Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 30 de diciembre de 2011

El espíritu de las Noche~ viejas pasadas



Todos los años estos días hago un ejercicio de memoria e intento recordar la mejor fiesta de fin de año de mi vida, aún,  ninguna ha podido ser superada  a la que os voy a contar. 
Como podéis imaginar a lo largo de mi vida que será como la de la gran mayoría de las personas, han surgido variedad de formas de pasar la noche-vieja;  después de pasar las noches con la familia cuando eres pequeña, empiezas a salir y te reunes en fiestas, después cotillones, discotecas,  hasta que terminas como en  un ciclo de nuevo pasándola en familia .

Aquél año decidimos  hacer algo distinto, estábamos todos los amigos cansados de gastarnos el dinero en entradas de discotecas y todo lo que conlleva esa noche para casi no aprovecharla, porque pasábamos la gran parte de ella en las casas de unos y de otros, cuando te dabas cuenta eran las 5 de la madrugada cuando entrabas en la fiesta, no compensaba, eso estaba claro.

Así que planeamos hacer una fiesta en la casa de mi amigo Javi (ya lo conoceréis por varias aventuras que he contado en la que él participaba). Era un lugar bonito, alejado para no molestar demasiado y reunía todas las condiciones para ser el lugar perfecto, allí pasábamos muchas tardes de verano, porque tenía una piscina y un cuarto no muy grande que lo utilizábamos para todo, cambiarnos, comer, dormir la siesta y sobre todo ir al WC para no molestar a los padres que vivían en la casa central.
No tuvimos  que preparar vestidos, ni peinados extravagantes, ni pensar a que discoteca ir, simplemente un par de días antes fuimos por la bebida,  la comida, limpiamos un poco el lugar y poco mas.

Recuerdo haber llegado pronto con mis hermanos y ver en un pequeño televisor que pusimos para ver las campanadas a  Martes y trece, el especial de todos los años, aún no habían llegado el grueso de los invitados, yo que soy siempre un poco maniática con buscar el  lugar mas cómodo fui paseándome por todas las sillas hasta que encontré la perfecta, me senté y encendí un cigarro. Javi me dijo sonriendo:

- Nos ponemos unas copitas para entrar en calor?

Asentí con la cabeza mientras soltaba el humo. Javi de sentó junto a mí y yo le regale mi cigarro, él lo cogió y yo encendí otro para mi.

- Y tu hermana? Pregunto al echarla de menos, ya que habíamos llegado juntas.

- No se por ahí fuera... Creo que ya han llegado algunos.

Cuando llegaron todos, ya teníamos los dos un buen punto, y la consecuencia fue que  nos dedicamos a totenar por todo los alrededores y... aquel año no nos tomamos las uvas ninguno de los dos, estábamos demasiado ocupados haciendo el ganso por la zona de la piscina... cuand escuchamos el griterio de la gente lcelebrando el primer minuto del año nos miramos  con cara de pavos y nos dio por reirnos, nos tiramos en el cesped y miramos un rato las estrellas .

- Me estoy mareando. me dijo

- yo llevo mareada desde que me tumbé. Respondi

Todos entraban y salían, bebían y fumaban como si la vida se les fuera en ello, cuando en un momento escuché:

- Nieveeeeees tus padreeeeees.

Aquel grito de alerta se escuchó en la lejania, con un tono distendido y alegre pero era claramente un grito de ALERTA.

Los cigarros volaron por las cabezas de todos los allí presentes porque aún era esa época que todos fumábamos a escondidas, algún cigarro fue a parar a las cabezas de algunos, que gritando maldecian aquel momento desafortunado.

Yo además tenía el ejercicio extra de intentar disimular mi colocón,  cuando vi a mis padres que discretamente no entraron  sentí alivio ya que el olor y el humo concentrado en aquel cuarto era mas propio de un fumadero de opio que de  una fiesta de amigos.

Los padres de Javi los habían llamado y no se como los habían convencido para unirse a la fiesta, que ya estaba por aquel momento en pleno desface.

Recuerdo que ( Javi y yo)  terminamos en la cuadra con el caballo, huyendo de miradas indiscretas para fumarnos un cigarro a medias y reírnos de los acontecimientos de la noche.
El caballo al escucharnos relinchaba y daba patadas...

- Este año va a ser toda una caca. Balbucee
- Y eso? Contesto javi con cara de "estas desvariando"
- No nos hemos comidos las uvas. Aclaré
- Esperame aquí no te muevas.  Le dio una calada al cigarro y me lo cedió.

Esperé allí, en la cuadra vacía, justo en  la de al lado donde estaba el nervioso Lucero relinchando, me asome timidamente para verle llegar,  la noche era muy fría y el vaho se veía intenso con la luz de los focos, me daba un poco de miedo estar allí sola con el caballo porque nunca me han gustado demasiado, cuando de pronto le vi corriendo con dos vasos llenos de uvas.

- Tus padres se han ido. Informó. Ten  tus uvas.

