Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 22 de abril de 2013

El Reloj y El Tiempo




Fuera de mi, había 27 grados primaverales,  todos volvían a lucir la manga corta y los zapatos ligeros.

Dentro de mi,  39 grados  hacía que burbujas de sangre hirvieran en mis venas, escalofríos delirantes hicieron que tuviera que taparme con una manta invernal.


Todo se fundió en azul, azul añil.
- ¿Que haces?
-Espero.  mi respuesta no pareció convincente.
- ¿Pero... a que esperas?
- A que baje la fiebre, estoy luchando contra un virus, lo llevo dentro, tengo que esperar..
- Crees que estoy soñando? le dije a ese que me hablaba cubierto de azul, azul añil.

- No, quieres un té? respondió susurrando.

Éste no esperó mi respuesta y puso a hervir té, escuchaba el hervor...

- Cómo has llegado hasta aquí,  pensé que no te encontraría  nunca!!!  

Observé que la luz  entraba por la  ventana, me sentía ligera, con escalofríos delirantes, sudor incontrolable, somnolencia,  dolor, agotamiento...

El hombre que me hablaba  se sentó en el suelo,  frente a mí, se  arregló el turbante azul añil,  y dio sorbos a su té, curiosamente no me ofreció.

Yo no le hablaba, él tampoco me decía nada, simplemente ahí  estaba.

Miré el reloj.  Quería que pasara el tiempo para que mi cuerpo volviera a temperaturas saludables.

El hombre del turbante sentado en el suelo miró el reloj...


- No mires el reloj, no servirá de nada. Escuché que prosiguió...   Tu tienes el reloj... yo tengo el tiempo.

La fiebre bajó una ves mas, con la desaparición de la fiebre también desapareció ese nómada que llegó a mis alucinaciones febriles.
La fiebre volvió pero ya él no lo hizo mas. Hoy Lunes os puedo decir que he superado uno de los virus mas estaños de mi vida. Tres días con fiebre con delirios incluidos, pero he vuelto a la normalidad sin dejar de pensar  en esos personajes que la mente inventa mientras el cuerpo lucha  por vencer una batalla  con microorganismos...




7 comentarios:

  1. feliz comienzo de semana...todo el tiempo estamos luchando...buenisima entrada, beso

    ResponderEliminar
  2. Menos mal Nieves que el hombrecito azul del tiempo no apareció más.
    un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Nieves, me alegra que la fiebre haya pasado, lo bueno es la historia que te inspiró, un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Me alegro que ya estes bien!! Nunca he tenido esa experiencia,debe ser horrible eso de las alucinaciones. Eres tan grande que hasta de la fiebre sacas historias... :)


    Un fuerte beso <3

    ResponderEliminar
  5. Si tienes un tuareg al pie de la cama, tomando té, lo raro es que no te ofreciese, y ya que estamos, "Tuareg" de Vazquez-Figueroa, es uno de mis libros favoritos.
    León: 15 grados fuera. Yo: sin fiebre.

    ResponderEliminar
  6. Pues la fiebre parece que te inspiró un buen relato.
    Salud,Nieves y un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos por vuestras palabras. He sobrevivido a mi primera gripe de mi vida... Y aunque todavía no me siento al 100% puedo decir que ya la siento superada.
    No recordaba lo que era estar tan mal...Uf que días he pasado chicos...

    Un besote a todos :)


    Ah Rubén que perspicaz eres, que pronto has averiguado que era un Tuareg :) la fiebre tiene estos momentos absurdos que te extraña que no te de té un Tuareg salido de la nada.... Pero esas son las cosas que traen la fiebre de 40 grados.

    GRACIAS A TODOS :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....