Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 15 de enero de 2013

Pijamas



Hace frío, mucho frío...
Dentro de las mantas está protegida, a salvo...  
Enroscada  como un ovillo siente como su amante le atusa el cabello, ella en silencio  e inmóvil espera pacientemente el momento adecuado.   

Ya avanzada la madrugada, cuando su amante está dormido, la joven se levanta de la cama, su cuerpo desnudo se pasea  por la oscuridad del dormitorio, no anda perdida, sabe donde ir.
-Al llegar allí, en plena efervescencia pasional  fue lo primero que buscaron sus ojos, una ves que lo localizó  se  sumergió en los placeres carnales...-
Se colocó frente a su preciado tesoro y lo cogió suavemente, lo olió como un acto reflejo y sin mas dilación se lo puso.   Entró nuevamente en la cama y por fin sintió que el sueño le llegaba, cerró los ojos y sin mas se dejó arrastras por el mundo onírico...

Respondía por mil nombres, ninguno de ellos recordaba, deambulaba por el mundo sin pasado, sin memoria, cuerpo seco y mente hueca...  
Nació ya adolescente de un árbol muerto en un bosque sin nombre, de allí salió y se perdió en la ciudad, allí enconaba su tesoro, el alimento que la saciaba, los pijamas ajenos de los hombres que la amaban.
Hermosa era aquella joven que llegaba como anónimo fantasma y siempre marchaba acompañada, no quería  dinero,  ni amor eterno, ni nada, de sus amantes sólo quería una cosa, dormir en sus camas con sus pijamas...
Pijamas que le daban alimento, que le alargaban la vida, que sólo con ellos dormía y soñaba....





20 comentarios:

  1. woww!! que post taaaan intenso sobre el placer de un pijama... me ha teletransportado a esa habitación!!
    muy bueno Nieves ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu entusiasmo!

      Es una alegría verte por aquí... Un beso grande eli :)

      Eliminar
  2. Me ha encantado el cuento, Nieves, y eso que odio los pijamas. No los he soportado nunca. Ni de pequeña, cuando me obligaban a dormir con ellos en invierno, me los quitaba cuando mi madre cerraba la puerta de la habitación y me lo volvía a poner antes de que sonara el despertador. Duermo todo el año desnuda, enrollada en las sábanas o, como mucho, con camisones de tirantes. Pero me ha encantado, de verdad.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy de pijamas, de echo nunca me compro pijamas, con los que me regalan tengo de sobra ya que me los pongo en contadas ocasiones, como tú una camiseta me basta.

      Un besazo Dorothy :)

      Eliminar
  3. una idea original, para una agradable lectura
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias omar, ya sabes que puedes visitarme cuando quieras.

      Saludos ;)

      Eliminar
  4. Te leo hace poco, pero me parece que este microrrelato tiene otra tonalidad que el resto de tus textos. Es una prosa más poética, con un clima más intenso y misterioso. ¡Felicitaciones Nieves! Hay que buscar siempre nuevas vetas de expresión.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Mirella, de ves en cuando me salen estas historias que rompen con lo que os tengo acostumbrados, Me alegra de que te guste e intentaré sacar mi mundo intenso y misterioso mas a menudo...

      Un gran abrazo Mirella :)

      Eliminar
  5. Un placer dormir con pijama, me encanta acurrucarme y si es acompañada, como la chica del relato mejor...jajaja


    Un beso grandote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dormir en buena compañía siempre es agradable y mí me encanta, aunque para las singles (como yo) sea mas bien un regalo del destino o de la vida.


      Un besote :)

      Eliminar
  6. Algunas personas, coleccionan otras cosas peor. Mejor un pijama que nos abrigue... Muy buen relato, Nieves. ¡Me ha encantado!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja pues si!!!

      Aunque la joven sin nombre puede que robe los sueños mas que los pijamas...

      Mil besos Vero :)

      Eliminar
  7. Original y muy bien llevado relato
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu fidelidad Lapislazuli

      Un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  8. ¡Me ha encantado la originalidad del relato! Me imaginaba a una especie de "vampira" que se "alimenta" de pijamas...! De noche los roba... y de día duerme con ellos.

    Feliz jueves. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has captado perfectamente la idea, así es tal y como la había imaginado yo...

      Feliz día Susana :)

      Eliminar
  9. La sensación de habitar en la piel de otra persona, de intuir cómo es su vida. Es un buen relato y una buena idea.

    Saludos Nieves.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... Y de robar sus sueños, de sobrevivir gracias a ellos...

      Un abrazo Jaal ;)

      Eliminar
  10. El olor del otro en su ropa, la mágia de los olores que perduran en el tiempo como ningún otro sentido.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sentido del olfato es el que mas perdura en nuestra memoria, eso parece ser un hecho probado.

      Besos !!!

      Eliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....