Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 30 de mayo de 2011

Objeto Volador No Identificado






Basado en hechos reales
                         (como todo lo que puedes leer en este blog)



Aquel verano era uno de los mas calurosos que se recordaba, como ya sabéis mis fieles seguidores pasaba muchos días en casa de mis abuelos maternos y aquel verano me había quedado varias noches a dormir.
La noche de autos el calor era insoportable, no se movío ni una hoja  y mi abuelo tubo la genial idea de poner el colchón el el patio y dormir bajo las estrellas.
Mi abuela se quedó un rato, un par de horas podía deciros, ella no era muy dada a la aventura y a una hora prudencial se fue a la cama. Mi abuelo y yo nos quedamos solos viendo las estrellas ...

De pronto una gran ventisca hizo remover las ramas del limonero y decenas del bolsas se veían brillar mientras volaban en las alturas.

-  Uhhhhh, a que se levanta tormenta!!!
Dijo mi abuelo asombrado al igual que yo ante aquella ventisca inesperada.

De pronto ahí de golpe sobre nuestras cabezas se planto una especie de avión parecido a los espías americanos pero no se movía y giraba sobre si mismo.

_ Madre mía, eso que es !!!

Su asombro hizo que olvidara que yo estaba allí y si estaba, asombrada al igual que él, viendo aquella cosa que no llegaba a entender pero que era extraordinaria por la reacción de mi abuelo.

De pronto igual que llegó se fue, de pronto no estaba.

Avisamos a mi abuela que paso de nosotros, no nos creyo, al igual que todos a los que le contamos al día siguiente lo sucedido.
Aquellas burlas y cachondeo de todos lo que escuchaban nuestro relato parecían frustrar a mi abuelo, que constantemente repetía, Preguntale a la niña!!!
Yo lo relataba y confirmaba lo que parecía ser algo loco y absurdo.

El caso es que al día siguiente, dos días despues de aquella noche los periódicos de la provincia afirmaban:

" Cientos de llamadas de personas que aseguran haber visto un OVNI"

Entonces todo cambio, todos lo que se reían el día antes nos pedían que les dibujaramos lo que vimos, que volviéramos a contar lo que vimos y termino siendo  la historia que siempre se contaba en las reuniones familiares.

No se si era una nave extraterrestre con ET dentro, pero que era algo que 30 años después no he visto nunca mas, eso, si lo puedo decir.
Es un misterio como tantas otras cosas y como aquella serie tan mítica decía "la verdad está ahí fuera"




jueves, 26 de mayo de 2011

El Faro

OH NO!!! ha sido sin querer...

- No pasa nada yo lo arreglo, dame - cogí cuidadosamente las dos partes del faro de madera que trajo mi madre de alguna excursión de recuerdo y termino siendo el faro de la playa de la Isla del Tesoro , estaba sobre una caja de madera que hacía de montaña, los barcos estrategicamente colocados para el desembarco y los piratas esparcidos por la playa  aunque algunos ya se había adentrado en la selva ( todo eso en medio del salón por supuesto)

El pequeño me miro con cara de "sin el faro no se puede seguir jugando".

- ¿Como lo vas a pegar?
- Con un pegamento super especial que lo pega super rápido.
¿¿Tita tu lo arreglas todo??

Le miré con cara de ironía aunque él no supo captarlo y le respondí:
- Casi todo, hay algunas cosas que puedo arreglarlas aunque quiera.

Esperó unos segundo y volvió a hablar.

- Puedo coger el dominó.

Aunque en casa hay dos juegos de dominó sabia de sobra a cual se refería

- Bueno cógelo pero ya sabes ten mucho cuidado, es de mi abuelo y es lo único que tengo de él.

- ¿Donde está el abuelo?

- En el Cielo.
Supongo que es la respuesta mas fácil y menos complicada para un niño.

- Ya,  mi mamá me ha dicho que mi tito también está en el cielo.

- Claro todos vamos al cielo.

El gusano de ceda que se nos murió está con tu abuelo y el tito.

- No se, el cielo es muy grande y no creo que se conozcan, el  gusanito estará en el campo.

- Ah verdad!!!

- ¿ Y donde está el cielo?
- Pues en el cielo, arriba. señale con la mano el techo.

- En las nubes!!!

