Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 2 de marzo de 2015

Perdones y suposiciones - 2 -


En mitad de la madrugada ella despertó a causa del sonido de algún coche.  Se movió entre las sábanas, se acercó al calor del cuerpo de Nicodemo y se apoyó en su hombro.  Él acarició sutilmente la melena de su amor.
Sabían que estaban despiertos pero permanecieron en silencio largo rato.
Estrella acarició el torax de Nico.

¿Cuanto hace que estamos juntos? Preguntó Nicodemo con la certeza de que ella respondería. 

ocho meses

¿Nos va bien. Verdad?

Bueno, la mayoría del tiempo vamos hacia adelante, otras hacia atrás y aveces no vamos a ninguna parte.

¿ Porque dices eso?

porque hay huecos vacíos que no hacemos por rellenar. 

¿ De qué huecos hablas ?

Que pasó aquella noche en el MOTEL.

¿ Qué noche ?

Esa noche Nico, la que nos conocimos.

Nicodemo sintió un gran peso sobre él. Había pasado mucho tiempo desde aquella maldita noche. Sabía que formalizar aquella relación y establecerse como ciudadano modelo traería consigo aquel momento. " Si llega ese momento contaré la verdad " se repetía constantemente cuando pensaba en ello.
... aquella mujer le había demostrado que lo quería. 

¿ Te acuerdas de aquella chica que estuvo desaparecida un par de semanas ?

Estrella apenas esbozó una afirmación. Se incorporó en la cama presa del miedo. Aquella jovencita había sido retenida por su novio, un tipo con carita de no haber roto un plato y que reiteró su inocencia en todo momento. Lo había visto decenas de veces en televisión.

A un kilómetro del motel la vi saltar de un coche, casi la atropello.  La auxilié  y aquel tipo se bajó del coche y forcejeó conmigo para que la dejara salir de mi  coche...  Aceleré y lo dejé tirado en el arcén. Tuve miedo de haberlo matado.  En unos minutos pasamos por el Motel y paramos para llamar a la policía que se hizo cargo de todo.  Fueron por el hombre que aún estaba aturdido en la carretera.  Comenzó a llover y estaba demasiado conmocionado como para emprender de nuevo mi camino, así que pedí una habítación para pasar la noche. Estuve tres horas tumbado en la cama hasta que decidí salir a tomar el aire y fumarme un cigarro.  Entonces fue cuando nos vimos por primera vez.


Estrella gimoteó mientras con la voz entrecortada declaraba que " siempre supuso que aquella noche se había metido en alguna pelea o algo peor.  Su simpatía, actitud cercana y divertida no eclipsó la incertidumbre de  la mejilla rota y la camisa desgarrada.  No sabía porqué nunca antes se lo había preguntado  ni   porqué él nunca se lo había contado".



Nicodemo nunca fue un santo, tenía sombras en su vida que prefería olvidar pero siempre tuvo miedo a las suposiciones.  Había descubierto que  había que tener la valentía de preguntar y expresar lo que realmente quieres. Comunicarte con las personas importantes en tu vida con claridad era algo vital, así evitabas malos entendidos, tristezas y dramas.  Ocultar aquello fue en cierta forma una forma de que Estrella no viviera preocupada. Tanto como él. Porque sabía que debía asistir al juicio como principal testigo. 

Lo siento Nico. Supuse que tú...

Yo siento no habértelo contado antes.  No quería preocuparte con mis problemas.

Pero... -volvió a abrazar a su compañero- es que debes entender que tus problemas son los míos. Que somo una familia de dos y todo lo que fuimos ayer confrontan en el hoy. Debemos confiar el uno en el otro. Necesitamos ser uno, así seremos fuerte e imbatibles. 

Lo sé...



Volvieron al silencio de la madrugada, el reloj marcaba las 3: 42.
Estrella volvió a apoyarse en el hombro de su compañero y justo antes de quedarse dormida le susurró que lo quería.  "yo también te quiero"  susurró Nico con plena seguridad de que era así.







8 comentarios:

  1. Cuantos problemas se evitarían si las parejas sinceraran lo que les ocurre..... en fin
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ocho meses me parece poco tiempo todavía para la estabilidad de una pareja, y aquí creo que todavía hay muchos entresijos y mucha madeja para desenredar. La cosa pinta bien, pero ya veremos como se siguen desarrollando los hechos, porque creo que deparas muchas sorpresas.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo Rafa que esto acaba aquí.Claro que si quiere Nieves da para más pero a mi me gusta este final.

    ResponderEliminar
  4. El no querer preocuparla dio lugar a malos entendidos, pero por fin lo ha hecho.
    ¿Continuará?
    Besos, buena semana

    ResponderEliminar
  5. Nieves, acá tus lectores te están presionando! No es justo, un escritor debe tener libertad para crear! Bueno, para no ser menos, me pliego yo también ja ja ja! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. No hay presión Cristina.... de echo me encanta como la historia genera ideas tan opuestas; que termine aquí, que siga un poco más...
    Estos personajes se crearon para una entrada, de esas que son como un cliché, como uno de esos encuentros que ves por la calle ajenos a ti y te preguntas que hablaran, cual será su historia, si estará empezando o terminando y cuales son los entresijos de aquellas caras tan serias...
    En fin os regalé una mas pero... se queda aquí.

    Mil besos chicos y chicas :)

    ResponderEliminar
  7. La sinceridad es uno de los pilares en la estabilidad de una pareja. Me gusta esto como final.
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....