Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

sábado, 30 de julio de 2011

Velas, cartas y tertulia

Hace unos días justo antes de anochecer tuvimos un apagón general de esos que afectan a medio pueblo.
El día ya estaba acabando estábamos en plena cena, porque somos de cenar temprano, en un principio pensamos que habían saltado los fusibles pero cuando mi hermana fue a revisarlo alumbrada por un mechero descubrió que no era eso.

Mi vecina llamo al timbre:

- Tenéis luz???

- Nooooooo. dijo mi padre.

La cena transcurrió apacible e hice un paréntesis en mi media dieta comiéndole un helado para que no murieran descongelados inútilmente.
Debo confesar que en un principio me agobie "Que voy a hacer toda la noche sin luz!!!"
Ya las velas habian inundado toda la casa y mi cuñado  había ido al cajón donde tengo guardadas las cartas.

- Echemos unas partiditas no?

- A que jugamos. Dije con desgana

- ¡¡¡ Al Hijo Puta!!! Respondió mi hermana sin dar lugar a otra opción

.....    .....   .....

Mi madre se sento en una silla en el patio.

- Que bien se ven las estrellas.

- Cuando veas algo raro avisas. Dijo sonriendo mi cuñado

- ¿Algo raro? Pregunte.

- Un ovni...   ... Un fantasma

- No empieces ya con tus cosas !!! Exclamo mi madre desde el patio

- Bueno nunca se sabe, uhhhhhhhhhhhhh    Dijo susurrando y con sorna mi hermana

- No te rías de eso que cada ves que hablamos de algo así pasa algo. Dije enfadada de verdad.

- Que te ha pasado? Dijo mi madre

- No disimules que tú lo sabes...
Hace ya un par de años, llegue del trabajo, en la piscina, me quede en casa sola, ya hacía rato que tenía el cuerpo raro, con un cierto repelús, pensé en ducharme, llevaba unos deportes que yo siempre me los quito y me los pongo con los cordones puestos, me los quité en el dormitorio, fui a ducharme y al llegar nuevamente al dormitorio y sentarme en la cama por poco no me da patatús cuando vi los deportes puestos muy bien colocados en un lugar donde yo no los había puesto y con los cordones quitados.

Pensé han llegado mis padres y algunos de los dos lo ha puesto así (cosa que me parecía absurda).

Los llame pero no había nadie, estuve  sentada en la cama mirando los deportes allí puestos durante no se cuanto tiempo, medite y me dije " bueno y que voy hacer, en verdad ante una cosa así no se puede hacer nada"
Cuando al cabo de un par de hora llegaron mis padres fue lo primero que les conté pero siempre he tenido la sospecha que no se lo han creído nunca.

_______________________________

Justo al terminar mi relato  PLUM!!!!    VINO LA LUZ

- Jo que rollo. Exclamo mi hermana

- Pues si.

Decidimos apagar las luces y el televisor que se encendieron automáticamente al volver la luz y terminamos la velada de una noche a oscuras.


7 comentarios:

  1. Que rico!!! Una buena charla en la noche de verano con las estrellas por tejado...

    Me encantan las historias de misterio en noches así y la tuya me ha gustado mucho.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. Tu relato me ha recordado las comidas con mi familia, en las que nos contamos historias fantasmales y reímos sin necesidad de la luz o el televisor.
    En cuanto a tu fantasma, siempre es mejor tener uno que te ordene la casa a uno que te abra los armarios y de vueltas a los cuadros.
    Si quieres puedes pasarte por mi blog y darme tu opinión, me encantaría.
    http://lairaconira.blogspot.com/
    1 beso combustionado.

    ResponderEliminar
  3. * Rosa, la verdad es que esa noche (ocurrió esta semana) descubrí y fui consciente como cada ves que ocurre una cosa así que estamos hipnotizados por la tecnología y que la comunicación es totalmente diferente cuando estás en un ambiente, no se como llamarle, rural, pretecnológico.
    Debería haber un día al mes así, para la comunicación personal al 100%.

    Besitos :)

    *Laira, pues mirándolo desde tu punto de vista es cierto, este por lo menos fue ordenado. Pero sin duda fue algo que se me escapo de mi comprensión.
    Un besito y vuelve a visitarme cuando quieras
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  4. Que divertida noche cuando lo que creemos esencial nos falta...
    A veces estamos tan acostumbrados a las cosas cotidianas que nos parece que sin ellas no podriamos hacer nada, cuando en realidad, podemos vivir sin luz poniendo en marcha nuestra imaginación y con otras cosas básicas, como una buena charla se pasa una noche que podriamos decir mágica.

    Me gustó mucho tu relato...
    Un besazo, guapa.

    PD: Me ha hecho mucha ilusión que tengas en tu casa un trocito del barrio Bloggalada...

    ResponderEliminar
  5. * Gala, no has podido resumir mejor lo que experimente esa noche, pero tiene que pasar algo así para romper la monotonía y darnos cuenta.

    A mi también me hizo ilusión que me tuvieras en cuenta guardándome una parcelita en tu precioso barrio.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  6. De este relato me gusta que corran paralelas la tranquilidad de la noche sin luz (esa sensación que todos conocemos de repentino desamparo tecnológico) y la inquietud de las zapatillas desabrochadas. Creo que es un buen contraste, sobre todo la extrañeza del segundo detalle.
    Por cierto, tendrás que contarme cómo se juega al "Hijo de puta", suena rotundo y divertido y yo desconozco este juego.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  7. *Susana, fue una de esas noches inesperadas que todo los planes se rompen y tienes que reinventarlos al momento, ese juegos de cartas es muy divertido, lo aprendí un verano que fui de camping, terminamos siendo amigos con los vecinos de al lado y fueron ellos los que no enseñaron.
    La historia de las zapatillas es totalmente real Susana, pero nadie la cree.

    Un millar de besos

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....