Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Deteniendo el tiempo III

Transcurrido todo un año, volvió el invierno. Martín había vuelto a vivir en el Segundo A con Damián, aunque su amigo en ese momento ya vivía con Viky en el Tercero B.


Lo escuchó cerrar la puerta, "¿Estas en casa?" 
"Si.  En el baño"
El hombre abrió un poco la puerta que estaba encajada y asomó la cabeza, la descubrió dándose un baño de agua caliente. 
-Ah, estas aquí...  - se quitó el gorro- ha empezado a nevar. - se acercó a la bañera y se sentó en el borde, cogió la esponja de algas marinas y frotó con suavidad  la espalda de la mujer-   me he encontrado a Martín en el portal. Venía cargado con un calefactor y le he ayudado a subirlo. He estado un rato en el piso con él. Ha colgado en el salón un par de cuadros de esos que pinta él, dice que da color y alegría. Ya sabes como es.
- ¿ Porqué no dejamos lo del cine para otro día? Bajas en un momento y le dices que se venga a cenar, ¿te parece bien? 
Le pareció un bonito e inesperado gesto, se presentaba una noche desapacible y nunca le gustó salir en coche con las primeras nieves.  Dejó la esponja flotando en el agua. 
La mujer anunció que saldría ya de su baño, el hombre bajaría al piso en ese momento.  Iba a salir del cuarto de baño cuando volvió sobre sus pasos y dio un beso a su amada. 
"te quiero"
♪ ♫ ♪

Una hora después Damián y Martín llegaron con la funda de la trompeta.  Aún era temprano, tenían un par de horas para poder practicar los nuevos acordes.

Damián puso entre sus manos su brillante saxo, humedeció sus labios y los unió a la lengüeta del instrumento,  su sonido fue inmediato.
Viky decidió no arreglarse demasiado, se sentó cómodamente arropada por una mantita,  los músicos en pié  junto a la ventana daban rienda suelta a su don musical. Martín se animó a canturrear alguna letra que le rondaba por su cabeza. Le gustaba improvisar, fusionar distintos estilos musicales para sorprender al público,  provocó la sonrisa de su amigo, Viky en cambio permanecía ensimismada escuchándolos, la música la trasladaba lejos, a días de soledades y tristezas primero, después  rememoraba los días en que llegó a aquel bloque de pisos, cuando veía a Damián subir y bajar las escaleras del bloque con "el de las rastas", los primeros días después de declararle sus intenciones, los detalles, las risas, las vacaciones del verano en la costa... -observó como Damián le guiñó un ojo cómplice y comenzó a cantan junto a su amigo, Viky  reía, incluso terminó cantando el pegadizo estribillo-  nunca hubiera imaginado tanto amor verdadero, sin prisas, sin forzar momentos, dejando fluir los sentimientos, sin miedos, dejando a la vista cada una de sus virtudes, cada uno de sus defectos...  ensimismada viajó a los momentos de sombras cunado decidió proteger su corazón tanto que acabó convertido en piedra.   El amor del saxofonista junto con su banda sonora tan personal produjo un efecto sanador, le enseñó a no tener miedo, a dar todo lo que se sintiera, todo lo que nace de uno, aunque no te lo devuelvan en la misma medida que mereces o deseas.  Se encontraron, se eligieron,  tenían una conexión especial,  podían sentir su interior y se veían  a través de la mirada del otro.





El pescado de la cena estaba delicioso, la receta secreta de la mujer había triunfado nuevamente. Martín no tardó mucho en marcharse, al día siguiente tenía que madrugar. Damían recogió la mesa y Viky metió los platos y vaso en el lavavajillas.
Cuando Viky llegó al dormitorio Damián ya estaba metido en la cama y ojeaba un viejo libro que había encontrado después de haberlo tenido perdido un par de años. Aquel hallazgo le parecía extraordinario.  La mujer se introdujo entre las mantas tan rápido como pudo. Se estremeció de  frío. "Abrázame, tengo mucho frío". Él la miró un segundo, dejó el libro en la mesita y la acurrucó entre sus brazos.  Después de unos segundo de silencio se escuchó el susurró de la voz de  Damián " He estado pensando que,  como estas Navidades tenemos los dos vacaciones,  podríamos  ir a ver a tu familia, hace mucho que no  los ves"
"Wow, la verdad que sería una GRAN sorpresa para mi madre. Siempre me llama diciendo que cuándo vamos a ir, que todos quieren conocerte "pero ..."
"que!"
"¿ Crees que Martín querrá pasar las Navidades con mi familia ?"
"¿ Pero ya cuentas con él ?"
"Pues claro, está todo el año con nosotros y ahora en estas fechas ¿lo dejamos a su suerte?, no  me gusta esa idea, no estaría nada bien"

Damián hizo un ruido entre suspiro y gruñido, nunca dejaba de sorprenderse con estos gestos de generosidad de su compañera, siempre tenía presente a las personas con las  que compartía la vida.
Martín se había convertido en una persona muy importante en su pequeño mundo,  era una buena persona, amable, simpático y siempre dispuesto a ayudar, se había criado en orfanatos, y el que no tuviera familia alguna le hizo siempre tener a los amigos como esa familia que no tuvo nunca. Damián y Martin se conocieron en el conservatorio de música, a partir de entonces su amistad se fue reforzando con el tiempo, Damián lo consideraba como un hermano. Viky lo trataba como ese cuñado que termina siendo un buen amigo.
"he tenido tanta suerte en encontrarte,  eres lo mejor que tengo en mi vida... " ella acarició el rostro de su compañero al escuchar aquellas palabras, él la besó con suavidad, con sutileza y su alma tembló como si fuera la primera vez que compartían aquella clase de intimidad.




6 comentarios:

  1. Nieves, que bonita historia.
    Me gustan sus personajes. Y Viky es toda corazón pensando en los demás.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Encantadores,,sencillos y tiernos personajes. No se complican la vida.... se dejan llevar por sus buenos sentimientos, nada más bonito!!!

    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  3. Lindos personajes con hermosos sentimientos.
    Un abrazo Nieves, nuevamente leyéndote :)

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias vero, patry, jossep. posiblemente en navidad sepais como les fue ese viaje.
    mil besos *-*

    ResponderEliminar
  5. hola Nieves, cuanta ternura y amistad en esta historia
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola lapislazuli, me alegra que te guste . En navidades puede que sepamos mas de ellos.
      Besos!!!

      Eliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....