Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

jueves, 13 de septiembre de 2012

Momento zapateria



Era costumbre de su madre sentarlo en uno de los cómodos asientos de la zapateria y colocarles los zapatos elegidos.

El niño daba su paseillo  y correteaba por todo el establecimiento para comprobar que los zapatos no le hacían daño.

Aquel día su madre tenía prisa, posiblemente no tenía ganas ni tiempo para carreristas, así que solo le puso uno de los zapatos.

- Te gusta?

- Si...

-No te molesta el dedo gordo ?  apretó la punta  del zapato y con esa sabiduría e intuición que solo tienen las madres supo que el zapato era el adecuado.

- No me molesta mamá... 

Salieron de la zapatería, el pequeño había permanecido en un silencio extraño todo el rato.
Tan pronto como salieron del establecimiento el niño expresó sus pensamientos.

- Mamá, esta muy bien que me compres zapatos pero no estaría mejor si la próxima ves me compraras dos converse... como las otras veces.

Tras unos segundo...  la madre comprendió la confusión del niño.

- Hijo te he comprados los dos zapatos, están en la caja.

-  Ah! eso es lo mejor uno para cada pies



7 comentarios:

  1. Jajajaja, es la costumbre de probar solo un zapato, es algo que no entendí jamás. la verdad es que luego pasa lo que pasa, te los pruebas en un pie, y justo al llegar a casa el otro pie, el que no te probaste en la tienda te molesta.

    Me encantó el pensamiento de niño... si solo le prueban un zapato.


    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  2. El niño es muy listo, y la madre parece que llevaba prisa.
    Después si el niño le va con la cantinela de: Mami me molesta el zapato y me hace daño, o bien le compra otro par o cada vez que el niño, se ponga estos le oirá quejarse jaja.
    Besitos, muy buena noche

    ResponderEliminar
  3. jajaja los niños no dejan de sorprendernos con sus respuestas, efectivamente uno para cada pies,por eso lo suyo es probar los dos zapatos,claro! un beso

    ResponderEliminar
  4. jajaja siempre me pruebo los dos, por las dudas, me ha pasado que me han dado uno de un numero y el otro de otro
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Jajajjajj gracias por las risas Doña M.
    Los niños tienen esas cosas que nos descolocan y que si lo piensas bien, suelen tener razón aunque no se la queramos dar.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  6. Me hizo mucha gracia el relato, y me reflejó muchos momentos de mi infancia.
    Un abraciño,
    Rosa María Milleiro

    http://poemas-rosamariamilleiro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. ♥ GRACIAS A TODAS...
    Por vuestras risas contagiosas, por hacerme sonreír con vuestros comentarios, por pasaros cada día a Saludarme...

    Un BESO grande grande :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....