado de que anoche en la guardia hubo jaleito
- No paso nada, me lié con una chica y ya está

El profesor le echo una buena reprimenda y justo cuando parecía que todo se estaba aplacando el profesor llamo mi atención e hizo un gesto para que me uniera a ellos.

- Es verdad que estuviste en la hoguera?
- Si porque . Le contesté con aire de despiste
- Viste algo que me debas contar?
- No vi nada. Dije
- Ya se lo que están diciendo por ahí pero yo estuve desde las tres a las cinco y media y no pasó nada importante, te lo aseguro, bueno que se liaron estos dos (gesticulé señalando al chico que se notaba la perplejidad de mi complicidad) pero que nada mas.

El chico se sentó a mi lado, cogió una patara, el cuchillo, dio el primer corte a la patata y paro un segundo.
- Gracias tía
Le miré con cara de despiste
- Por no decir lo del cigarrillo y el alcohol. Susurro a mi oído
- Yo no vi nada de eso.

Él sonrío y vio que podían confiar en mi.

Desde ese momento todo cambio porque mi acercamiento hacia el grupo rebelde del cole fue evidente.
Recuerdo que aquella tarde, ya con los últimos rayos de sol de un Viernes ajetreado, me cepillaba los dientes en el río cuando llegó Ángel, no hablamos mientras nos cepillamos juntos los dientes, enjuagaba el cepillo cuando le hice la pregunta que  me daba vueltas desde me me desperté ese día.

- Quién crees que lo ha contado?

- Ella. Dijo rotundo

- Ella, y porque?? Me sorprendió

- Para darse el pegote con sus amigas, las amigas han ido contándolo por ahí

Subimos juntos la colina para llegar a la explanada, su camping estaba justo encima de la cuesta.

- Gracias por  cubrirnos, me ha contado éste que estuviste de puta madre esta mañana
No me dio tiempo a contestar me dio un abrazo y un beso en la mejilla pero que me hizo flotar, levité hasta llegar a mi camping, con aquella sonrisa de gili que hasta Javier tuvo de decir:

- Quilla, te has fumado un porro con tu nuevo amiguito o que !!!

Aquello había sido mejor que cualquier porro.


martes, 5 de julio de 2011

La última excursión (primera noche)



Esta semana mis sobrinos están de vacaciones, eso quiere decir que yo también lo estoy, la semana pasada el mayor estuvo toda la semana  en casa conmigo, los padres trabajan desde muy temprano y nos daba pena tenerle que levantar a las 7 de la mañana  en sus vacaciones tan deseadas pero esto no es lo que os quería contar...
Esta semana estoy un poco perdida, con los tiempo cambiados ya que estoy  acostumbrada a vivir  pendiente de los niños, el caso es que he aprovechado para ver películas, esas que han pasado los años y nunca viste.
El proyecto de la bruja de blair fue una de ellas, por mucho que vi el trailer, por muchas parodias que vi nunca me dio por verla y ayer la vi.

No os voy a hablar de la peli, que bueno para pasar el rato está bien. Al verla he recordado mi última excursión del colegio.


                         -----------------0000000000----------------



Era el último año, se planeaba el mítico viaje fin de curso, hubo una votación:

1º-- Ir la clase de octavo sola como marca la tradición a un lugar que eligiéramos al final de curso.

2º-- Ir en víspera de Navidades con toda la 2ª etapa del cole ( 6º,7º y 8º) a Cazalla de la Sierra, serian dos semanas de acampada  en espacio natural y alguna que otra visita clásica de los lugares típicos de la zona.


La votación fue unanime, siempre hacíamos juntos los tres cursos las excursiones y se habian creado vínculos y amistades entre los cursos a pesar de las edades que eran variopintas.
Faltaban dos semanas para Navidad cuando comenzo aquel viaje...

Todo marchaba bien, llegamos al lugar, preparamos los camping en una gran explanada, algunos preparaban la hoguera, los profesores intentaban poner orden en algún grupo revolucionado...
Alguien dijo:
                  - Tres grupos voluntarios para recoger leña!!!!

Nuestro grupo, que era avispado hacía rato que teniamos el camping motado y uno de los nuestros dijo
Vamos a por leña!!!
Nos pareció mejor que estar metidos en el camping  muertos de frío.

Eramos cinco:
Vilches ( un repetidor experimentado).
Isabel ( la típica deportista, delantero de fútbol y todos los deportes que se le pusieran por delante)
Javier ( mi inseparable amigo, del que últimamente hablo tanto, en aquellos días pasaba desapercibido para la gran mayoría)
Ana ( mi hermana aunque también amiga y complice siempre)
Y yo  ( que no vi claro eso de recoger leña cuando la noche  estaba tan cerca)

Nos fuimos alejando rápidamente de la explanada del campamento, en un momento el  sol dejó de brillar en el horizonte y la noche cubrió toda la sierra, aún no teníamos ni un palito en nuestras manos. Recuero cuando vi la luz de la linterna que mi hermana precavida siempre metió en su bolsillo antes de salir.

