Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 3 de noviembre de 2014

El Otoño que nunca llegó




Este año lo añoraba con fuerzas,
deseaba sentir el viento de norte,
sentir el relente al madrugar,
el crujir de las hojas bajo mis botas de piel,
sentirme en casa protegida de los primeros fríos,
ver  las primeras leñas para el fuego de las chimeneas vecinas.
Pasear por el pueblo y comprar a la castañera un cucurucho de castañas que como de costumbre se me antojan en ese momento al olerlas ya de lejos,
Las ganas de té,  bizcochos, de mirar tras las ventanas el tiempo desapacible,
perderme en melancólicos recuerdos,
Pero...
No llegó...
Ni el viento del norte, ni las botas de piel, ni el frío ni las leñas están preparadas,
Las chanclas que sólo conocían arena de playa y césped piscina, este año ha pisado las pocas hojas que cayeron de los árboles aburridas de esperar...
Aún el abanico es utilizado en algún momento, los helados y la manga corta siguen siendo cosas del ahora...
Pronto, llegará el invierno. Con sus luces, pestiños y polvorones... su año nuevo.. su renacer, su reinicio...
Y el tiempo pasará y todos olvidaremos, porque somos de fácil olvido que este año el otoño no quiso llegar, se entretuvo, se perdió...  en ocasiones cuando miro el calendario, descubro  con pasividad inquietante que la vida sigue a pasar de su ausencia, a pesar de que no debe ser cosa buena, porque este año no hubo cuatro, este año el otoño no llegó...




7 comentarios:

  1. Pues aquí, llegó y muy enfadado...
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Aquí tampoco llega el otoño apreciada amiga. Vamos en manga corta, y la gente en las terrazas de los bares como en pleno mes de agosto. Ahora según las noticias del tiempo esta semana bajaban bastante las temperaturas incluso en algunos sitios hasta quince grados y que llovería, ahora fíate mucho también de lo que digan estos de la tele. Lo mismo donde bajan quince grados es en Moscú.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  3. El tiempo ya no es lo que era, pasaremos del verano al invierno.
    El cambio climático es preocupante.
    Besos, buena semana Nieves

    ResponderEliminar
  4. Y con lo loco que anda el mundo, preciosa... ya habría que andar pensando quizá sólo en dos, cierto? Sad...

    Yo quisiera ser una de "fácil olvido" pero no. Yo tengo muy clarito que aquí ya no hay otoños hace muchos años; y que el frío que tanto adoro, hace dos años, sólo me viene sirviendo de refugio de llanto, ya ves.. entre la lluvia no se nota cuando el alma te lluvie y te cruje y cae como rayo sobre alguna rama muerta...

    Va! Stop me!!!!
    xD!!

    Muasssssssssss!

    ResponderEliminar
  5. Que si, Nieves, que llegó, que ya está aquí, y de que manera, con truenos y todo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola amig@!

    Resulta como si esta entrada hubiera tenido una fuerza invocadora, de pronto, esta mañana al despertad... Noté que algo había cambiado, así, de golpe, la temperatura ha bajado considerablemente. Os escribo con mi rebeca de lana beige. Increíble!!!
    Si.. el Otoño a llegado .

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. jijijiji
    Lo invocaste! xD!!
    En lugar de la danza de la lluvia fue el relato otoñal jaja!

    Muassssssssssssssssssssssss!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....