Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

lunes, 15 de abril de 2013

El Regalo




Salia presurosa  por las escaleras de la sala de conferencias cuando un chico se acercó a ella y le preguntó a la ves que bajaba  a su ritmo.

-¿Eres Laura?

- Si. Respondió sin bajar el ritmo.

- Laura Martines que acaba de dar una conferencia en el aula 37.

- Si. perdona tengo prisa. y ...

- Sólo quería darle esto, me lo dio mi tío Pablo, sabía que venías a dar la conferencia pero él no pudo venir, me pidió que te lo diera.

Laura lo cogió.
- Perdona si no lo abro, no sé disimular y  se notaría si no me gusta. 

- Me dijo que lo abrieras pronto... Gracias Laura.  Exclamó para despedirse



Ya en casa después de darse un baño y ponerse las zapatillas rosa, se sentó en el sillón y cogió aquel estaño paquete, lo había cogido sin ni siquiera recordar a aquel Pablo, tenía demasiada prisa para pararse en indagaciones.
Entonces descubrió los agujeritos  que pasaban desapercibidos a simple vista, la parte superior del paquete tenía decenas de perforaciones. 
Lo movió...  se escuchaba movimiento en su interior.

Decidió abrirlo, quitó el envoltorio y  lo abrió despacio y un tanto inquieta...
En su interior había diferentes objetos pero todos pasaron a segundo plano.  Todos estaban metidos en una bolcita de plástico hermética que sacó y la colocó en la mesita que tenía frente a ella.
En la caja había hojas, hojas de moreras y unos gusanos de seda... contó seis.



Los gusanitos tenían ya un tamaño considerable.
Dejó la caja en la mesita, cogió el envoltorio y lo tiró a la papelera camino al jardín trasero,  encendió las luces, ya que estaba oscureciendo, bordeó la piscina, dejó atrás la barbacoa y justo al fondo, al lado de la casetilla de Nube, - su perrita que ya dormía-   estaba el enorme árbol de morera, cogió una buena cantidad de hojas y volvió dentro de casa.

Metió las hojas en la caja y los animalitos rápidamente subieron por las nuevas hojas y empezaron a comer de esa forma compulsiva que les caracteriza.
Entonces abrió la bolsa herméticamente cerrada, en ella había una foto, un papel escrito y  un foulard de hilo.


" Laura, hace 17  años que nos dejamos de ver, sigo viviendo en Amsterdam  pero hace tres meses estuve en España y vi que dabas una conferencia.
Espero que mi sobrino te diera la caja y que los seis pequeñines sobrevivieran, sé que no habrás talado la vieja morera del jardín. 
¿ Te acuerdas que tu abuelo me  dio gusanos de seda la primavera antes de marcharnos ? Estos son sus desentiendes,  cada año  los he ido cuidando, ahora se encargan mis hijos.
 Espero que estés bien, ya sé que has conseguido todas tus metas. Que has llegado al final de tus sueños y me alegro de todo corazón.
Te conozco y seguro me has olvidado, te mandé la foto para que supieras que te sigo recordando, que nunca te olvidé.

Felicidades por tus logros.     Tu amigo Pablo"


Miró la foto y le sorprendieron las lágrimas brotando por su mejilla. Pablo...   

La foto estaba hecha en el jardín, antes de hacer la piscina, ella lucía un foulard rosa,  su abuelo sentado en una silla  reía junto a  Pablo que llevaba entre sus manos una caña de pescar,  Laura sentada en cuclillas parecía arreglar los aparejos de pesca.

El día que Pablo se despidió de Laura, ella le dio esa foto junto al foulard para que nunca la olvidara, ella siempre estuvo enamorada de él pero en algún momento del camino de la vida, lo olvidó.
Ahora no sabía muy bien porqué  se lo devolvía y con aquella devolución  llegó la sensación de vacío, de alma hueca, que si bien había triunfado en la vida laboral,  cuando volvía a casa no tenía nada.

Pablo había mantenido vivo su recuerdo  mientras ella los olvidó todos.  Y con aquellos  gusanos de seda después de tantos años volvieron  recuerdos dormidos... como si  hubiera estado dentro de un capullo y volviera a la vida, a sus colores y a sus sensaciones... con aquel gesto supo que pese a unas vidas tan distintas y separadas posiblemente para siempre,  ellos seguirían unidos... porque es muy difícil huir de tus propios sentimientos... 






___________________________________

Nota: Los gusanos de seda son míos.


10 comentarios:

  1. wow!! que lindo...feliz comienzo de semana...

    ResponderEliminar
  2. Muy bien escrito Nieves. A veces, cuando menos te lo esperas, el pasado arremete contra nuestra voluntad y nos deja tocados.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Entrañable relato, es una pena que ella olvidara esos recuerdos tan bonitos.


    Mil besos primaverales!!!

    ResponderEliminar
  4. Nieves, preciosa historia.
    Cualquier cosa, puede devolvernos recuerdos y nos damos cuenta lo infelices que somos y lo vacíos que estamos (eso si somos sinceros con nosotr@s mism@s, hay quien prefiere engañarse)
    Besos, buena noche

    ResponderEliminar
  5. Qué bonita la metáfora de los capullos con los recuerdos.
    Dentro del capullo hay algo vivo y ciertos momentos del pasado parecen haberse olvidado. Pero siguen habitando en nosotros, basta un disparador para que vuelvan a activarse.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  6. Ya te lo he dicho otras veces, creo que tienes una maravillosa forma de transmitir sentimientos, una habilidad natural para armar historias que nos ponen muy cerca de las sensaciones de los protagonistas. Me encanta este "Regalo".
    Y el pie de página con la identidad de los actores me ha hecho mucha gracia.
    A ver si esta vez el mail no rechaza mi comentario, Nieves, te lo he comentado cuatro o cinco veces en mi blog porque aquí no llego: debo estar como spam...
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Sólo paso a saludarte. No puedo leer bien veo nubes, pero no me puedo resistir a venir...

    Un gran beso desde el aire

    ResponderEliminar
  8. Hola Nieves, qué preciosa historia la de hoy! Esos bichitos me dan impresión,pero seguro son tu tesoro, un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. muy bueno, me gustó mucho llegar aqui...

    ResponderEliminar
  10. Muchíiiiisimas gracias por vuestros comentarios,
    Escuchando palabras * Jaal * Patry * Verónica * Mirella *Cristina * Ignacio *
    Rosa que pase a estar convaleciente pasa a saludar, espero que pronto estés recuperada.
    Y Susana, que no sé lo que decirte, siendo tan buena escritora y relatista me das mucho apoyo con tus palabras. Espero que se termine estos problemas decomunicación.

    Un besote Grande de todo ♥
    :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....