Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

sábado, 8 de abril de 2017

Ayer, el futuro




Eran las dos de la madrugada, cuando en mitad del jaleo, de las risas y el alboroto de  todos los clientes del bar, en plena conversación de cotilleos y sorpresas, ella miró, quizás por inercia, a la televisión encendida.  Nadie parecía prestarle atención sin embargo ella se quedó ensimismada. 

Hacía años que no veía retrasmitir boxeo en televisión.  Se acordó de él, que le gustaba el boxeo  de los sábados por la noche, se acordó que ella se quedaba dormida, se acordó que él veía todo el combate y que seguía viendo la porno que echaban después.  Se acordó que durante años, incluso despues de él, se aficionó al boxeo pero no al porno.


No sé si eran sus ojos, sus calcetines, su bicicleta destartalada, su pelo rapado, su melena y su cresta rebelde, no sé si eran sus tatuajes, su verborrea, sus cuentos y aventuras, los  caminos que recorrió, las tierras de donde vino, sus gaitas, sus flautas, sus cajas de cosas, no sé si fue su mirada, sus pulseras y secretos, no sé si fue el no irse, el quedarse, su casa, su cama, su amor.
Puede que en ella, todo su presente, todo su futuro se  concentrara en ayer, ese ayer tan lejano como certero, donde todo era ahora, donde todo era fácil, donde los sábados por la noche terminaban en una casa humilde pero que para ellos era el paraíso,  como el paraíso de Adán y Eva. Llenos de amor y pecado. 

Y fue en mitad del jaleo, de las risas y el alboroto de  todos los clientes del bar, en plena conversación de cotilleos cuando tuvo uno de esos pensamientos secundarios, esos que brotan sin querer después de haber estado dormidos tropecientos años.  Mientras seguía la conversación del momento, recordó que la búsqueda era inútil. Que no podía encontrar algún día lo que ya estaba en ella, lo que ya tenía desde hacía tanto tiempo y olvidaba constantemente. Él era su gran amor. Lo había sido y lo sería siempre.  Con el que se casó un amanecer, a las 5 de la madrugada, en una azotea cubierta en una manta, escuchando los argumentos de un hombre  atolondrado como pirata  en agua dulce.  Con el que aprendió a volar, a ser libre y ser quien era.  Si... durante unos largos segundos ella miró el combate y escuchó  la voz del amor de su vida comentando el golpe,  se trasladó a aquella cama. Siempre lo recordaba con alegría,  era la clara diferencia entre todos y él.  Aún recordaba sus consejos, tropecientos años después aún tenían  valor, aún servían...  Durante unos largos segundos recordó que desde que él zarpó con su barco a otros horizontes nunca más nadie le ha pintado piedras.


10 comentarios:

  1. Hay que pasado... Que para bien o para mal ahí está. El pasado nos hace lo que somos, aunque soy del pensar que el futuro está en nuestras manos. Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Hay veces que los recuerdos inolvidables aprietan el corazón

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Cuando se fue él desapareció la magia...
    Sí.
    Ocurre así.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. lo que escribes es precioso, pero desalentador.

    bonito lo que pasó. un desastre que lo mejor de la vida esté en el pasado.

    suerte haber tenido esos momentos. deseable que aparezcan iguales o mejores en el tiempo por venir.

    ResponderEliminar
  5. Quizás lo mejor esté por llegar.
    Besos 🌹 buen finde

    ResponderEliminar
  6. Pintar piedras o almas. Pintar idas y venidas, Pintar sonrisas, Pintar horizontes. Y con el tiempo, recordamos todo lo pintado aunque ya no pintemos nada. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Loa recuerdos de un gran amor, mejor tenerlos que no tenerlos, y si dejan honda huella mucho mejor, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  8. Ya pasò y si no tiene vuelta hay que dejarlo y seguir camino, vivir en el pasado "perdido" causa tristeza
    Adelante està la magia por venir
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Triste y no triste, mejor haber tenido algo que recordar con agrado que lo contrario...ya vendrá algo mejor, seguro que sí!

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por estar ahí siempre y acompañarme en esta aventura, en forma de relatos...

    Mil besos y feliz día amig@s
    Me aportais un montón y me dais esa carga de energía + para no decaer y seguir contando

    :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....