Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 18 de abril de 2014

Hoy es...


Hoy es el día en que su mirada dejó de estar perdida.

Sus demonios escaparon, el corazón despertó de su letargo. Súbitamente descubrió que había Mil razones para Mil amaneceres.
Ya conocían  su luz, su tacto y su mirada, y nadie sabía que ardían por dentro.  
Había llegado a ese punto de emoción y sensaciones en el que parece que el alma se expande... renace.
Hoy es el día en que le mira y descubre su alma  desnuda.  Hoy ha dejado de sobrevolar en fantasías, ha olvidado anotar sus ideas y pensamientos en grises rincones ... Y cuando la besó... cuando la besó  el tiempo se abrió escurriéndose  por un remolino atemporal,  teniendo la sensación de que aquel primer beso era el primero de hoy, de aquí y de ahora, sintiendo al mismo tiempo  como si  el que la besaba no fuera persona nueva en su vida sino como si hubieran compartido  otra época, época antigua... otros tiempos, otro mundo y que nuevamente se habían escurrido por ese remolino para volverse a encontrar, renacer  y volver a Tener  Mil razones, mil amaneceres.

                                         
Hoy es el día en que su mirada dejó de estar perdida.





10 comentarios:

  1. Bello relato! Tuve que leerlo una y otra vez. Me quede sin palabras. Simplemente Hermoso! Muchas Bendiciones! Y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  2. Bendito día Nieves! Palpar la realidad de un amor, un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Muy bien, ya era el momento que su corazón necesitada, Un abrazo, Feliz semana.

    ResponderEliminar
  4. Un bonito relato y además reconfortante y muy esperanzador.
    En estos momentos, de algún modo, estoy inmerso en un proceso similar, me encuentro un poco perdido y ansío volverme a reencontrar...

    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hermoso relato, al igual que esa sensación que tan bien has descrito.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
  6. Un relato con mucho encanto y con una visión positiva que contagia.
    Un enorme abrazo, Nieves.

    ResponderEliminar
  7. Hizo bien en liberarse de esos demonios que nos inculcan, siempre amenazadores, hizo bien en soltar esas cadenas que aprisionan. Me gustó el relato, quizás lo llevo a un terreno que no es donde tú lo imaginas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por vuestras palabras, me gusta tanto que os llegue el mensaje y os reconforte en cierta medida....
    Un abrazo fuerte a cada uno de vosotros.
    :)

    ResponderEliminar
  9. Tejón, Sea cual sea el terreno donde lo lleves seguro que es un bonito lugar.
    Me dejas intrigada ....

    Besos!!!

    :D

    ResponderEliminar
  10. Muy buen relato NIEVES, buen contenido, buenas letras.
    Un gusto leerte,
    ROBER

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....