Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 9 de octubre de 2016

Causas perdidas




¿Por donde empiezo? 

Cuando alguien te hace esa pregunta intentas recordar por donde empezaste tú.   Cuando se pierde el rumbo de la vida, cuando descubres que el camino que recorres no llega a ninguna parte lo primero es pararte.  De qué sirve avanzar en un camino que no te aporta, que no llena  ni te lleva a ningún lado.  Es fácil recorrer el camino sencillo, ese que tienes frente a ti aún sabiendo que es una pérdida de tiempo, un callejón sin salida o el mismo camino que recorriste tiempo atrás.



Empieza por la semilla. 


Hay veces que la siembra se malogra,  llegan tormentas, la descuidas por pereza, llegan  rebaños que la pisan, gigantes que la arrasan  y cuando te das cuenta estás cuidando una vida vacía como tierra baldía.
Así que párate y remueve la tierra, quita las malas hierbas y derrama sobre ella las mejores de tus semillas, derrama sobre tu vida los  mejores pensamientos y proyectos, esos sueños que aún pueden crecer, que aún tienen tiempo de ser.


¿Y si no tengo fuerzas para todo eso?

La vida nunca te deja sol@, siempre encuentras a esa clase de personas que te descubre y te recompone  todas tus partes rotas.  La vida pasa muy deprisa aunque nos parezca todo lo contario cuando tenemos el alma rota o el  camino que recorremos no nos gusta.
La vida nunca te deja sol@, siempre hay quien se levanta antes del alba para regar sus propias semillas de vida y riega las tuyas sabiendo de tu desgana.

¿Y si esas semillas las riega esa  persona no se convierten en suyas por derecho?

No. Claro que no, son tus sueños, tu vida, tu camino.  Todo hemos tenido un momento en que la vida nos pesa demasiado y alguien nos ayudó a seguir adelante; a abrirnos los ojos, a remover la tierra de los sueños perdidos y  cuidarla cuando nosotros no queríamos comenzar de nuevo, agotados de tanta vida,  ¿Quien no ha sentido un peso así alguna vez? .  Esas personas terminan alejándose de nuestro camino, nos recomponen y se marchan,  de echo pocas personas son las que deciden compartir la aventura del vivir  en lo bueno y lo malo, en la salud y la enfermedad, en la riqueza y la pobreza, y que conste que no hablo del matrimonio ya  que sea cual sea el vínculo todo eso es compartir la vida.

Pero la verdad es que un@ sabe que cuando crecen esos sueños, cuando  el árbol de la vida crece y tú te sientas orgullos@ bajo la sombra de sus ramas sabes que una de ellas es suya.  Cuando el árbol de tu vida da cobijo, cuando le hablas y lo cuidas cada día sabiendo que por muy grande y fuerte que parezca siempre hay que amarlo, cada día a cada rato, en lo más profundo de ti, sabes que parte de sus raices y de sus ramas pertenecen a esa persona. A ese ser que intentó recomponer todas tus partes rotas... 

El tiempo pasa rápido,  fugaz, un día sin saber cómo nos tumbamos bajo la hierba fresca a la sombra de tu árbol amoroso y lo miramos complaciente aún sabiendo que siempre pudo ser más alto, más fuerte... pero nada es perfecto en esta vida, a los que nos robaron el corazón a cucharadas lo sabemos bien, rellenamos su hueco, con piedras, con hojas delicadas de otoño, de inventos e historias bonitas, nos esforzamos en hacer latir un corazón que se petrificó hace demasiado, nos esforzamos en tener esperanza cuando la sabia del árbol  que es la sangre de nuestras venas nos recuerda que la esperanza es la mentira más grande que nos quedó. Que lo que está muerto no puedo morir y que la apariencia de los árboles de un bosque arrasado por el fuego... raramente es sincera.

El tiempo pasa rápido,  fugaz, un día sin saber cómo nos tumbamos bajo la hierba fresca a la sombra de tu árbol amoroso y sabrás que utilizaste las semillas adecuadas, y los suaves vientos te mecerán porque la vida nunca te deja sol@, siempre encuentras a esa clase de personas que te descubre y te recompone  todas tus partes rotas.






~~~~~~~~~~~~~~~~~~



http://encuentrosantesdelalba.blogspot.com.es/





12 comentarios:

  1. Mensaje muy positivo. Ojalá que todas las personas que vagan por la vida sin rumbo encontraran ese ángel de la guarda que tú describes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Nieves, vos sos la autora de este mensaje tan maravilloso? Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Claro que si Cristina. Imagino que estaba inspirada o el corazón de piedras y hojas delicadas de otoño le dio por susurrar...
    Gracias por tu expresividad tan positiva :)

    ResponderEliminar
  4. Hermoso post, Nieves.
    Algunas veces un@ no sabe ver lo evidente.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Cuando un fuego se acaba, quedan cenizas.

    No te calentaran.

    Para eso hay que encender un fuego nuevo.

    Una vez que se ha entendido eso, se olvida el fuego que fue y se concentran todas las energías en el que será.

    Por cierto, si un barco a naufragado es muy recomendable no construir el siguiente con los mismos planos.

    ResponderEliminar
  6. DE niño aprendí que nada es eterno y que el que ama sufre, en ese entendido comencé a andar con pasos cortos y deteniéndome a cada rato y observando el panorama. También aprendí a ser feliz sin necesitar de otra persona.Por lo tanto, los golpes de la vida no fueron dolorosos, pues inmediatamente me levantaba e iba en busca de otros amores o distracciones o lo que fuese. Cuando comenzaba a enamorarme, salia y no volvía jamas.

    Besos


    ResponderEliminar
  7. Me encanta lo que dices, a veces una persona llega a tu vida y te ayuda con lo que te está sucediendo y así como llega, cuando ha cumplido su misión, se va...por eso dicen que no hay casualidades, sino causalidades y yo lo creo!!

    Besos Nieves, eres un SOL =))))

    ResponderEliminar
  8. Bellas reflexiones que nos recuerdan lo efímero que es todo, cómo el tiempo vuela raudo como un pájaro y cuántas cosas nos quedan por hacer, cuántas compañías podemos encontrar siempre en el duro camino de la vida.
    Un gran abrazo, Nieves.

    ResponderEliminar
  9. Me conmueve tu optimismo.
    Es más, casi lo envidio.
    La realidad que yo veo, no sólo la mía, no suele ser así.

    Besos.

    ResponderEliminar

  10. Muchas gracias por vuestra visita y por vuestras amables palabras que dan en la diana a "mi corazón petrificado"

    Un abrazo fuerte a cada un@ de vosotr@s que sois así porque si rayitos de sol en mis días cotidianos.

    :)

    ResponderEliminar
  11. Nieves cada día te superas más....Me ha encantado tu relato, es una mezcla de sentimientos espectacular!!!
    Mil besos!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....