Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 20 de julio de 2012

Que parezca un accidente


Pensó la joven al ver desde la distancia a aquel perro jugueteando con el chorro de agua.
Aquella mañana había sido un infierno...
Las 14:24     y      37 grados     -marcaba el reloj de la plaza-
Había visitado las oficinas del INEM
Había recorrido los 12 establecimientos que se había propuesto para dejar amablemente y con la mejor sonrisa  sus trabajados  curriculum.
Una mañana más en su recorrido ya habitual que recorría  como un automata...






















Desde muy lejos, conforme se iba acercando veía aquel perro que  esperara pacientemente a que saliera el chorro de agua  de una fuente en el suelo,  el chorro salia intermitentemente.
El perro abría la boca nervioso para beber y jugar con el agua.
También vio  el que parecía ser su dueño que  lo vigilaba a una distancia prudencial, fuera del perímetro de la fuente.

Apenas había nadie por las calles, algún rezagado como ella.   A esas horas todos estaban refugiados en casa con el aire acondicionado puesto a tope, - el recibo de la luz ya vendrá... pero estas calores no se pueden aguantar-

En  ese momento una chicharra agitó sus alas, su canto le chirrió en los oídos como si proviniera de las puertas del mismísimo infierno,  - ya andaba cerca de ese lugar, "el infierno", dentro de tres meses dejaría de tener ingresos y no tendría mas remedio que ir  a vivir con la tía Remeditos... y eso no lo quería ni pensar-


Las gotas de sudor le hacían sentirse incómoda, el moño alto que con tanto esmero se colocó a las 9 de la mañana comenzaba a ser moño bajo desgreñado.

De pronto unas  micro gotas de agua  procedentes  de la fuente le dieron de pleno en el rostro...
Andaba con paso firme con aspecto despistado, miraba la acera de enfrente como la que algo muy interesante le llamaba la atención y...

Antes de que se diera cuenta estaba justo al lado del perro... encima de otro de los múltiples chorros de la fuente...
Un acto reflejo de asombro no hizo sospechar nada, se puso las manos en la cabeza y se quedó allí clavada,  la gomilla del moño calló al suelo empapando aún mas su melena,  notaba la refescante sensación del agua en su cuerpo, eliminó el sudor... el agobio....

- Chiquilla... que te ha pasado!!! Ten mas cuidado por donde vas.... Te has puesto empapapada!!!!!!! Exclamo agitado el dueño del perro


- No me he dado cuenta! andaba despistada...  No se preocupe estoy cerca de casa.


La joven terminó el trayecto a casa de lo mas fresca y aliviada, aquel acto había sido de lo mas premeditado pero ciertos impulsos  es mejor ...   que parezcan un accidente....




3 comentarios:

  1. hay que animarse, aunque con esa temperatura....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, cuando leí el título pensé, no puede ser que mi niña se haya vuelto una mafiosa! jajaja, pero ya veo que no, que estaba equivocada del todo.
    La verdad es que hay situaciones en las que si parece un accidente no se hace tanto el ridículo y uno se quedan tan fresquito bajo un chorro de agua en verano.. sobre todo con 37 grados a la sombra.

    Me he reido mucho viendote como mafiosilla... y descubriendo la verdad del moño deshecho.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  3. * Lapislazuli, Precisamente este acto impulsivo de la protagonista parece como un "A la Mierda!" -perdón por la expresión- que yo me salto las normas de lo que se estipula como correcto y me voy a divertir un rato... ¿no crees que pueda ser así?

    Un abrazo :)


    * Gala, Te habrás dado cuenta ya que me gusta jugar con los títulos para que parezcan lo que no es, para sorprenderos!

    Hay momentos que tienes impulsos como la protagonista y los frenas por pensar QUE DIRÁN.
    Gala cuantas veces habré pasado yo por una de esas fuentes y he tenido ese impulso....

    Cuando te leo reírte me contagias tu risa. Gracias!!!

    Un besito :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....