Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 29 de agosto de 2016

PrinciPios



Charlotte nació en las tierras del hielo y de los renos pero después de una vida rocambolesca  de varias familias de acogida terminó siendo la vecina de Nico. 
Él era uno de esos niños que siempre andaba con la bicicleta y sus dos mejores amigos. Nada de niñas, era algo que a sus doce años no le interesaba para nada.  
La madre de Charlotte comentó a la de Nico que estaría bien que su Charlotte pasara algunas tardes con Nico para aprender el idioma " No hay nada mejor que aprender el idioma con niños de tu edad".  A Nico no le hizo ni pizca de gracia pero su madre accedió a que pudiera coger la consola cuando estaba con ella aún siento día  entre semana y eso a él le gustó.- Bien podía aguantar a una niña si a cambio podía tener su juego preferido en esa consola restringida de lunes a viernes antes de la llegada de su vecina-

Los meses fueron pasando y bueno... Charlotte se convirtió en su tercera mejor amiga.  Incluso le aprendió a andar en bicicleta para que pudiera ir a explorar con ellos y a nadar para que pudiera ir a la piscina.
Hace  un par de meses  la desgracia volvió a la vida de la niña, porque hay gente que parece ir de la mano de la mala suerte y la desgracia.  Los padres adoptivos de Charlotte  murieron en un accidente de carretera... volviéndose  a quedar sola.
Los padres de Nico hablaron con los asistentes sociales que llevaban el caso de la niña. Nico y ella habían creado un vínculo y ellos estaban dispuesto a acogerla si se pudiera hacer, así que durante aquellas últimas  semanas Charlotte vivió en la casa de los García.

- No te preocupes, puede que  todo se arregle  y puedas quedarte en casa, mis padres serán tus padres, Silvia será tu hermana y...

- Tú serás mi hermano - siguió ella terminando la frase dándola por echo-

- Bueno, eso es diferente... yo no seré tu hermano

- ¿ Y porqué no?

- Pues porqué no... Serás mi amiga y puede que puedas venir conmigo al baile de fin de curso, yo nunca he ido, y a ese baile  no se va con las hermanas,  se podría ir claro, pero resultaría raro...


Ella le miró desconcertada y él le dio un rápido y avergonzado beso.  El primer beso que daba en su vida.  Ese beso que se da a los 12 años  con miedo y sin prejuicios.





~~~~~~~~~~~~~~~




http://encuentrosantesdelalba.blogspot.com.es/





8 comentarios:

  1. Estaba por escribir ¿beso a los 12 años? Más recordé...

    ResponderEliminar
  2. Siguiendo a Chaly, el mío fue a los 13 y por verdadero amor! Claro que para él no fue así pero esa es otra historia. Hermoso relato Nieves, ojalá se hayan podido conformar como familia, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Encontrar una familia y también el primer amor... quizás la mala suerte de Charlotte se revierta esta vez.
    Besotes, Nieves.

    ResponderEliminar
  4. muy bueno, cuantos recuerdos me traes.
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Lo que podría ser parte de una bonita historia más extensa. Los primeros inocentes amores, los que se quedan en la memoria para siempre, en los que no se tiene miedo a nada. Me gustó. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Historias para el recuerdo, por la nostalgia que se siente, pero es bonito recordar.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  7. Muchísimas gracias amig@s poor compartir vuestros recuerdos y ser siempre tan amables.
    Os deseo un feliz día y como siempre... nos seguimos leyendo :)

    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  8. Bonito relato Nieves!! es verdad que al leerlo nos trae recuerdos de los primeros amores...y es verdad que no se tiene miedo a nada...cuánto tiempooo..
    Mil besos!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....