- Mas arriba de las nubes.
- Con los astronautas en otro planeta!!!
- Bueno exactamente no lo se porque nadie lo sabe, es un misterio, pero tiene que ser parecido a eso, a un planeta...
- Con los marcianos!!!
- Mas leeeeeeeeejos, ese planeta está aún mas lejos. le dije mientras sujetaba las dos partes del faro para que pegaran rápido

Entonces el pequeño empujó la última ficha del dominó y se fueron cayendo una tras otra sin dejar ninguna en pie.

- Bravo!!!

- Has visto tita, soy el campeón.

- ¿Está pegado ya el faro?

- Hagamos la prueba. Lo puse boca abajo y se mantuvo en su sitio

- Bieeeeeeen seguimos jugando!!!!!!!

Guardo el dominó en su caja y después se sentó en el suelo y aclaró lo importante:

Empecemos despues del cañonazo del faro, pero esta ves no se lo tiro para que no se rompa verdad tita?

- Tienes alguna pregunta mas que hacerme sobre lo que estábamos hablando?

- Ehhhhhhh giro la cabeza a un lado pensativo. - No no sigamos jugando.


                                                       ¬¬¬¬¬¬¬¬¬&&&&¬¬¬¬¬¬¬¬¬¬

Me resulta escalofriante que un niño tan pequeño, tan solo cinco años, tenga la idea de muerte, aunque tan abstracta y llena de fantasía que tienes casi la necesidad de no dar mas explicaciones que las que él reclama.


. Recuerdo muy bien cuando yo fui consciente de la muerte, no se la edad que tenía, pero recuerdo el momento.
Estaba sentada en un velador esperando a que mis padres trajeran los refrescos y algún aperitivo, mis dos hermanos se levantaron y jugaban correteando alrededor de la mesa, vi al fondo a mi padre con los vasos viniendo a la mesa y en ese preciso instante un gato se paro a una distancia prudencial, tanto que no no se porque tuve que fijarme en él pero lo miré, el gato se sentó me miró tal como en la foto y en ese momento un pensamiento tuve, por  primera ves de mi corta vida "Que algún día moriría".
Mi padre llegó, todos nos sentamos pero dentro de mi tenía ya una certeza de algo que hasta ese momento ni se me había pasado por la cabeza.

domingo, 22 de mayo de 2011

François

II

Habían pasado seis años en  sus vidas en común, seis largos y apasionados años, pasaron de ser adolecentes chiflados a adultos responsables, al menos ella porque él seguía igual que el día que se conocieron.
Era una tarde que presagiaba tormenta, tarde de Noviembre fría y silenciosa, salió pronto de casa  a media mañana,  tenía que arreglar algo de papeleo y después se llegaría a casa de su chico a devolverle un gorro que se había dejado olvidado en el coche de un amigo un par de noches antes, sabía muy bien lo que apreciaba ese gorro, si lo daba por perdido estaría fatal.

Llamó a la puerta y no tardó en abrir, ella se colocó previamente el gorro para hacer la gracia de "No lo has perdido". Así fue, con sus espavientos y palabras de gratitud dejaba claro que se alegraba mas por el gorro que por la persona que se lo devolvía .
Comieron juntos, para ese momento llovía a cantaros,  la lluvia golpeaba fuertemente los cristales de las ventana de la casa, aquella tarde  hicieron el amor, hacía semanas que no tenían esa clase de intimidad.
 
                                                          ~~~~~~~~~*~~~~~~~~~
Desnuda aún, sentada a los pies de la cama le miró atentamente, estaba recostado en la cama ajeno a lo que segundos mas tarde iba a escuchar:
              
             * Me voy a ir de esta casa y no voy a volver.
Él se quedó en silencio, no dijo nada. No entendió bien lo que quería decir eso de "no voy a volver"
La chica empezó a vestirse mientras le intentaba explicar los motivos.

