Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 31 de octubre de 2017

Inquilino



Llegó Septiembre, el mes de las mudanzas y los comienzos.  Un grupo de amigos; unos trabajando y otros estudiando alquilaron un piso.  La casera desde el principio les pareció bastante peculiar en sus actos.  El piso tenía seis  habitaciones pero les advirtió con escusas banales  que solo utilizaran cinco. Alegó que esa habitación estaba sin pintar y con algunos desperfectos.

Cuando preguntaron a la casera si aceptaba mascotas, una perra no demasiado grande, buena y educada, la casera la miró y sacó de su bolso un péndulo.  Lo puso en movimiento y a los minutos aceptó a la mascota.  Todos rieron durante días recordando ese momento.

Pasado un tiempo todos pensaron que era absurdo no utilizar aquella habitación, y haciendo caso omiso de las advertencias de la casera, decidieron abrirla y darle uso. La convirtieron en cuarto de estudios.

Llegó Octubre.  Uno de los compañeros estaba en el salón estudiando, y nota que en el suelo hay una oscilación de luz, miró hacia arriba y la lámpara giraba lentamente. -Vibraciones de los vecinos de arriba, una corriente de aire-.  Pensó

Días después uno de los mayores del grupo con su novia estaba viendo televisión, se sobresaltaron al escuchar un barullo dentro de casa, como si gentes entraran en el pasillo al tropel. La perra ladraba mirando a un espacio vacío.

Todos comenzaron a preocuparse,  a contagiarse  el miedo y la inquietud. Decidieron marcharse del  piso.  Llamaron al teléfono que les dejó la mujer.   Al descolgar el teléfono la voz de un hombre escuchaba atentamente los  detalles del joven.

El hombre se sentó para poder coger aire.  Aquella mujer era sin duda su difunta madre y aquel cuarto el dormitorio donde falleció el invierno pasado.





12 comentarios:

  1. Te va bien con los cuentos de suspenso y terror. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  2. como están los alquileres no se yo si es buena idea abandonar esa casa, casi mejor...

    (a) Volver a cerrar la habitación

    (b) Ponerle un té a la difunta y convivir con las rarezas.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola Nieves!

    Otro inquietante relato :) Uys, acabo de sentir una fría ráfaga de aire en la nuca. Na... imaginaciones mías. xD

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Por estas fechas las ñatitas salen de paseo

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, Nieves, me encanta.
    Besos 🌹 🌸

    ResponderEliminar
  6. Buena aportación a Halloween.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Vamos Nieves con los cuentos de misterio! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Todo un misterio, muy buena historia
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Qué bueno Nievessssssssssssss!

    Besosssssssssssssssssss ♥

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por vuestro entusiasmo, por venir a casa incluso estas noches, cuando los caminos son mas bien oscuroos y tenebrosos.

    :) Besitos

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....