- Pero porque no volvemos.  Dije convencida de que aquella oscuridad no me gustaba

- No seas cageta, llevamos linternas y estamos cerca.

No me parecía estar cerca, de echo no me parecía estar cerca de nada.

- Mirar un sendero, vamos por aquí. Dijo Javier

El sendero, típico camino de cabras, me dio cierta tranquilidad, por aquel momento ya teníamos unos buenos troncos  cada uno, pero fue en ese momento cuando escuche...

- Que es ese ruido? dijo mi hermana adelantandose al grupo

- Coño es verdad!!! exclamó vilches con aquel lenguaje soez que le caracterizaba

Y de la oscuridad, antes de que nadie pudiera escuchar nada mas un tipo se abalanzo encima de Isabel, la dejo caer al suelo y ésta,  llevada por el pánico le sacudió unas buenas patadas y puñetazos sin control, yo casi me caigo al suelo del brinco del susto, Vilches me sujeto para que no cayera, me cojio de la mano y corrimos sin control presa del pánico, corrí hasta que no pudimos mas y hasta que los gritos de auxilio de uno de nosotros nos hizo volver en sí.

- De donde vienen los gritos. Susurro vilches.

Apenas podía verle la cara, no veíamos nada, la noche nos cubrió del todo.
Mire a mi alrededor y pude ver muy lejos la luz de la linterna de mi hermana, andamos presurosos hacia ella  hasta que nos reunimos los tres, pero Javier e Isabel faltaban, eran sus gritos los que oíamos.
Tardamos mucho en encontrarlos y cuando lo hicimos vimos a Javier cogiendo los brazos de Isabel que colgaba de un precipicio, abajo el río.

Vilches que era un chico alto y robusto no tubo problemas en coger a Isabel y allí frente al precipicio pudimos recapacitar sobre lo ocurrido.
Isabel estaba magullada por los brazos, piernas incluso en la nariz tenía un arañón.
Pensamos en volver pero no teníamos ni idea donde estábamos.
Estavamos realmente perdidos, andamos sin rumbo un montón de tiempo, la sugestión y el miedo nos hacía pensar que aquél tipo nos estaba persiguiendo y salíamos a corren de buenas a primeras ....

Hasta que de pronto allá a lo lejos Javier pudo ver la luz de un fuego, andamos hacia él presurosamente.
El cansancio, el miedo a la reprimenda nos hacía temer nuestra llegada.
Cuando nos quedaba poco para llegar comenzamos a coger leñas como locos y aparecimos los cincos triunfales cargado de leñas .
Dijimos que Isabel se había caído sin darle mucha importancia al hecho.
Pasamos casi toda la noche sin dormir metidos en los sacos hablando del tema que como era natural, no podíamos contarlo a nadie.
A la mañana siguiente uno de los profesores, tocaba el silbato para echar la carrera matutina para entrar en calor, salí adormilada sin ganas de correr y pensando como poder escaquearme y cuando alze la vista vi a uno de los profesores con un tipo. Intuía cierto revuelo extraño en el ambiente.

- Que pasa. Pregunté al azar a alguien que paso

- Anoche un grupo de recogida de leñas lo llevo a su casa, iba todo borracho y se había caído. Antonio (un profesor)  y su grupo le ayudo. Viene a dar las gracias.

Si pronto había salido, mas pronto me metí dentro, dentro del saco. Anuncie lo que ocurría.

- Que hacemos? Dijo Javier
- Nada.  salimo como si nada, como nos va a reconocer si estaba borracho. Dijo Vilches
- Si nos quedamos aquí dentro si que van a sospechar. Dijo Javier

Salimos los cinco, nos pusimos los últimos de la cola y corrimos los 10 minutos de rigor, cuando terminamos el recorrido y nos dispusimos a desayunar vimos a aquel pobre hombre marcharse en la distancia, los cinco estratégicamente separados y alertas  nos mirábamos aliviados de que por fin aquello había acabado.

Nunca mas lo vimos.


Pero aquella excursión dio para mucho mas....




domingo, 3 de julio de 2011

Edward Sheriff Curtis


4 de Julio de 1776
Delaración de Independencia de E.E.U.U
____________________________


Nosotros los representantes de los Estados Unidos de América, reunidos en Congreso general, acudimos al juez supremo del mundo para hacerle testigo de la rectitud de nuestras intenciones. En el nombre y con el poder pleno del buen pueblo de estas colonias damos a conocer solemnemente y declaramos que estas colonias unidas son y por derecho han de ser Estados libres e independientes; que están exentas de todo deber de súbditos para con la Corona británica y que queda completamente rota toda conexión política entre ellas y el Estado de la Gran Bretaña, y que, como Estados libres e independientes, poseen pleno poder para hacer la guerra, concertar la paz, anudar relaciones comerciales y todos los demás actos y cosas que los Estados independientes pueden hacer por derecho. Y para robustecimiento de esta declaración, confiados a la protección de la Providencia divina, empeñamos unos a otros nuestra vida, nuestra fortuna y nuestro sagrado honor.
Tomás Jefferson, Benjamín Franklin, John Adams

______________________________________ 


Para celebrar este día os hablare de un norteamericano muy especial, nació 92 años después del día que se redacto lo que habéis leído.
Su nombre: Edward Sheriff Curtis (fotógrafo) 




Corría la primavera de 1898 cuando un grupo de indios Squaamish recolectaba los moluscos dejado por la marea, bajo la atenta mirada de un rostro pálido. Entre elllos, una vieja desdentada removía con cansancio la arena. A cambio de un dólar, el blanco logró que la anciana se dejase retratar. Tres meses después, aquella imagen se alzó con un galardón en la National Photographic Convention norteamericana.  Edward Sheriff Curtis, había encontrado su camino.


