Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 2 de septiembre de 2014

Carnívoros




Don Anselmo pasaba cada mañana por la casa de sus vecinos, el verano estaba acabando y aún así  todos los niños seguían en las aceras apurando los últimos días de vacaciones.
Hacía un par de semanas los hijos de sus vecinos se entretenían con unos pequeños y coloridos pollitos que picoteaban la acera sin encontrar nada que llevarse al pico. 

- Que pollito más bonito te compró tu padre. Comentó Don Anselmo a Kuko,  el más pequeño de los niños.

- El mío es el amarillo!!! Señaló con el dedo indice sentenciando.

- Debes cuidarlo bien, no se te vaya a escapar.... ¿Como se llama?  Don Anselmo tenía prisa pero demoró su huida a la taberna.

- ¡¡nuggets  !!

El silencio precedió a la evidencia del  destino de aquel pollito,  que ya, recién salido del cascarón se sabía qué sería después de pollito pica aceras.




6 comentarios:

  1. Quién no ha tenido pollitos de colores?? Los pobres siempre tienen un mal final...
    Mil Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Pobrecillos, son tan bonitos...
    Besos, buena noche Nieves

    ResponderEliminar
  3. Y mañana serán comida, ley de la naturaleza, salvo para los vegetarianos que lograron salvarse de ese destino carnívoro imperante en la humanidad, ojo, no soy inocente, como carne también, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias chicas y Tejón. Con este relato quise desarrollar con la naturalidad que vemos en ocasiones el destino de algunos animales que se cuidan con todos los cuidados hasta el día que decidimos meterlos en el puchero.
    En muchas ocasiones he pesando sobre ello.

    Mil besos amigos !!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....