Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 24 de octubre de 2016

Cuando la magia se convierte en casualidad




Tanto sube el nivel
El mar
se derrama ahogandome
solo hay arena


En ocasiones nos empeñamos en creer en las personas.  Yo lo hago continuamente. Confiar en la buena voluntad de las personas y que  actúen con la sencillez y naturalidad con la que tú actúas.  Sin embargo sigo siendo la misma ilusa de antaño, con la diferencia  de que ya  permanezco impasible cuando la verdad se desata. 

Aquellas palabras eran como revelación tibetana en los labios de una muchacha con básica apariencia.
La dejé hablar, permanecí en silencio para no interrumpirla.

No hay cosa peor que dejar de creer en las personas. Hoy lo he recordado, así, de golpe. He recordado esa sensación. Cuando la verdad se desata como tormenta en un mar de asombro. Cuando miras al frente  y ves estrategia  en aquellos ojos que fueron tan dulces en otro tiempo,  a los que nunca cuestionaste, a los que nunca hubieras traicionado. Debo confesar que siempre lo supe... nunca me miró a los ojos, pese a que nunca me fie de quien no me mira a los ojos esta vez quise buscarle escusas. Hoy he recordado aquella sensación de sentir como descubriste el truco, la mentira,  como el mago se convierte en actor,  la hechicera en actriz, de como la magia  se convirte en terrenal casualidad.  Notas impasible y con cierta tristeza como la cuerda, el vínculo que os unía se rompió y os alejais despacito...  como Wilsom en la película de naufrago ¿sabes cual es?.
Ves como la verdad se derrama y quieres recogerla, intentas detener la marea, que sube, sube y el mar se desata,  y la magia se acaba y la terrenal casualidad cobra sentido...

Podía haberle dicho cualquier cosa, cualquier mentira  poética, como bálsamo tibetano, ¿Quién no ha camuflado ciertas verdades para apaciguar la inquietud de un@ amig@? pero opté por la verdad, no hay ruptura mas segura que perder la confianza en alguien, cuando descubres su estrategia y su doble fondo. Cuando de pronto, simplemente no le crees. Nunca hay que confiar de quien no mira a los ojos.
Entendía todo su argumento, toda su perplejidad, porque  yo también he sentido alguna vez como el nivel de mi mar en calma rebosaba, derramando toda la verdad y ahogándome en ella he descubierto que en mi  apacible mar azul, tras derramarse la verdad, solo había arena...





~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


http://encuentrosantesdelalba.blogspot.com.es/




9 comentarios:

  1. Yo siempre confío. Cada persona nueva qe me roza tiene ese derecho. No le hago pagar por los pecados de las que anteriormente perdieron esa confianza.

    Pero si fallan no vuelven a recuperarla. No olvido. Quién falla una vez...

    ResponderEliminar
  2. Uno va creyendo una y otra vez aunque nos hayan mentido, hasta que un día dice basta. Eso es absolutamente personal, aunque nuestra intención sea dar a quien nos la pide la opinión que no quiere escuchar, esa persona dejará de creer cuando su propio corazón se lo mande. Un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  3. Cada persona es única, no por una deben pagar todas......

    Besos =))))

    ResponderEliminar
  4. No confío en las personas.
    A las pruebas me remito, guerras, codicia, miseria, corrupción, odio, delitos, falsedad, hipocresía.... y paro ya para no amargarte el post.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Uff confiar en las personas. Cada vez parece más difícil. No sé si seré un caso perdido ya jaja

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo antes miraba a los ojos y veía tantas cosas que deje de hacerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Cada vez el asunto invita menos a confiar en las personas, pero si ya llegamos hasta el extremo de no confiar en nadie, acabaremos cogiendo moscas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Muchisimas gracias por compartir vuestros pensamientos y comentar con tanta simpatía...

    Mil besos y feliz día

    :)

    ResponderEliminar
  9. Pues a pesar de todo y aunque cueste,hay que seguir creyendo en las personas.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....