Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 16 de marzo de 2015

Un cuento de cumpleaños




La noche no era demasiado cálida, refrescaba en su casa de nubes, se asomó tímida por la ventana y no lo vio, aunque sabía que no estaba  lejos. Nunca se alejaba demasiado.
No tardó en ver la cabeza de su Dragón que mirándola desde una de las nubes comenzaba a deslizarse para acercarse a ella.


* Tobero... cuéntame un cuento.

Se deslizó con suavidad y bajó hasta la ventana donde la mujer le hablaba, gruñó y carraspeó dejando un cierto aliento a licor de azufre. Se disculpó y comenzó la narrativa...


Érase una vez un dragón el cual desde el cielo tenía la misión de cuidar de las buenas personas que habitaban  el planeta Tierra (sólo de las buenas).
Le encantaba cuidar de los humanos y le divertía ver, como de las cosas más simples y sencillas de sus vidas, a veces, se perdían y creaban grandes problemas complejos de resolver.
La gran pasión de Tobero, el dragón, eran los coches y las motos. Le encantaba ver, desde el Arcoiris, las carreras de motos, oler la gasolina, ver los grandes campeonatos del mundo y siempre quiso... montar en moto.
En su 1535 cumpleaños,  su jefe, el cual lo tenía en gran estima, le regaló un deseo y Tobero deseo... tener una moto.
Su jefe le concedió ocho días, - lo que suele ser 30 minutos según el reloj laboral de los dragones-, para poder vivir  bajo la apariencia de humano y tener una Harley, a lo que Tobero no se lo pensó. Aceptó de inmediato.

Decidió tener una HD Eagle y al contrario de lo que piensan muchos humanos acerca de los moteros, Tobero se duchaba todos los días, nunca escupió al suelo, nunca peleo e iba de pueblo en pueblo haciendo lo que siempre había deseado, montar en moto y hablar con las buenas persona que desde el Arcoiris había cuidado.
Salía sobre las diez de la mañana, a Tobero no le gustaba madrugar, no le gustaba hacer planes... y sin rumbo fijo, siempre a 90 km/ hora y por carreteras secundarias, ya que no le gustaba correr, disfrutaba de cada momento y allí donde paraba, se caracterizaba por tener  siempre una palabra amable hacia aquellas personas que se encontraba en su camino.
"Que bien me ha dado usted de comer...", "gracias por dejarme aparcar la moto en su vado...", "solo me tomo un tapón de licor si usted se lo toma conmigo..." y cuando Tobero se iba, siempre siempre siempre le gustaba abrazar a las personas que lo habían ayudado, dejando un buen recuerdo en los lugares que había visitado.

Cuando pasaron los 30 minutos de tiempo dragón, solo 30 debido a lo importante de su cometido, Tobero regresó al Arcoiris a seguir cuidando de las buenas personas deseando que volviera a ser su cumpleaños para volver a estar entre los humanos.
Solía contar a sus amigos dragones, lo bien que se había sentido llevando una Harley, notando el aire en su cara y oliendo el azahar de los naranjos en flor que se iba encontrando a su paso.
Tobero  volvió feliz de su corto pero intenso viaje, sin entender una cosa, "no entendía por qué los humanos, en lugar de perder el tiempo en discutir, malhablar y estar eternamente enfadados...", no montaban en una Harley.

La mujer que llevaba rato con la cabeza apoyada entre sus brazos a modo de descanso, se quedó cayada mirando al suelo de su jardín, justo donde descansaba Tobero mientras le narraba el cuento. El dragón que ya la conocía lo suficiente como para advertir que algo le rondaba por la cabeza, le habló con un tono amable y complaciente.  "Aún no acabó el día, estas a tiempo para pedir tu deseo de cumpleaños".
La mujer subió la mirada y se le escapó una de sus mejores sonrisas. 
* Ya tengo mi deseo Tobero, no necesito más.

El dragón se movió agitando sus alas. Estaba cansado y quería descansar, la mujer bostezó... el día había sido largo y se sentía agotada.
" Me marcho a mi nube... Hasta mañana...feliz cumpleaños... "  se escuchó ya  cuando había llegado a la altura  del tejado.

* Hasta mañana Tobero



A Tobero....
Gracias por regalarme cuentos



12 comentarios:

  1. Qué cuento más bonito¡
    Bss de buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. Es un cuento que voy a contar a mis sobrinos..
    Mi sobrino Arnau siempre me dice, tia, cuéntame un cuento que no sea de nosotros... jejeje, así que ahora tengo la oportunidad perfecta de contarles uno que no han escuchado nunca, además como al dragón a mi sobri le encantan los coches y las motos, así que me viene perfecto.
    Con tu permiso, lo haré.
    Disculpa que no he llegado antes, he estado con gripe.
    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito tu cuento, casi me sentí una pequeñita
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Bonito sí señor, a mí me vendría muy bien cuentos de estos, de dragones y demás para dormir.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  5. aprecciate much your blog kisses

    ResponderEliminar
  6. Muy bonito, Nieves, me ha encantado.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. ¿Te lo has dedicado?, es precioso. Feliz Cumple.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. * Mar, Gracias!!! Tus visitas siempre son una alegría, como un rallo de luz en mi "china " `particular.
    Besos!!!

    * Gala, será un placer que tu sobrino conozca este cuento, y a Tobero, mi dragón de las nubes seguro que le gustará que su historia la conozcan en otros lugares. Se lo diré y seguro que sonríe ;)
    Mil besos y un abrazo Rebeca, espero que estés mejor. tener la gripe es "un rollo" :)

    * Cantares, ese es uno de los poderes mágicos de los cuentos... cuando los escuchas con atención siempre resurge la niña que fuiste y nunca se fue del todo.

    Mil besos!!!

    * Rafa, Bueno.. si lo piensas, cualquier cuento es bonito para ir a dormir, despejan la mente y te evaden de lo cotidiano para sumergirte en la fantasía de la historia... todos tendríamos que tener a alguien que nos contara cuentos para dormir.

    Mil besos Rafa :)

    * Andy, Thanks for your visits and for your very kind words.
      kisses ;)

    * Vero, Muchas gracias amiga, me alegran mucho tus comentarios, y tus visitas tan cordiales. ;)

    Besitos, feliz dia!!!

    * Tejón, Graciiiiiias! Bueno... podría decirse que Tobero (el dragón de las nubes) me lo ha regalado y yo he pensado en compartirlo con vosotros.

    Los cumpliré muy feliz a vuestro lado.

    Mil gracias Jesús!!!

    ResponderEliminar
  9. Nieves, como hago últimamente voy directo a tu blog porque no te encuentro en la lista y siempre hay algo nuevo, hermosa historia fantástica con tu dragón cuenta cuentos, un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Nieves linda!!!!
    Qué alegría volver y leerte tan lindo como siempre! Yo quiero un dragón con urgencia!! jijijiji
    Me apena haber perdido todo este tiempo, pero era necesario, así que a partir de ahora me tendrás por aquí como una lapita jajajaja!!!

    Un beso muy dulce, preciosa :)

    ResponderEliminar
  11. *Cristina, Que vamos a hacer... al menos nos quedan estos truquitos... Muchas gracias por tu interés por leerme y visitarme.
    :) Mil besos!!!

    * Nicky, es un placer tenerte por aquí. Que me visites y cometes tus impresiones. Pero sobretodo me gusta poderte volver a leer.
    Mil besos :)

    ResponderEliminar
  12. Qué cuento más bonito Nieves!!! cuánta razón tiene Tobero, los humanos a veces no sabemos apreciar todo lo bueno que tenemos.....
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....