Cogí el vaso y fui por la primera uva.

- Que haces!!! Todavía no, tememos que hacerlo bien!

cogió un cencerro de por allí, no se de donde exactamente, porque cuando me di cuenta  movió el cencerro haciéndolo sonar.

Cada vez que hacia sonar el cencerro comiamos una uva, así fue como conseguimos comernos las uvas aquel año, tres o cuatro horas mas tarde, en una cuadra de caballos.

Al volver al la fiesta con todos,  nos unimos a los jugadores de poker y poco a poco todos se fueron marchando, todos menos los que siempre nos quedavamos hasta el final. A las 6 de la mañaana todos estaban dormidos en el cuartillo aquél, sentados en las sillas rendidos al agotamiento, Javi se quedó dormido en mis piernas y así se  hizo de día. Yo que no puedo dormir en otro sitio que no sea una cama estuve velando los sueños de los 6 amigos durmientes.

Cuando Javi despertó salí fuera para respirar aire limpio y fresco, con una manta reliada, tapando mi cabeza y todo mi cuerpo helado.

- Quieres desayunar?. Susurro Javi para no despertar a los demás
- Que va, creo que vomitaria.
- Te llevo a casa?
- Bueno, y mi hermana?.
- Cuando despierte la llevo.

Me parecio lo mejor estaba cansada y helada...

Cuando esa mañana volví a casa en la moto con Javi, envuelta en una manta, me duché y me acosté,  supe que había sido una noche super divertida, como nunca la había pasado pero en ese momento no era consciente de que iba a ser la mejor de todas....  Puede que sea así porque aquél año se separaron algunos del grupo por diferentes motivos y nunca mas he vuelto a tener una pandilla tan llena de vitalidad como aquella, puede que no sea por lo que hicimos porque no fue nada extravagante ni especial  sino por la conección que teníamos todos, o simplemente que cualquier año pasado nos resulte mejor...

Sin embargo esta noche no deja de ser especial porque en ella soñamos lo fantástico que será el nuevo año y así puede ser porque tenemos....


366 para vivir y escribir nuestras vidas







7 comentarios:

  1. Suena muy divertida, eso sí, si aquí en León, sales a la calle y te tumbas en el suelo, ahí te quedas congelado.
    Las pandillas y los amigos, pasan por la vida al igual que los sucesos. Unos aparecen, otros desaparecen... pero siempre hay alguno que se pasa la vida a nuestro lado.

    ResponderEliminar
  2. No digas que fue la mejor, intenta superarla este año.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Esas noches de amanecer entre gente que amas, con un punto entre sueño, ciego y risas mil es algo indescriptible...

    Ahí fuera hay una "tribu" un grupo que te espera y necesita para vivir miles de noches así. Ánimo.

    Te deseo un año lleno de experiencia, sueños y vivencias increibles.

    Abraços

    ResponderEliminar
  4. Feliz año nuevo,Nieves,me lo he pasado genial leyendo tu nochevieja de aquel año;yo no me acuerdo ya de casi ninguna , creoq ue todas se parecieron demasiado unas a otras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Feliz año nuevo. Intenta que este año sea tan inolvidable como la que nos cuentas.

    ResponderEliminar
  6. ♀ Rubén, jajaja me imagino tirada en el suelo de León y seguro que acabaría formando parta del suelo petrificada.

    Yo tengo tres amigos como los que me hablas:
    Ana la conocí con 5 años (imaginate) soy la madrina de una de sus hijas
    Javi lo conocí en el cole, es el co-protagonista de esta entrada
    Y Mar que la conocí en el instituto.
    La verdad es que hay mucha gente que aparecen y desparecen como las mareas...

    Besos :)

    ♀ Tejón, Bueno la verdad es que hay muchas noches divertidas y esta es una de tantas pero la guardo con especial cariño.

    Besitos:)

    ♀ Suso, Esa noche fue de lo mas divertida pero hay muchas otras mas con anécdotas y momentos para no olvidar.

    Siempre he formado parte de tribus, muy distinta unas de otras, siempre estaba en todos los "fregaos" pero llego un momento que me apeteció tener una vida hogareña, con cuñados, hermanos padres, vecinas que te piden un poco de azúcar, ya sabes, ( te lo podrás imaginar) y vivo bien, sigo estando en todo los fregaos a nivel familiar claro.
    No creas que mi entrada da rienda suelta a mi melancolía y tristeza, todo lo contrario.

    Como ya sabes te deseo lo mejor para este año:)

    Un apertas fortes...

    ♀ Reyes, Ni digas que todos los años son iguales, seguro que hay diferencias, quizás pequeñas pero que hacen únicos esta noche.
    Espero que lo pases bien esta noche, que te rias y seas feliz.

    Besos :)

    ♀ Goyo, Espero que así sea y os mantendré informados:)

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  7. un abrazo y deseos de feliz año, gran blog tienes y te esperamos en el nuestro.

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....