Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Preparando la Navidad



Que sensación tan extraña he tenidoestos días cuando al preparar los crismas de Navidad
(nunca he perdido esa tradición con la familia que tengo lejos)
 vuelvo a ver este año  nombres y direcciones
de  personas que siempre recibían mi carta navideña y este año...
por primera ves no están.

Que sensación de pérdida irreparable cuando
veo menguar esa lista que un día fue agotadora de direcciones
repartidas por toda Europa
y que hoy se reduce a una decena.


Deseo imaginar que la energía de cada uno de ellos está ahí fuera,
en el universo
en el cosmos
formando parte de una energía cósmica
en la que todos somos parte.
Que sigan brillando como estrellas en el firmamento
mientras,  aquí,  tenemos ráfagas de sus recuerdos
que nos hacen sonreír...

○○c    ♥ ♥ ♥          ♥♥♥     ○○○

Sin olvidarme de  ninguno, al que mas echo de menos es a mi abuelo materno, hace 20 años que nos dejó,  llevo media vida sin él, sin embargo  su ausencia es tan grande...

La Nochebuena era una gran  fiesta para él, en estos días ya había comprado el pavo vivo (eso era muy importante para él) y mi abuela ya había tenido su primera discucción sobre el pavo, porque ella no quería ver matar al pavo y todos los años esa discución era como la inaguración de la Navidad en nuestra familia.
El pavo lo metía en una espacie de corral que él  había improvisado con el tiempo, allí lo guardaba hasta el día 23, se lo iba enseñando a todos los vecinos, familia y a todos los que se terciaba, ese día el 23 era el gran día que acababa con su vida y lo preparaba para guisarlo el 24 de buena mañana, mi padre siempre era el ayudante de cocina y toda la familia nos reunimos en su casa ya a media tarde.
Tenía una gran chimenea en el salón, en mi casa no tengo chimenea y siempre digo que voy ha hacer una...

Mi abuelo siempre buscaba un hueco para acercarse a la chimenea y poner unas castañas  en el rescoldo y siempre decía : Que que se encargue la Nieves que es la mayor. Y me guiñaba el ojo
Porque él me había dicho que el que parte y reparte siempre se lleva la mejor parte.

- Nieves cuando veas que el fuego se apaga tu le atizas con el palo!!! Me gritaba desde la cocina

Cuando llegaba la noche recuerdo que cantaba Villancicos, no se si cantaba otros  pero sólo lo recuerdo cantar la de los peces, ya sabéis " Beben y beben y vuelven a beber, los peces en el río por ver a dios nacer"
Cuando nos sentábamos a la mesa siempre hacía un brindis "Por el cumpleaños del Maestro"  él siempre llamaba a Jesús así, no se porqué elegía ese término para nombrarle, de echo nunca hable con él de religión, me dejó en una edad difícil (la adolescencia) de echo se ha perdido los mejores momentos de mi vida y de la vida de la familia en general. He aprendido a vivir sin él, pero no lo olvido incluso con los años parece que su recuerdo se acentúa aún mas, porque cuando mi abuelo se marchó nadie volvió a comprarme helados en invierno, aunque hiciera frío y se me durmiera la lengua, nadie volvió a llevarme a ver paisajes idílicos y me enseñaba  los nombres de los árboles que nos encontrábamos por el camino, porque él trabajaba en en campo y era desenvuelto, simpático y sociable.

Era alguien que no merecía irse tan pronto, solo tenía 68 años aunque como anécdota os diré que descubrió que tenía un año menos porque cuando se jubilo descubrió cual era su verdadera fecha de nacimientos.  Cosas de épocas pasadas...


Muchos Domingos nos escapábamos y me llevaba a Sevilla Capital
Al Parque María Luisa para que jugara con las palomas
solo nos delataba algunas "cacas" dificiles que quitar.

Te quiero Abuelo



7 comentarios:

  1. Preciosa y triste tu entrada Doña M.
    Las navidades son agridulces, agrias por los que nos faltan y dulces por los que tenemos...

    Te deseo unos días llenos de besos y risas...

    Besazos y achuchones desde el aire

    ResponderEliminar
  2. Hola Nieves, es una nostalgia tierna, en estos dias es cuando mas extrañamos a nuestros seres queridos, su habitos... lo lindo es recordar. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Seguro que te está cuidando desde donde esté. Bonita historia.

    Feliz Navidad

    ResponderEliminar
  4. ♥ Rosa, Mis recuerdos aunque puedan resultar un tanto tristes y melancólicos son totalmente al contrario ya que siempre van acompañado de una sonrisa y algunas risas.
    Sé que es ley de vida y si pienso en ello quiero que me recuerden con la misma alegría que yo hago con los que se marcharon antes que yo.

    Besos Rosa :)

    ♥ Lapislazuli, Así es recordar con la sonrisa en los labios y compartir esas anecdotas que compartimos...
    Un fuerte abrazo :)

    ♥ Goyo, Si se puede... Seguro que si, porque ahora se que era la niña de sus ojos...
    Besitos y feliz Navidad :)

    ResponderEliminar
  5. Es una emotiva entrada, que parece que recuerdas de forma entrañable. Yo he dedicado dos entradas a mis abuelos fallecidos, una es "Rincones vacios" y la otra "mi abuelo Meño", es mi tributo a su recuerdo, que creo que se merecen. Me costó trabajo decidirme a compartir estas entradas en el blog, pero la gente de mi pueblo que las lee, me dice que se ha alegrado de leerlas.

    ResponderEliminar
  6. ♥ Rubén, Recuerdo bien la entrada de tu abuelo Meño porque fue la primera que leí, creo que son entradas que te salen del corazón porque su recuerdo están ahí y porque se lo merecen...
    Felices días y besos :)

    ResponderEliminar
  7. Muy bonita y emotiva tu entrada...
    ¡FELIZ NAVIDAD!!!
    Besazos navideños,

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....