Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

jueves, 5 de mayo de 2016

Bosque



Porqué deseas morir nunca fue la pregunta correcta sino por qué vivir. Esa era posiblemente una de las muchas preguntas que le atormentaban a las miles de personas que se adentraban en aquel bosque maldito en el confín de la tierra. 

Es fácil perderse en ese enmarañado reino de muerte. Así que el visitante temeroso de adentrarse demasiado y perderse, temeroso de  arrepentirse en el último momento y verse encerrado en un laberinto de árboles y restos de viejos objetos abandonados junto a los esqueletos de quien decidió morir en ese lugar olvidado, suelen crear caminos con cintas o cuerdas enlazándolas por los árboles para poder volver a la vida si tras ver a la parca cara cara descubre que la vida siempre es más bonita por complicada que sea que la muerte en aquel lugar inmundo.  Así que las cuerdas se trenzan entre la maleza hasta lo más profundo del bosque, allí donde los grandes árboles impiden entrar la luz del sol y donde una penumbra perpetua parece acunar al moribundo.

Es allí donde una música invade el lugar, no creáis que es una melodía lúgubre y tétrica, es música alegre, de fiesta, a un volumen exagerado.  Si buscas el lugar de donde viene la música podrás encontrar una vieja cabaña abandonada, grandes altavoces que no dejan escuchar tu propia voz, que no dejan escuchar los pensamientos del que busca en aquel bosque el silencio y la complicidad del que ya no quiere volver a la vida.  La música entra dentro de  esas personas e intenta disuadir las  ideadas suicidas del que pasea como alma en vida por el paraje.

En ocasiones los pensamiento del visitante son aún más fuertes de la música de la cabaña, otras veces consigue encontrar una pequeña grieta entre tanta desalación y el que no quiso volver tiene la idea de volver  así que sigue nervioso y agitado las cuerdas que fue colocando enroscadas entre los árboles, si no fue así puede que las viejas cuerdas le ayuden y con suerte encuentre la entrada al mundo, a la vida de donde quiso escapar  de una forma absurda y cobarde.





8 comentarios:

  1. Impecable y profundo relato, Nieves, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Esa es la pregunta. Me gustó mucho tu relato. Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Me gusto mucho tu relato, muy profundoo! Existirá ése bosque? tal vez lo visitaría jajaj. Ya te sigo, espero puedas visitarte mi blog y comentar tambien: unsolocaracter.wordpress.com

    Gracias y saludos!

    ResponderEliminar
  4. Muy buenas reflexiones,Nieves.
    En mi ventana hoy también es protagonista un pedacito de bosque.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Una pregunta acertada y una hermosa metáfora del camino de la vida -o de la muerte- representado en ese bosque.
    Besotes, Nieves.

    ResponderEliminar
  6. Tienes un gran talento, Nieves, siempre me sorprenden tus escritos.
    Ese bosque me puso el vello de punta.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Hola Nieves, interesante tu historia
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Muchísimas gracias por comentar y visitarme en cada entada. Os lo agradezco que todo corazón.
    Sois geniales y sin duda ocapais un bonito lugar en mis días.

    Mil besos amig@s

    :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....