Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 11 de mayo de 2014

El ÁtiCo


Andrea subió las escaleras del ático con cuidado,  era la primera vez que su padre la dejaba subir sola.
 Ella había subido muchas veces, sabía donde estaban la caja de puzzles que  quería para pasar aquella tarde de tormenta primaveral.
Cuando subía los últimos peldaños la niña volvió a sentir los duendes del ático.

- ¡¡¡ Voy a entrar duendes !!!

La pequeña de siete años entró al oscuro ático y miró curiosa los rincones y  recovecos más oscuros, allí era donde se escondían los duendes del ático.  Pequeñas bolitas oscuras  con aspecto esponjoso que medio levitaban y correteaban alejándose de la niña mientras andaba entre las cajas. Ella siempre los veía pero nunca les prestaba atención para no asustarlos.
Buscó el puzzle que más le gustaba y volvió presurosa hacia la salida, comenzó a bajar cuando  vio como volvían a invadir todo el ático, flotando como pompas de jabón,  como los pompones que les hacía mamá con la lana que le sobraba.

Andrea se sentó en la mesita baja y comenzó el puzzle.  Su madre cogió la caja donde se guardaban las piezas y pasó un trapo por ella, estaba cubierta de polvo.


- ¡¡¡ Es que los duendes del ático no dejan de fabricar el polvo mamá!!!


La madre de Andrea se sentó junto a ella para ayudarla y hacer el puzzle juntas.  "Yo también los veía cuando tenía tu edad"  le susurró su madre  "supongo que soy mayor para que ellos me dejen verlos, sólo se dejan ver por los que ellos quieren, debes caerles bien"

Andrea sonrió y junto a su madre pasaron la tarde de tormenta haciendo el puzzle de los unicornios.






10 comentarios:

  1. Que linda niña, y un bonito texto, que me recuerda la época del colegio cuando creía que un duende siempre me seguía :), un fuerte abrazo Nieves.

    ResponderEliminar
  2. Qué pena que no veamos a los duendes cuando crecemos, hermoso y tierno relato Nieves, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué bonito! Hacía tiempo que no pasaba por aquí, echaba de menos tus historias. Me gusta esta niña que se queda con su madre, haciendo el puzzle de los unicornios... bonita imagen.
    Espero que estés muy bien. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Es una pena que cuando nos hacemos mayores dejamos de verlos, pero no importa aunque no los veamos a veces parece que siguen por ahí...."haberlos, haylos"
    Mil besos!!!

    ResponderEliminar
  5. Nieves, con tu inventiva los niños que crecen a tu lado han de ser los más felices del mundo, son unos suertudos de tenerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. * Jhossef, Muchas gracias!!! Ay me encantaría conocer esa historia, deberías animarte y contarla en tu blog!!!
    :)

    Un besote!!!

    * Cristina, Todos hemos tenido algún momento en que hemos creído ver duendes y hadas, yo soñaba con ellos.
    :)

    Mil besos!!!

    * Susana, Como me alegra verte por aquí!!! Espero que estés bien y que tu ausencia por estos lares sea siempre por cosas bonitas y positivas.
    Muchas gracias por tus palabras, te tengo presente siempre.
    Un fuerte abrazo!!!
    :)

    * Patry, En estas cosas se dice, se comenta, que son ellos los que eligen a las personas que pueden verlos. No sé porqué!!!
    Yo soñaba con un hada, aparecía constantemente en mis sueños de infancia, cuando crecí desapareció, siempre era el mismo y lo recordaba de un sueño a otro...
    La imaginación, la magia... no sé...

    Mil besos amiga!!!

    * Tejón, Debo decirte que yo soy mas afortunada de tenerlos a ellos cerca, sin duda han despertado esa parte fantástica que que quedó dormida mucho tiempo y que gracia a sus llegadas despertó ...

    Muchas gracias y un abrazo fuertote!!!

    :)

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu imaginación, Nieves y la ternura del texto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. * Gracias Mirella, agradezco tu amabilidad.

    Mil besos amiga!!!
    :)

    ResponderEliminar
  9. Me fascina la facilidad con la que eres capaz de contar cuentos, tus sobrinos deben estar privados..
    Tengo que reconconocerte, que me los voy guardando y que cuando emma me pide que le cuente un cuento, pero no de libro, recurro a los tuyos!!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. *Violetazul, Ay muchas gracias por tu visita, lo que me cuentas me deja sin palabras, el saber que mis cuentos los escucha Emma me llena de alegría, ahora quiera o no, cuando se creen y sean relatados pensaré en ella.
    :)

    Mil besos !!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....