           *Sabes igual que yo que te sientes encerrado en este lugar, que quieres volver a colgarte la mochila con la que llegastes  y andar por el mundo. Cuando te conocí no pretendías quedarte mas de 6 meses ¿recuerdas?, viniste a operarte y recuperarte, sabes igual que yo que mis metas no son las tuyas,  así que tenemos que ser honestos, yo quiero estar aquí echar raices en un lugar, tener una vida normal, con un trabajo, con una familia que me espere en casa y tu no quieres nada de eso, cojer tu mochila  y andar por ahí sin rumbo fijo, no tienes porqué quedarte mas aquí, ni tener tu casa llena de amigos de media Europa como si fuera una Okupasión, no tienes porqué inventarte mas historias para huir de aquí un par de semana, sabes que por mucho que nos queramos esto no  funciona, alguno de los dos será infeliz. Así que me voy a salir por la puerta y no volveré.

Entonces salio de la habitación, llegó a la puerta de la casa y al coger el  pomo escucho por primera ves su voz:
              _ ¿ Estás segura?  Te vas de mi casa, de mi vida así como si nada. Si tu no estás aquí yo me iré, no hago nada sin ti en este lugar.

Se giró y le vio al final del pasillo entre las sombras de una tarde tormentosa y la luz tenue del dormitorio, desnudo, con su melena en la cara y con la delgadez que siempre le atrajo tanto (esa fue la última ves que lo vio).
 Él es esa clase  hombre que toda mujer quiere tener a su lado, sincero, cariñoso y hermoso. Tiene la piel suave y fresca, siempre lleva el pelo despeinado como si no lo peinara nunca, sus cejas  de color castaño, sus ojos verdes como el campo en un día de primavera, su nariz prominente y unos labios gruesos y carnosos preparados siempre para lanzar una de sus mejores sonrisas; tiene una altura considerable y unas manos grandes con unos dedos huesudos, su voz es reconfortante.

             _ Lo sé. Dijo balbuceando con los ojos brillantes
             _ Te llevaré en mi corazón siempre pero debemos seguir nuestros caminos
Se acercó presuroso a la chica y la abrazo.
             _ Lo siento. siento no haberte dado lo suficiente.
La dejó marchar, sabía que tenía razón, que no podía luchar contra algo que era obvio.

                                                             ~~~~~~~~*~~~~~~~~
Salio  de aquella casa, llovía y corrió por las calles mientras se alejaba  nerviosa sin estar segura en ese momento de lo que  había hecho se arrepentiría algún día.   Pero al revolver la esquina se encontró de bruces con François, el amigo que llegó de visita y se quedó adosado iba ya para 3 años.
          
              * Qué ocurre. Su español era aún bastante malo a pesar de llevar años en el país.
La joven subió la mirada porque era un frances de los altos y le contó lo ocurrido.

              * ¿Le has contado lo nuestro?

François se quedó parado miestras la joven dio un par de pasos atrás hasta dejarce caer en la pared.
Las imagenes de todo lo ocurrido le pasaban por la cabeza como diapositivas enloquecidas...

François; Pronunciar su nombre me causa ternura, suena a susurro, a música lejana, a tiempos de risas y regocijos.
El pelo castaño con algunas canas salteadas, la piel blanca y con aspecto suave, sus ojos son castaños oscuros la mayoría de las veces porque son cambiantes según el día, según la luz, mirarlos es mirar un océano sin fin, profundo y en calma, brillan como las alas de las hadas en los bosques, como un lago en noche de luna llena. Siempre permanecía distante, ajeno a los demás.
El es mi pequeño tesoro.
 Es la perla que brilla en fango, el diamante que se encontró incrustado en tierras oscuras y profundas.

jueves, 19 de mayo de 2011

Sueños, esperanzas, Eutopía



Ahora que parece que es tiempo de revolución...

Medito  y examino la vida, la de mi país. Así  de pronto lo primero que se me viene a la cabeza es:

$- Si quieres viajar en buenas carretera vete a un autopistas de peaje, y lo pagas, entonces para que pagamos tantos impuestos?.
$- Si quieres darle una buena educación a tus hijos, llevártelo a la educación privada y la pagas, para que son mis impuestos?.
$- Si quieres tener una jubilación digna, paga y sácate un plan de jubilación privada, a ver como me pago esto, si con lo que me quitan en impuesto no llego ni a fin de mes, para que pago mis impuesto?.

