Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 24 de abril de 2011

Los cuatros dragones




Como cada noche el pequeño se iba a la cama con la ilusión de escuchar el cuento que le llevaría a los brazos de Morfeo.
Se acurrucaba en la sábana y esperaba la pregunta, cual quiere que te cuente:

- El de los cuatros dragones tita.

Su tía cogía cuidadosamente el libro, era un libro mágico la portada estaba labrada con las forma de la piel de los dragones; cierra los ojos le decía, el niño tocaba la portada del libro...
¿Lo notas? es la piel de los dragones. Aclaraba la tía en susurros.
El niño sonreía  con emoción y con los ojos bien abierto le decía: Empieza ya tita.
El libro parecía abrirse solo por la página  en la que se ubicaba el cuento no por la magia sino por la cantidad de veces  que se había leído esa historia ignorando todas las demás.
El desplegable de un gran Dragón Chino abría el horizonte a la imaginación....

                                                                     ****         
En la antigua China no existían los ríos, solo el mar Oriental, donde vivían cuatro dragones; el Dragón Laaaaargo, el Dragón Amarillo, el Dragón Negro y el Dragón Perla.  Un día, mientras jugaban en las nubes, vieron que la gente hacía ofrendas y quemaban incienso para pedir lluvia, pues había una gran sequía.

                                                                    ****
Los cuatros dragones suplicaron al poderoso Emperador de Jade que lloviera. Él accedió, pero pasaron diez días sin que cayera ni una gota de agua. Los dragones sintieron compasión por la gente y volaron hasta el mar, recogiendo agua con  la boca y la rociaron sobre la tierra como si fuera lluvia.

                                                                    ****

La gente se puso feliz, pero el Emperador de Jade se enfadó y ordenó al Dios de la Montaña que atrapara a los dragones bajo cuatro montes. Pero ellos se convirtieron en ríos y ese es el origen de los cuatro grandes ríos de China: El río Dragón Negro, el río Amarillo, el río Perla y el río Laaaargo.

                                                                     ****

El pequeño ya hacía rato que dormía pero ella lo leía siempre hasta el final.

Buenas noches, mañana seguimos jugando.

5 comentarios:

  1. Qué bonito, niña.
    Yo también me voy a dormir con tus dragones, te mando un beso de vuelta.
    Hasta mañana .

    ResponderEliminar
  2. Creo que, gracias a tu relato, me voy a dormir montada en uno de esos dragones hasta el mar, para recoger el agua y refrescar mi cabeza tras una intensa y dura jornada.
    Encantada de pasear por esta casa de sueños y magia!

    ResponderEliminar
  3. Me satisface que os guste.
    * Reyes espero que tus vacaciones hallan sido de lo mejor, pasaré a leerte.

    * Jo Grass bienvenida a mi rinconcito.

    Un saludo y un beso a las dos ;D

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué bonito blog, y reciente, como el mío! Te agradezco mucho que pasaras y me indicaras el camino (no sé cómo había ido a parar a otro). Supongo que cuesta hacerlo y mantenerlo, pero no vamos a desfallecer así como así, ¿verdad? Te voy a ir siguiendo...
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bienvenida a mi blog, este es el inicio de un largo caminar y se puede decir que lo hemos iniciado a la ves y buenos "los nuevos tenemos que apoyarnos ¿no?"
    Un beso Susana y ya sabes...

    Nos leemos pronto ;D

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....