Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

miércoles, 28 de junio de 2017

Indeleble




Guárdame entre tus manos,  cuida la esencia de lo nuestro.
Compártelo con quien quieras, grítalo al viento o guárdalo como uno de esos secretos.
Guarda las letras que brotan imperfectas y desbordadas de sentimientos.
Cuida de estas letras tímidas y discretas que nacen desbocadas sin intención ni perspectivas.

En ellas están los instantes atesorados en mi plano mental.
Los momentos compartidos a poquitos;
remolinos de risas y perturbadores recuerdos,  
heridas abiertas por donde se escapan los viejos sueños,
y ensoñaciones compartidas de un futuro amable. 


Incluso en nuestra distancia estás en mi,
con un goteo de tu sabia,
flotas sobre el remolino libre de mis pensamientos.
Insistes en ser ese hombre  que no veo.
sólo he de asomarme a la ventana para poder ver tu alma
Corazón adentro
En un viaje por mis venas
persistes en mí
Indeleble

Seré tu presente perpetuo, 
Estaré a tu lado siempre en tus sueños,  hasta que el camino me deje...
Si algún día nos alejamos no habrá despedidas ni palabras cordiales, 
Lo haré en silencio, me desvaneceré como la niebla al medio día.
Aún así estaré siempre en ti. 
Indeleble

Estaré siempre contigo,
y veo como el tiempo dibujó una curva en modo de arcoíris,
por donde se desbordan las letras y ese amago en forma de poesía,
de pensamiento sin domesticar.
Sintiendo el vértigo de la palabra escrita. 
Esa que sobrevive a todos los tiempos y a todas nuestras vidas vividas en una.
Compártelo con quien quieras, grítalo al viento o guárdalo como uno de esos secretos.
Cuida de la esencia de lo nuestro
Guárdame entre tus manos

Cuida de tu Tesoro 
Nadie se cruza en tu vida por casualidad, por accidente...  la persona que llega a tu vida es la persona correcta en ese momento y ese tramo de vida.  Llega  para hacernos aprender, avanzar o simplemente para volver a vivir y ser feliz.


Mi vida es sencilla,  sin demasiadas cosas buenas, sin demasiadas cosas malas, es lineal, tranquila  y templada como un lago en verano. Adoro mi hogar,  la gente que vive conmigo, las aventuras que no planeo, las meriendas; me encantaría no hacer otra cosa  que merendar,  por la mañana, por la tarde, por la noche... capuchino con todo... tartas, chocolate o pastelitos. Pero lo que más me gusta es poder escaparme contigo, como Tom Sawyer se escapaba a ver a Jim. Entrar por la ventana como una luciérnaga en verano  y colarme en su cama tan grande como el mas grande  de los mares, y deslizarme como gata salvaje en la selva hasta llegar a su lado, a veces ya duerme cuando llego, intento no moverme para no perturbar su sueño ligero, otras veces aún está despierto  y podemos hablar de lo poco que nos queda por contar. Me gusta que me hable flojito, que enlacemos las manos y quedarnos dormidos dados de la mano  para no perdernos en nuestros sueños compartidos. Nos despertamos y volvemos a nuestras vidas, a nuestros días ajetreados, compartidos o solitarios, de alegrías o tristezas, según la suerte y el azar... pero sabemos que pase lo que pase, siempre volveremos a casa,  volveré a escurrirme cada noche para estar a su lado y dejar que me robe ese beso, ese que me sabe a regaliz y gominolas, el que me hace pensarle en cualquier momento del día y me recuerda  que por complicada que parezca la vida cuando menos te lo esperes aparecerá la alegría para quedarse. 






14 comentarios:

  1. Hay gente afortunada en est mundo nuestro, ser objeto de estas palabras, digo que debe dar un halo luminoso, una alegria profunda y serena de saberse recinocido en su mejor versión. ¡Qué no daria por ser ese ese hombre invisible! ( sobre todo por las noches); voy acostumbrarme merendar por si un día me convierto en afortunado o en merienda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) sr.afortunado. .. le invitaría a todas mis Meriendas

      Eliminar
  2. La vida bien vivida, Nieves, aceptando, compartiendo, amando, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Con esa predisposición y fuerza, difícil es, que una pareja rompa, y sobre todo si hay buena cosa de dulces, como chocolate y pastelitos.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  4. Bonito y largo texto. Todos merecemos alguien indeleble. Y de esas pequeñas cosas que hacen que nuestra vida sea mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Que bonito es verla desvestirse el alma; colgar su ropa en un cordel para que se airee su piel de noches selváticas, a la vusta de rodos los afortunados que vivimos en su calle.

    ResponderEliminar
  6. Una prosa poética con imágenes bien bordadas y llenas de serenidad.
    Un abrazote, Nieves.

    ResponderEliminar
  7. A ver si la alegría aparece por aquí y se queda...

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muy filosófico, y muy explícito, pero me ha gustado toda la definición en sí.

    ResponderEliminar
  9. Que nunca se borre y se quede la alegría!

    Besos

    PD: me encanta como escribes =))))

    ResponderEliminar
  10. Precioso, Nieves, cuánta sabiduría de vida. Besos 🌹

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tanto cariño, por vuestras visitas siempre tan encantadoras. Por hacerme siempre sornreir y hacer que me sienta parte de vuestros trocitos de vida

    GRACIAS !!!


    :)

    ResponderEliminar
  12. Lo de las meriendas parece una buena elección.

    Lo de tener alguien que alegre los días con una charla nocturna es algo impagable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las meriendas y compartir trocitos de vida con alegría es lo mejor de mundo Guille.
      Lo chulo es descubrir a esa persona especial con la que compartirlo es un regalo de vida :)

      Besitos

      Eliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....