Tengo la impresión que quieren volver atrás en la historia, los políticos parecen ser los señores feudales modernos,  se aprovechan de la manipulación del pueblo pues ellos tienen los medios para hacernos creer sus mentiras porque dominan los medios de comunicación y nos hacen creer los que a ellos le beneficia, en estos días de precampaña electoral todos sin excepción parecen estar "acojonados" porque a pocos días hay elecciones y temen que le pueda afectar a ellos claro, porque el pueblo solo le interesa para que votemos para poderce repartir el pastel entre todos, ahora están ante un pueblo que se ha mantenido  "lamiéndose las heridas sociales" en silencio, en un silencio que ya pesaba demasiado.

Ahora que parece que hemos despertado de este letargo, tengo la esperanza de que:

JUNTOS LO LOGRAREMOS CAMBIAREMOS ESTA SOCIEDAD Y RECUPERAREMOS LOS DERECHOS POR LO QUE NUESTROS PADRES LUCHARON TANTO, LA LUCHA DE NUESTROS PADRES Y ABUELOS NOS SACO DE UNA DICTADURA, NUESTRA LUCHA AHORA NOS HARA TENER UN DEMOCRACIA LIMPIA Y AUTENTICA DONDE ACABEREMOS CON LOS CHUPOPTEROS Y CARA DURAS QUE HAN TOMADO EL PODER A COSTA DE NUESTRO SUDOR Y TRABAJO.

martes, 17 de mayo de 2011

El espíritu del baile




En un tiempo tan lejano que solo había dos canales de televisión, solía pasar  muchas tardes en casa de mis abuelos.
A mi abuelo le encantaba los musicales y fred Astaire era su actor favorito, recuerdo que cuando ponían alguna en la tele  siempre en fin de semana era motivo de celebración.
En algún momento de la peli  mi abuelo se levantaba y se ponía a bailar, no tenía ni idea pero lo hacía simplemente para verme reír.
Era algo super divertido.

Resulta curioso que dos generaciones después su bisnieto sea un gran seguidor de los musicales, nadie le a inculcado ese género cinematográfico pero a él le encanta, supongo que es el espíritu del baile, del musical que se lleva dentro y cuando te atrapa no se puede dejar escapar.

El caso es que cuando veo a fred y Ginger bailar no puedo evitar recordar lo feliz que era en aquél tiempo, esa clase de felicidad que solo se tiene cuando se tienen 8 años y pasas la tarde de Sábado con tu abuelo.


sábado, 14 de mayo de 2011

La segunda oportunidad

La visita de una amiga de mi niñez me  hizo feliz esa mañana.
Era mi mejor amiga, vecina de toda la vida,  vivía tan solo a tres casas de distancia, se tuvo que mudar porque al padre lo trasladaron de ciudad por asuntos de trabajo pero nunca habíamos  perdido el contacto.
Empezamos a recordar viejas batallitas:

           - ¿te acuerdas de lo del pozo?
Como iba a olvidarlo.


                                          _________###_________


Teníamos alrededor de 11-12 años y nos habíamos hecho con una buena pandilla de amigos del barrio.
Aquel fin de semana  planeamos lo que llamábamos "irnos de gira" preparábamos los bocatas y refrescos y explorábamos una amplia zona de campo que comenzaba justo en  el lateral del barrio.

Andamos bastante, alguien sugirió hacer la parada para el bocata y así lo hicimos, nos sentamos bajo unos naranjos y allí pretendíamos pasar la tarde, jugando a fútbol, cogiendo piedras curiosas, amapolas para meter en los libros...
Llevábamos una hora cuando uno de los chicos mandó callar.

Le miramos asustados por su reacción pero al momentos escuchamos lo que él había escuchado previamente.

          - ¿De donde viene?  una de las chicas se alejo para así tener otra perspectiva del sonido

         _ De allí, vamos.

Andamos todos hacia donde venia aquel lamento canino, con la precaución ante algo desconocido pero con las ganas de saber donde estaba aquel perro que lloraba de aquella forma tan débil.

Entre los árboles el primero del grupo se acerco a un pozo que nunca vimos ya que ninguna nos adentramos tanto del camino.

Cuando me apoyé al pozo y vi aquel pobre animal tuve creo que por primera ves en mi vida rabia ante  la crueldad del hombre.
El perro llevaba una cuerda al cuello, se movía nervioso en aquel minúsculo circulo  y parecía cojear .

          - ¿Que hacemos?
          - Voy corriendo a casa, cojere una cuerda y lo saco. Aquella idea fue buena y rápida.

