Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 22 de febrero de 2015

De dinosaurios y Dragones


Quería tener una casa en las nubes.
Donde se viviera en sueños,  donde la música de acordeones y flautas fueran como arrullo  para las almas inquietas y desatadas.

Quería un dragón que cuidara de mi reino en nubes,  que se enroscara entre los nubarrones y rugiera los buenos días al amanecer y las buenas noches antes de que llegara la Gran luna llena perpetua en el reino de nubes.

Quería una gran cama con una ventana en el techo donde poder hablar con el dragón y escuchar sus historias antes de dormir...


"Había un hombre que amaba a los dragones.  Soñaba con ellos, hablaba con ellos y construyó un cometa con la forma de un Dragón.  Todos los días la volaba, soñaba y amaba esa libertad corriendo como el viento tras su brillante y majestuosa cometa.

Hablaban tanto de él que el viento le llevó el nombre de este hombre al Dragón Rey.

El Rey dragón decidió conocerlo, Se presentó en su casa, metió la cabeza por la ventana, la cola por otra...
El hombre se asustó al verlo, quiso salir corriendo despavorido pero el Dragón le gruño que no tuviera miedo, el viento le había contado lo mucho que amaba a los Dragones, le hizo una propuesta.

... Lo vio aquella tarde correr tras su cometa,  era una cometa que brillaba de forma  extraordinaria con la luz del sol y las tiras de colores se deslizaban como las barbas de dragón...

Si decides hacer volar esa cometa, será la  última vez que lo hagas ya que dejarás de ser hombre y te convertirás en eso que tanto deseas.
Y  es por eso que este dragón que te protege en tu mundo de nube tiene el prodigio de hablar..."


Quería un cofre lleno de besos, caricias y te quieros,
Quería  fuegos artificiales en la distancia y auroras boreales en casa.
Quería instantes pequeños y un Millón de cosas que no se pudieran cambiar por dinero.
Quería que cada huella que dejara en la vida, fuese recordada con una alegre sonrisa.
Quería una barca para fugarse con su dragón.... antes de que las nubes se disiparan, antes de que su reino de nube fuera un cuento más como los que le contaba su dragón cada noche... y descubriera los dinosaurios fosilizados en el jardín.
Quería un dragón que cuidara de mi reino, Quería tener una casa en las nubes...




- Gracias bro... por contarme cuentos-



9 comentarios:

  1. Nieves, Bro... te contó este cuento o es tuyo? Hermoso de todas maneras, un abrazo de dragón!

    ResponderEliminar
  2. Hermoso cuento, dónde lo importante son esos deseos que para nada se pueden comprar pero si conceder.
    Besos Nieves, buena semana

    ResponderEliminar
  3. Muy bonito.
    La fantasía y la imaginación siempre deben cultivarse... preparan el camino para la verdadera intuición.


    Un abrazo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Precioso!!!
    Gracias por compartirlo
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bonito cuento y así es; por pedir que no quede; luego dan lo que nos dan.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  6. Nos gustan Los dragones. Existen Pero no se dejan ver al ser humano. Solo hablan al atardecer Con perros y gatos... Son mas nobles, mas instintivos y sobre todo, mas libres... Como Los dragones. Gracias a ti.

    ResponderEliminar
  7. ¡Vivan los dragones!
    Y la imaginación...
    Y los cuentos...
    Y los cuentos de dragones imaginados entre las nubes...

    ResponderEliminar
  8. Cuentos así, me gustan¡¡¡
    Besotes¡

    ResponderEliminar
  9. Cristina, Bro me contó el cuento, el que está entre comillas, lo demás es de cosecha ;)
    Me gustó como quedó el resultado final y debe ser porque ambos llevamos un dragón en nuestro corazón.


    ________________

    GRACIAS A TODOS por compartir vuestros pensamientos y escuchar mis cuentos.

    Mil besos!!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....