Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 20 de agosto de 2017

Jones


El Sr. Jones entra en la oficina puntualmente como cada mañana.  Hoy lleva esa camisa de cuadros con tonalidades verdes.  Un pantalón gris clarito,  su maletín y su bolsa de viaje con la comida.

El Sr. Jones da los buenos y sonríe amablemente. Tiene un brillo en los ojos lleno de vida. Le doy los  buenos días con mi mejor sonrisa pero no sé si se dio cuenta. Sigo con  mis papeles y atendiendo el teléfono que  en estas fechas del verano siempre está perezoso.

El Sr. Jones llega a su mesa y deja su maletín y su bolsa de viaje en el mismo lugar de cada mañana. Se sienta, enciende el PC y mira su teléfono móvil. Sonríe. Escribe.  Vuelve a sonreír, esta vez mas  ampliamente. Vuelve a escribir y con esa misma sonrisa con la que llegó deja a un lado el móvil y mira el PC. 

Me pregunto que lee, qué o quien le hace sonreír de esa forma tan bonita.  Mis ojos se desvían  a cada rato, el Sr. Jones me parece tan sexy... le miro, muerdo el lápiz mientras trato de descifrar que guarda en esa mirada justo antes de sonreír. Busco una escusa para acercarme todas las mañanas a su mesa, siempre hay alguna pregunta  o alguna firma que pedir.  El Sr. Jones siempre me atiende con simpatía.  Se  levanta para explicarme,  señala con su dedo todos los puntos importantes del documento que le he llevado.  De pronto pienso que desearía que ese dedo, que ese dedo con todos los demás me acariciara un instante.  El Sr. Jones me pregunta si lo entendí.   No escuché casi nada, cuando estoy así cerquita de él casi no puedo pensar con claridad.  El Sr. Jones huele tan bien, se expresa tan bien,  ¡mmm!.  Vuelvo a mi mesa. Con mis documentos, mi PC y mi lápiz mordido por los deseos de me despierta el Sr. Jones.






11 comentarios:

  1. Ayyyy, Nieves...¿dónde se encuentran estos señores Jones?????? ¡He tenido la mala pata de no dar jamás con ninguno...!

    Un beso con deseos de una feliz semana!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Nieves!

    ¡El Sr. Jones no se entera! xDDDD Corto y refrescante relato, que fácil es sonreír con cosas así xDDDD

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Son momentos inolvidables. Sigue así y a ese señor Jones lo tienes en el bote. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No sé a qué espera el Sr. Jones. Menos sonreir al móvil y más ver esos bonitos ojos color de miel que le están mirando.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Jones es un cojones, no se entera de nada


    Besos

    ResponderEliminar
  6. Ojalá el Sr.Jones se de cuenta algún día de lo que tiene a su lado!!
    Mil besos!!

    ResponderEliminar
  7. Ay ay ayyy! Qué lindo es un Sr Jones en la oficina!!!! ;)

    Me ha encantado =)))

    Besitos :D

    ResponderEliminar
  8. el jones ese esta centrado en quien le hace sonreír.

    Habra que buscar formas mes explícitas de acercamiento

    jajajajajaja

    ResponderEliminar
  9. A quién no le habrá tocado algún Sr Jones de jefe? Esa chica tendrá que encontrar la manera, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por vuestros comentarios .
    Sin duda como dice Mercedes no todas hemos tenido la suerte de compartir momentos con un Jones tan especial que descubra nuestra mirada .
    Imagino que ellos son tan especiales que no se dan cuenta que su esencia de hombre despiertan pasiones

    Un saludo a tod@s

    Y un besito y abrazo 😊😊

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....