Esperamos allí junto al pozo menos tiempo del que imaginamos porque Fran corrió como un rayo.
Recuerdo que mientras esperamos todos estábamos en un silencio causado por la tensión de la espera,  solo de ves en cuando Carmen gritaba .

          - Tranquilo pequeño, te vamos a sacar de ahí, no llores mas !!!! como si el perro lo pudiera entender.

Lo sacamos después de muchos esfuerzos, lo llevamos a casa de uno de nosotros y le curamos las heridas.
Kim se convirtió en nuestra mascota, vivía con Fran pero los fines de semanas era de todos, todos guardábamos los huesos de pollo de las sobras de casa, los fines de semana estaba todo el tiempo con nosotros y la queríamos tanto que solo los que han tenido perros sabe el amor que se les tiene.

Kim murió cinco años después, justo antes de que el grupo desapareciera a causa de los estudias, el trabajo, en definitiva la madurez.
La enterramos muy cerca de donde la conocimos, le pusimos una gran piedra encima y volvimos a nuestras vidas sabiendo que allí se quedaba parte de nuestra niñez y adolescencia.

lunes, 9 de mayo de 2011

La mejor herencia


La abuela Margarita el destino la trajo al sur, mujer de vida dura, la pos-guerra le quitó cuatro  de sus ocho hijos, vivía en lo que se llamaba un corral de vecinos, allí vivió una de sus mejores épocas.
Una de sus vecinas un día le dio una pequeña palmerita, débil y frágil como casi todo en aquella época, era mujer de flores, tenía a su cuidado casi todas las macetas que adornaban el patio común.
Allí el ese patio cojio fuerzas, tanto que tubo que transplantarla en una maceta mayor, en esa maceta llegó al piso que con los años compraron, ahí en el descansillo de la segunda planta sin ascensor fue donde yo la conocí, me gustaba pasar la mano cuando entraba al piso en mis continuas visitas.
La abuela Margarita siempre me reñía.
        _ Niña no la dañes que me ha costado mucho trabajo que esté así.

Pero en la siguiente visita volvía a pasar la mano, me gustaba como me arañaba la palma sin hacerme demasiado daño claro.

Pasaron varios años, hasta que la abuela nos dejó, se marchó con las estrellas y entre algunas cosas sin valor mas allá que el sentimental nos llevamos a casa la palmera, la transplantamos varias veces hasta que no había tiesto donde plantarla, así que a votación familiar se decidió plantarla en la plazoleta del barrio.

Ahí está desde hace 25 años, desde casa la puedo ver cada día y os aseguro que son muchos los días que me quedo mirándola y pienso:
            _ Si la abuela la viera no se lo creería, está inmensa, cada año vienen a podarla y la dejan requetebonita.

No hay duda que esta es la mejor herencia de pude tener.

jueves, 5 de mayo de 2011

ECM


Era un día cualquiera, hace ya muchos años, había quedado con una amiga para ir al cine, eran solo unas adolecente por lo que su medio de transporte era la moto; hiciera frío o calor, lloviera o venteara en la moto se montaban y recorrían en ella toda la ciudad.  Esa noche al volver a casa al bajarse de la moto pisó mal  y callo al suelo golpeándose fuertemente la cabeza con el quicio de la puerta de su casa.       
Entonces comenzó todo:
*Sintió como su cerebro se movió por dentro, como si dentro de la cabeza tuviera  agua y se agitara de un lado a otro sin control.
*Seguidamente sintió que no se podía mover, ella quería incorporarce, había sido una caída estúpida pero algo no iba bien porque de pronto descubrió que la moto había desaparecido, incluso el coche que estaba aparcado en la  acera de enfrente ya no estaba, su amiga se había esfumado igualmente y entonces comenzo a perder el control, pero el pánico que sentía le impedía llorar, gritar o hacer algo, solo quería mover las piernas  pero los pies no se movían, estaban agarrotados.

*De pronto vio que la calle tenía una luz distinta y que a unos 10 metros de donde ella se encontraba había como una lona negra o una pared, la calle se cortaba ahí,  no se veía mas allá de esa pared y fue de ahí de donde salió un hombre que andaba presuroso pero sin agitación.
Pensó: 
       - Un vecino a visto lo que ha ocurrido y viene a ayudar, gracias, gracias.

