Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

sábado, 2 de diciembre de 2017

Evolución





¿Por qué me dejaste de querer? Dijo él después de varios meses de silencio.

Hacía una mañana fría,  él hundía la cabeza en la bufanda y ella pasaba su brazo  por su hombro dándole calor. Aquella pregunta no le incomodó, ella misma se la había preguntado más de una vez en todo ese tiempo pasado.

No te he dejado de querer amor mío, no dejé que te alejaras demasiado. Necesito tu risa a carcajadas y tus silencios compartidos.  Puede que después de tantos años descubrí  que el amor evoluciona y  se convierte en algo que no esperamos, pensamos que ya  no es y...

Buscamos otro Edén - él la interrumpió-

Ella se recostó en su hombro, lo olió y le dio un beso en el cuello. 

No es eso amor, nuestro amor evolucionó a algo muy bonito ¿No te das cuenta?, no estoy segura si quiero alejarme de nuestro Edén, de tus manos y tus cosas tan conocidas.  No sé si quiero marcharme de este vergel, de estos colores tan nuestros. 

Él colocó su mano entre los muslos de la mujer.

No intentes distraerme, no vayas de angelito distraído, si me amaras como se debe  no estábamos aquí sino en nuestra cama haciendo el amor, o desnudos uno frente al otro. Como antes.


Ella  escondió la sonrisa en el cuello  de él. 

No intentes embaucarme, no seas diablillo que recuerda momentos de delicias y placeres.


El invierno llegó a Edén,  la pasión y el deseo hibernaba, el frío lo cubría todo y las luces realzaban la belleza de todo lo que formaba parte de aquella burbuja creadora, aquel lugar donde solo se había creado amor y tanto bonito ahora parecía estar helado.
Ya no había hojas de parra para cubrir sus cuerpos desnudos, ya no había nada que ocultar. Sabían que ni ella era un angelito inocente ni él un diablo cargado de tentaciones. 


Ella lo miró, deslizó la mano de él hacia su sexo y lo besó como hacía tiempo que no lo hacía, lo lamió y volvieron a saborearse.  Enlazaron sus manos.  Puede que no dejara de quererlo, solo que aún hacía frío en el paraíso. Puede que después de tantos años descubrió  que el amor evoluciona y  se convierte en algo que no esperamos.



10 comentarios:

  1. Estaba claro que cómo iban a terminar. A veces hay de dar un paso atrás para tomar impulso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Un instante en el paraíso, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  3. El amor tambièn tiene fin, aunque no lo aceptemos.- Nadie puede obligarse a sentir algo, es imposible
    Buen fin de semana
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Esa evolución del amor da miedo...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Tanta pasión con el frío que hace...miedo me da pensar qué pasará cuando pase el invierno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No sobreviven los mas fuertes, sobreviven los que se adaptan al cambio....

    ...también en cuestiones de quereres pasa eso.

    ResponderEliminar
  7. El amor...esa cosa tan terriblemente maravillosa. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas gracias por estar siempre atentos a mis letras.

    Besitos y abrigaos los de aquí y cuidaos los del otro lado del gran océano.

    :)

    ResponderEliminar
  9. Pues es cierto, el amor evoluciona y así como lo cuentas, sabe a sueño hecho realidad. =)))


    Besitos :D

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....