Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 5 de julio de 2011

La última excursión (primera noche)



Esta semana mis sobrinos están de vacaciones, eso quiere decir que yo también lo estoy, la semana pasada el mayor estuvo toda la semana  en casa conmigo, los padres trabajan desde muy temprano y nos daba pena tenerle que levantar a las 7 de la mañana  en sus vacaciones tan deseadas pero esto no es lo que os quería contar...
Esta semana estoy un poco perdida, con los tiempo cambiados ya que estoy  acostumbrada a vivir  pendiente de los niños, el caso es que he aprovechado para ver películas, esas que han pasado los años y nunca viste.
El proyecto de la bruja de blair fue una de ellas, por mucho que vi el trailer, por muchas parodias que vi nunca me dio por verla y ayer la vi.

No os voy a hablar de la peli, que bueno para pasar el rato está bien. Al verla he recordado mi última excursión del colegio.


                         -----------------0000000000----------------



Era el último año, se planeaba el mítico viaje fin de curso, hubo una votación:

1º-- Ir la clase de octavo sola como marca la tradición a un lugar que eligiéramos al final de curso.

2º-- Ir en víspera de Navidades con toda la 2ª etapa del cole ( 6º,7º y 8º) a Cazalla de la Sierra, serian dos semanas de acampada  en espacio natural y alguna que otra visita clásica de los lugares típicos de la zona.


La votación fue unanime, siempre hacíamos juntos los tres cursos las excursiones y se habian creado vínculos y amistades entre los cursos a pesar de las edades que eran variopintas.
Faltaban dos semanas para Navidad cuando comenzo aquel viaje...

Todo marchaba bien, llegamos al lugar, preparamos los camping en una gran explanada, algunos preparaban la hoguera, los profesores intentaban poner orden en algún grupo revolucionado...
Alguien dijo:
                  - Tres grupos voluntarios para recoger leña!!!!

Nuestro grupo, que era avispado hacía rato que teniamos el camping motado y uno de los nuestros dijo
Vamos a por leña!!!
Nos pareció mejor que estar metidos en el camping  muertos de frío.

Eramos cinco:
Vilches ( un repetidor experimentado).
Isabel ( la típica deportista, delantero de fútbol y todos los deportes que se le pusieran por delante)
Javier ( mi inseparable amigo, del que últimamente hablo tanto, en aquellos días pasaba desapercibido para la gran mayoría)
Ana ( mi hermana aunque también amiga y complice siempre)
Y yo  ( que no vi claro eso de recoger leña cuando la noche  estaba tan cerca)

Nos fuimos alejando rápidamente de la explanada del campamento, en un momento el  sol dejó de brillar en el horizonte y la noche cubrió toda la sierra, aún no teníamos ni un palito en nuestras manos. Recuero cuando vi la luz de la linterna que mi hermana precavida siempre metió en su bolsillo antes de salir.

- Pero porque no volvemos.  Dije convencida de que aquella oscuridad no me gustaba

- No seas cageta, llevamos linternas y estamos cerca.

No me parecía estar cerca, de echo no me parecía estar cerca de nada.

- Mirar un sendero, vamos por aquí. Dijo Javier

El sendero, típico camino de cabras, me dio cierta tranquilidad, por aquel momento ya teníamos unos buenos troncos  cada uno, pero fue en ese momento cuando escuche...

- Que es ese ruido? dijo mi hermana adelantandose al grupo

- Coño es verdad!!! exclamó vilches con aquel lenguaje soez que le caracterizaba

Y de la oscuridad, antes de que nadie pudiera escuchar nada mas un tipo se abalanzo encima de Isabel, la dejo caer al suelo y ésta,  llevada por el pánico le sacudió unas buenas patadas y puñetazos sin control, yo casi me caigo al suelo del brinco del susto, Vilches me sujeto para que no cayera, me cojio de la mano y corrimos sin control presa del pánico, corrí hasta que no pudimos mas y hasta que los gritos de auxilio de uno de nosotros nos hizo volver en sí.

- De donde vienen los gritos. Susurro vilches.

Apenas podía verle la cara, no veíamos nada, la noche nos cubrió del todo.
Mire a mi alrededor y pude ver muy lejos la luz de la linterna de mi hermana, andamos presurosos hacia ella  hasta que nos reunimos los tres, pero Javier e Isabel faltaban, eran sus gritos los que oíamos.
Tardamos mucho en encontrarlos y cuando lo hicimos vimos a Javier cogiendo los brazos de Isabel que colgaba de un precipicio, abajo el río.

