Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

sábado, 15 de octubre de 2016

Calabaza



Nada hubiera hecho presagiar aquel acontecimiento tan delicioso.  Su propuesta no era nueva, ni sus ganas habían estado ocultas.

La luz de las farolas de la calle, 
anaranjadas y tenues, 
la luz de la media luna de las noches de otoño,
las sábanas cubriendo los cuerpos en la madrugada,
ella dormía apacible,
acurrucada, 
respirando sobre él,
ajena a que era contemplada
y deseada aún más que antes,
tenerla en la cama con él,
con sus cabellos en su boca,
con su mano enlazada  a la suya,
era algo que había pensado mil noches,
que sus constantes negativas lo habían apaleado mil días.
Hoy. Esta madrugada...
Cuento esto como el milagro con el que no contaba.
Porque para un cuarentón errante y vagabundo
decepcionado de toda civilización
verse refugiado en esta clase de poesía 
solo puede verse como el milagro con el que no contaba.


Nada hubiera hecho presagiar aquel acontecimiento tan delicioso.  Ella soñaba como una princesa de marfil.  La calabaza se hizo hogar.





11 comentarios:

  1. Qué relato pleno de poesía, Nieves, ojalá sea una realidad, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. La vida nos da unas veces regalos inesperados y otras veces arremete contra nosotros como una fiera salvaje. Y sin avisar. Por eso lo que viene bueno tenemos que disfrutarlo como si no hubiera un mañana. Carpe diem. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Esperó tanto, supo hacerlo y su perseverancia lo llevó a buen puerto.
    Un abrazote, Nieves.

    ResponderEliminar
  4. Ay qué bonitoooooooooo! espero sea realidad....sí!!!

    =)))) besos muchos ;)

    ResponderEliminar

  5. Entro y me siento en tu casa para leerte con mucho gusto. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. A veces los sueños se hacen realidad...Y cuando pasa.. te crees que sigues soñado..Es maravillosoooo!!!
    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  7. La poesía siempre florece en lugares inóspitos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La poesía obra milagros.
    Cada día.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Carpe diem como dice jfbmurcia
    La vida y su poesía como indicais otros
    Y las romanticas, desean que sea cierto eso de ser princesa durmiente, aunque se sienta de marfil :)
    No es facil encontrar castillos, a veces la perceverancia consigue la rendición.
    A veces descubres que las calabazas pueden ser hogar.

    Mil besos a todos vosotros por compartir vuestras inquietudes, y esas ganas de que la poesia fluya :)

    ResponderEliminar
  10. hogar no es una casa, es la persona con quien se quiere estar

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....