Desde el primer momento, este hombre nacido en White Water, Wisconsin (Estados Unidos) en 1868, mantuvo un intimo contacto con aquéllos a los que años mas tardes dedicaría gran parte de su vida. Ya de niño había vivido junto a tribus comos los Chipewa y los menomini, habitantes de minesota.


Su experiencias al aire libre y sus conocimientos como alpinista le permitieron rescatar del monte Rainier a un grupo de personas, entre las que se encontraba el doctor Hart Merriam, jefe del Servicio Biológico norteamericano Y glifford Pinchot, director del Departamento Forense estadounidense. Este hecho le valió para ser invitado como fotógrafo  a la expedición al mar de Bering de 1898, una apasionante aventura en la que se encontraron mas de 600  nuevas especies, mapas de territorios sin explorar hasta entonces y 500 fotografias de naturaleza salvaje.


Siendo consciente y guiado por la certeza que asistía al fin progresivo de las razas indias, Curtis decidio conservar su espíritu a través de fotografías y notas. Hasta tal punto lo hizo que se convirtió en el único blanco que participo en la danza de la serpiente, ritual secreto de los hopis que se efectúa con un crótalo* entre los dientes. Todo con un objetivo:

                  "El de fotografiar el alma de los verdaderos nativos de América del Norte"

Cien años despues de la odisea de Curtis sobreviven poco más de millón y medido de pieles rojas. No son ni la sombra de su pasado.
De una parte, la culturización que se les impone  ha provocado que posean los más altos índices de suicidios y alcoholismo de Norteamericana.
De otra, los pocos que quedan en sus reservas subsisten gracias a ridículos planes de ayuda y a los beneficios de un turismo que acude a verlos con el mismo ánimo con que se va al zoológico.

*Crótalo: Serpiente venenosa norteamericana.
                                                                            ( Revista:Magazzine)                      
                        ~~~~~~~~~~···········~~~~~~~~~~

Este relato forma parte de mi vida, es un recorte que me cedió hace unos 15 años mi mejor amigo Javier, él sabia todo  mi entusiasmo por los indios norteamericanos,el recorte aún lo tengo guardado como tantos otros en un viejo fichero. En aquella época aún íbamos al instituto los dos  juntos cada mañana en su moto, estudiamos ramas distintas pero nos la ingeniábamos para tener horarios parecidos.
Por aquellos tiempo solía llevar siempre trenzas pequeñas y algo siempre colgando de los mechones del cabello, recuerdo como mi profesor de lenguaje, un señor muy serio a primera vista pero que tenía su encanto y simpatía, solía mirarme un tanto desconcertado y recuerdo con cariño y nostalgia el día que se decidió a preguntarme:

- Pero porque te pones tantas tonterías en el pelo??

Tonterías, a demás de las trenzas que ya nombre, me colgaba realmente todo lo que me daban o encontraba, de hecho nunca compre nada;  cascabeles, plumas de pájaros, cintas de cuero entrelazadas con los mechones,  pequeñas conchas de la paya, pero claro no os asustéis todo esto no me lo ponía todo junto como si fuera un árbol de navidad claro,  las épocas, el estado de ánimo  o la nueva adquisición marcaba que llevara una cosa u otra, de echo quien me conocía sabia bien mi estado de ánimo o lo que me rondaba por mi  cabeza solo con ver lo que llevaba en el pelo.

Los indios americanos han marcado realmente cuanto menos mi época adolecente, esa en la que la rebeldía hace hacer cosas que ahora en "la madures" crees que son cosas de tipos chiflados. Aquellas pintas provocaron mas de una anécdota que en su día me causaron indignación pero que hoy comprendo que no era para menos.

Me he dado cuenta que de aquella época, hablo de unos 10 años no tengo ni una foto, se que me hice alguna pero no están en mi poder, guardo pocos recuerdo físico de mi tiempo mas rebelde, un par de cartas de  un chico muy especial, un  collar que me hizo con sus manos artesanales y poco más, aunque en mi cuarto, sobre una estantería repleta de libros aún está el espíritu de ese pasado.  Un Totem con cabeza de águila, guarda desde entonces mis sueños, no puedo deshacerme de él, es demasiado mágico y especial para mi. Esta ahí perpetuo en el tiempo guardando fielmente con su presencia  el recuerdo de todos los que se fueron y se alejaron de mi camino y como no protegiendo mi presente.