Vilches que era un chico alto y robusto no tubo problemas en coger a Isabel y allí frente al precipicio pudimos recapacitar sobre lo ocurrido.
Isabel estaba magullada por los brazos, piernas incluso en la nariz tenía un arañón.
Pensamos en volver pero no teníamos ni idea donde estábamos.
Estavamos realmente perdidos, andamos sin rumbo un montón de tiempo, la sugestión y el miedo nos hacía pensar que aquél tipo nos estaba persiguiendo y salíamos a corren de buenas a primeras ....

Hasta que de pronto allá a lo lejos Javier pudo ver la luz de un fuego, andamos hacia él presurosamente.
El cansancio, el miedo a la reprimenda nos hacía temer nuestra llegada.
Cuando nos quedaba poco para llegar comenzamos a coger leñas como locos y aparecimos los cincos triunfales cargado de leñas .
Dijimos que Isabel se había caído sin darle mucha importancia al hecho.
Pasamos casi toda la noche sin dormir metidos en los sacos hablando del tema que como era natural, no podíamos contarlo a nadie.
A la mañana siguiente uno de los profesores, tocaba el silbato para echar la carrera matutina para entrar en calor, salí adormilada sin ganas de correr y pensando como poder escaquearme y cuando alze la vista vi a uno de los profesores con un tipo. Intuía cierto revuelo extraño en el ambiente.

- Que pasa. Pregunté al azar a alguien que paso

- Anoche un grupo de recogida de leñas lo llevo a su casa, iba todo borracho y se había caído. Antonio (un profesor)  y su grupo le ayudo. Viene a dar las gracias.

Si pronto había salido, mas pronto me metí dentro, dentro del saco. Anuncie lo que ocurría.

- Que hacemos? Dijo Javier
- Nada.  salimo como si nada, como nos va a reconocer si estaba borracho. Dijo Vilches
- Si nos quedamos aquí dentro si que van a sospechar. Dijo Javier

Salimos los cinco, nos pusimos los últimos de la cola y corrimos los 10 minutos de rigor, cuando terminamos el recorrido y nos dispusimos a desayunar vimos a aquel pobre hombre marcharse en la distancia, los cinco estratégicamente separados y alertas  nos mirábamos aliviados de que por fin aquello había acabado.

Nunca mas lo vimos.


Pero aquella excursión dio para mucho mas....




9 comentarios:

  1. Vaya con el club de los cinco!!!
    Menuda aventura y menudo susto, menos mal que todo quedó en eso, un susto.
    Me ha gustado tu historia que me hace recordar mis años de campamentos...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. Qué suerte , yo nunca tuve historias así.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Narras muy bien la emoción juvenil, la sensación de aventura. Sí, a ver si hay más...

    ResponderEliminar
  4. * Rosa, curiosamente no hemos hablado nunca del tema, quizás porque cuando descubrimos de qué se trataba nos hubiera gustado ser el grupo que le ayudó a llegar a casa y no el que le pateara, pero el susto y la sugestión pudo con nosotros.
    Un beso :)

    * Reyes, me parece increíble que no tengas aventuras colegiales, quizás es que no le das el toque aventurero, todo el mundo tiene historias tú no vas a ser menos...
    Piensa veras como las encuentras....
    Un besito :)

    *Susana, me agrada que alguien como tú que escribes tan bien aprecie mis relatos, muchas gracias.
    Además con quedarte con ganas de saber mas, sin duda no te dejaré con la intriga.

    Un besito :)

    ResponderEliminar
  5. Me doy cuanta que necesito vivir más cosas aún jejjeje
    Merci por tu comentario :D no sabes lo contenta que me pones siempre jeje
    Besote sy cuidate muchoo! Disfruta un monton las vacacioneees :D

    ResponderEliminar
  6. Pequeña fantasía, siempre hay tiempo para vivir cosas, aunque la que tu estás viviendo es la que en un futuro recordarás con mas cariño y añoranza, veras.

    Me alegra mucho verte por aquí.
    Un besito :D

    ResponderEliminar
  7. WOW! Que emoción,Me gusto como narras. Me diste un susto...jajaja
    Escribes genial,no cambias nada!
    Pasé tambien para avisarte que ya esta el capitulo #17,espero que puedes leer.
    Te deseo buen noche y hermoso Jueves..¡¡Te quiero!!
    abrazos y mordiskos

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el relato y creo que muy real, si lo pilla un guinista yanki hace una pelicula seguro.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. * Tejón, Real como la vida misma,las excursiones dan para mucho como ves.

    Un besito, me alegra mucho verte por aquí :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....