Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

jueves, 31 de julio de 2014

Desmoronamientos




No os dejéis engañar por su frágil apariencia. Ni por su inocente mirada. Que no os turbe sus escuetas palabras.


Ella es la que ha sobrevivido.

Cuando el entorno en que vivía perdió la razón, supo que debía enterrar su corazón, sus nobles sentimientos y sacar lo más inerte de ella.
Ella lo tenía, todos lo tenemos. 

Cuando tuvo aquel ser frente a ella, en una habitación desmoronada por  la metralla y morteros... cuando se vio descubierta por una de las sombras de aquella guerra, supo que no había escapatoria.
Todo su mundo, toda su historia acabaría allí...  rebosada en mugre  y hedor a putrefacción. 
Si... aquel fue su pensamiento inicial. 
Pero...  ella fue la que salió de aquel lugar, de una habitación con hedor  a supervivencia,  ahora o nunca, tu o yo...

Que no os deslumbren sus labios rojos carmesí, que no os enamore su femeninos movimientos...
La podéis ver a menudo en el banco junto al río en las tardes de verano.  Exhalando con sutil sensualidad el humo de un tabaco extranjero. Humo que se expande hasta desaparecer como sus mismos recuerdos, que le avergüenzan, aunque sabe que sin ellos no hubiera podido estar allí tiempo después  en un nuevo mundo en paz, en calma.

 No os dejéis engañar por su frágil apariencia. 

Ella ha sobrevivido.






7 comentarios:

  1. Para sobrevivir y ante una situación límite, nos sale el cavernícola que todos llevamos dentro. Como bien dijiste: es el otro o yo. No hay elección.
    Un besote grande, Nieves.

    ResponderEliminar
  2. Me parece buenísimo...
    Me hubiese gustado saber a costa de qué.
    Besos, buena noche Nieves

    ResponderEliminar
  3. Precioso texto. Gracias por conpartirlo. Y la imagen también. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Lo bordaste como es habitual en ti apreciada amiga. Sigue así con tus magistrales textos. Besos Nieves y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué me gusta tanto lo que escribes?.
    Es dura la supervivencia y muy duro desmoronarse y sobreponerse. ¿Como lo haran las mujeres, los hombres y los niños del masacrado pueblo palestino?, Será dificil que no alberguen odio en sus corazones.
    Es una reflexión a la que he llegado leyendo tu escrito,Nieves.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestros comentarios.
    En estos días en que las imágenes de un pueblo palestino sale masacrado en cada noticiero y nadie pone freno a esta barbarie, me planteo muchas cosas, la locura que tiene que ser levantarte una mañana sin tener la certeza de que volverás para dormir una noche más.

    Tantos años en la misma contienda creo que hace que ese odio esté ya incrustados en ellos, creo que es inevitable, es un territorio demasiado valioso para el mazo de las religiones y todos quieren tener bajo su dominio un trozo de tierra con demasiada historia, demasiada leyenda...
    Sea como sea.... es una sin razón.
    Gracias Tejón
    Gracias Rafa,
    Gracias San B,
    Gracias Verónica,
    Gracias Mirella.

    :)

    ResponderEliminar
  7. Un texto escrito no solo con naturalidad, también con una prosa muy cuidad que atrapa enseguida al lector y lo deja cautivado.

    enhorabuena!!!!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....