Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 15 de noviembre de 2013

Deteniendo el tiempo

El sonido de la orquesta envolvía el local con un ambiente bohemio, recuerdos de lugares lejanos y tiempos pasados, tan pronto entrabas por la puerta parecía trasladarte a una de esas viejas películas en blanco y negro que siempre proponen los documentales cinematográficos.
El humo de los cigarrillos y el murmullo de los incondicionales de cada Viernes-noche, le hacían sentir desubicada de todo aquel entorno tan desconocido y nuevo... 
Durante toda  la semana,  siempre al bajar por las escaleras, Damián le recordaba que tocaba con su grupo y le encantaría verla  por allí algún Viernes.

Durante todo el día tuvo en mente poder llegar a atravesar las  puertas del local sin ningún contratiempo, cosa habitual en ella.

Se sentó en la mesa más arrinconada, más oscura y discreta de todo el Pub. Creía haber pasado desapercibida por todos los allí presentes, y ese pensamiento se confirmó cuando uno de los camareros después de 15 minutos y de pasada le preguntó si le atendía alguien. 

El micrófono se acopló un instante, un segundo, el suficiente como para que todos los presentes o al menos la gran mayoría prestara atención al escenario. Viky reconoció a su vecino, "para alguien muy especial, mi tercero B favorita"  Miró justamente donde se encontraba la joven, se separó a penas un paso del micrófono y comenzó a tocar el Saxofón.  La sala enmudeció,  el sonido viajó por cada una de las mesas hasta que llegó a la  de Viky, acarició su melena, su cuello, entró suavemente por el sentido del oído y de allí  directamente al corazón de la joven, sin saber exactamente cuando, los demás miembros de la banda siguieron sus acordes, Damián tocaba el saxofón, cerraba sus ojos en ocasiones y los abría para mirarla...  se había sentado en la mesa mas oscura y arrinconada de todo el recinto pero la  mirada del saxofonista era fija, serena, seductora. El tiempo se detuvo.  Viky se sentía abrumada, nunca antes había tenido una experiencia así con la música, nunca antes había escuchado Jazz y aún menos en una sala en directo.

Una hora después Damián se acercó a la mesa de Viky y la saludó con un par de besos, la animó para que se uniera a su grupo de amigos. Todos eran personas agradables, sin dobleces, parecía que aquello de la música era la escusa perfecta para juntarse lo fines de semana. 
La madrugada llegó sin darse cuenta, los dos decidieron volver a casa juntos en el coche de Viky. A penas tardaron unos minutos en llegar y aparcar, a esas hora no había tráfico en la ciudad. Damián abrió el maletero para coger su Saxofón y subieron las escaleras en silencio para no molestar a los vecinos.
Él vivía en el segundo A pero quiso subir un tramo más hasta el tercero B y dejar "sana y salva" a su amiga, ella abrió la puerta de casa y se giró para susurrarle las buenas noches, había sido una velada inolvidable. 
Se dieron un par de besos a modo de despedida, sus manos se rosaron accidentalmente  y una chispa de energía electrostática saltó inesperadamente, los dos sonrieron, a ella le asustó un poco, él dijo que seguro que había sido por haber estado tocando, los bafles y tantos cables del escenario  le hacían tener mucha carga de energía.
La luz de la escalera se apagó en ese momento, el silencio y la oscuridad creo un ambiente envolvente, cómplice y seductor. 

- Hasta mañana. Se escuchó la voz de Damián.
- Que descansesRespondió Viky.

Bajó los 14 peldaños sin tropezar gracias a la luz del recibidor del piso de Viky, ella se aseguró de que él entraba en casa y entonces cerró la puerta, se quitó los zapatos, entró en el baño y se desmaquilló.
Intentaba pensar que había sido una noche divertida,  de esas que se cuentan a los compañeros de trabajo el Lunes en el desayuno,  intentaba convencerse que las personas a las que conoció esa noche eran increíbles y que les causó una verdadera buena impresión, intentaba acordarse de los detalles de la noche,  conversaciones y otras cosas sin importancia, intentaba centrarse en cosas absurdas para  pasar por alto que Damián era fantástico, que se había sentido tan cómoda a su lado que comenzó a tener miedo, sentía vértigo al pensar en él.
Se quedó dormida pensando en él.
Abrió los ojos con la música de la radio despertador, ¿Estaría Damián dormido aún?...
 Despertó pensando en él.





8 comentarios:

  1. Hermosa historia, Nieves, con mil y un matiz, me ha gustado mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Que hermosa es la imaginación, y la recreación ya sea en texto o audiovisual o lo que fuese, me encanta leer e imaginar las situaciones que viven los personajes es estupendo y tu historia muy encantadora :)
    Un fuerte abrazo Nieves

    ResponderEliminar
  3. Esta historia me ha transportado a unos cuantos años atrás ....un relato en el que una buena amistad dará paso sin duda, a una bonita historia de amor....

    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  4. El poder de la música.
    O quién sabe que otro poder irreductible, que conquista nuestra consciencia y hace que volemos inexorablemente en busca de esa persona que ha despertado el amor dormido que todos tenemos en nuestro interior...

    *Me ha gustado mucho, y sabes que no lo digo por cumplir... que me encantan los cuentos de la vida... ya ves tu.

    ResponderEliminar
  5. Nieves, espero que haya algo más que este encuentro y que Damián también piense en ella, un abrazote!

    ResponderEliminar
  6. *Vero, Espero que esos matices de los que hablas sean de tu agrado. Ya veras porque continua...
    Mil besos :)

    *Jossep, Siempre he sido de imaginar situaciones e historias, desde pequeña, ahora las comparto al mundo, antes morían en el olvido de mis pensamientos.

    Un abrazo :)

    * Patry, Las historias en las que el amor fluye después de una amistad son muy bonitas. Me alegro de haberte transportado a tiempos tan felices.

    Mil besos !!

    *Rubén, Los cuentos de la vida son los mejores, estamos rodeado de ellos solo hay que prestar atención un momento para sacar el primer hilo, ese que nos llevará a redactar una bonita historia, medio realista, medio fantástica.
    La música tiene un poder extraordinario en el amor, será por eso que todos los enamorados del mundo tienen su propia canción :)
    Un abrazo amigo :)

    *Cristina, Seguro que si, no lo dudes, podrás leerlo !!!

    Mil besos amiga :)

    ResponderEliminar
  7. Se está generando una tensión con Damián.... que habrá que resolver de alguna manera.

    Un abrazo Nieves.

    ResponderEliminar
  8. *Jaal, Veremos como de desarrollan los acontecimientos :)
    Esperemos a ver como se lleva esta tensión ...

    Besos!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....