* Cuando se acerco descubrió que no conocía a ese hombre, no era ningún vecino .
La joven seguía sin poder hablar, el pánico seguía dentro de ella, pero ese hombre  se agachó, cogió la mano de la chica y le dijo:
      - No te preocupes, no tengas miedo, tranquila ya vienen, ya está aquí, no te muevas que no puedes ahora pero cuando llegue podrás.

Sentía el calor de su mano y sus palabras le tranquilizaron.
* Entonces como cuando suena el despertador en la mañana cuando estás en pleno sueño,  despertó y vio a su amiga y a su hermana saliendo de su casa preocupada por su estado.

* Descubrió entonces que los pies se habían quedado cogidos con la rueda trasera de la moto, que solo había pasado 15 ó 20  segundos y que lo que había visto y sentido no era normal.

Desde entonces tiene un dilema, quien era ese tipo que apareció de la nada en aquella situación , existe de verdad  una dimensión distinta a la que conocemos, fue una especie de Angel de la Guarda o fue producto de una fantasía que reprodujo su cerebro.
Si fue un ECM (experiencia cercana a la muerte)  es totalmente distinta a la que escuchaba por ahí, ella no vio ningún túnel, ni vio a familiares esperándole, lo que si es verdad es que su experiencia es cuanto menos inquietante.         



                        

lunes, 2 de mayo de 2011

Moby Dick

Hacía años que la conocía y hasta aquella madrugada de desvelo no tuvo la confianza para contarme parte de lo que su corazón guardaba:

* Cuando pienso en mi mundo interior lo imagino como esos laberintos de los palacios, con una entrada grande y de un frondoso verde esperanza, laberinto de paredes de enredaderas, flores y algunos vichejos, que aunque se que están ahí no me molestan, de ves en cuando hay unos bancos para descansar y no sentirte perdida.
En ese laberinto están  todos mis recuerdos y entre ellos los de mis  amores,  de los hombres que robaron mi corazón, que lo hicieron alegremente, sin pesar ni lamentaciones, que se llevaron parte de mi ser y yo me quede con parte de ellos igualmente.

                                                                      @@@

- Ayer me levante de madrugada.  Me dijo casi en susurros.

Abrí los ojos en mitad de la noche pensé en él, no se porqué , hacía años que desapareció de mis pensamientos, no lo veo desde hace 10 años o mas no se, el caso es que anoche se me metió en la cabeza.  Me desvele por completo y recordé que cuando compartía la vida con él y me despertaba a su lado me quedaba mirando como dormía y siempre terminaba despertándose.
En primavera y verano solíamos subir a la azotea reliados en la sábana y veíamos amanecer juntos.


Recuerdo que no hablábamos, cuando el sol estaba fuera siempre me decía lo mismo era ya como una frase ritual no se... a mi me gustaba:

- Hoy día tal (decía la fecha de ese día)  hemos visto un amanecer único que no volveremos a ver nunca y tenemos todo un día para mejorar la historia.
(La historia se refería a su vida, a la mía, a la historia que es el vivir en definitiva)

                                                                   @@@

 

Solía leerme en la cama.
Moby Dick
No había sido nunca buen estudiante  y la lectura nunca fue su fuerte, un día vimos una película que salia una escena en la que él le leía a ella y me confeso que le gustaría poder leerle así a alguien pero que le daba vergüenza.
¿Vergüenza, de leer?
Una semana después fuimos a la biblioteca con una escusa y elegimos un libro para leer en la cama.
El que leía elejia.

- Moby Dick . dijo sonriente
- De qué te ríes.  dije.
- Es el mas gordo, así te tendré enganchada a mi cama mas tiempo.

Termine comprando el libro porque su fluidez de lectura no era la idónea y tardamos meses en terminarlo.
Cuando miro el libro en la estantería de casa me doy cuenta que no solo es un libro con 671 páginas sino que entre cada una de esas páginas está mi propia  historia...

                                                                  @@@

Me sorprendía aquella historia, nunca me había hablado de aquel joven, la veía con pesar y añoranza.
Se lo tuve que preguntar:
-¿ Porqué te dejó?
- No me dejó. yo le dejé a él. Pero eso es otra historia, quizás te la cuente otro día ya se hizo tarde.