Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 30 de julio de 2013

El vuelo de las luciérnagas























Era las 2:14 de la madrugada cuando tuvo la certeza de que el insomnio  la acurrucaría aquella noche al igual que las tres noches anteriores.
No se movía ni una brizna de aire,  sobre su piel las mínimas  prendas, su melena recogida en un moño alto.
Desplegó entonces los mapas de todos los sueños...  resopló suavemente, el aire de su boca como un torbellino salió indicándole las coordenadas adecuada y un trozo de mapa chisporrotea  a causa del vuelo de las  luciérnagas.

" Un enjambre de estrellas en el firmamento me guían el camino, 
por un azar que no busco coincido exactamente contigo, con ningún otro, sino contigo...
Me miras de lejos, te miro en la distancia, 
Me acerco, te acercas,
Te miro, me miras...
Nuestros ojos se agrandan, se acercan entre si, se superponen.
Respiro confundida, tu silueta se desdibuja,  se difumina y se acentúa con el antojo de los sueños.
¿Porqué nunca antes advertí tu presencia?
¿Cómo has llegado a este mundo de sueños?
¿Acaso conoces el secreto de mi mapa?

Como una sombra, como un esbozo en movimiento giras sobre mí como un suave y fresco torbellino, 
el fresco aroma inunda mis sentidos,
me miras, te miro,
te acercas, me acerco...
y como un remolino giras en espiral sobre mi cuerpo, hasta que coinciden nuestras bocas, como afluentes del Ganges que confluyen en un mismo sabor, en una misma pasión, que nos derriba y nos arrastra a un oasis en medio del mar, donde nuestros cuerpos y nuestro beso se disuelve como una cucharada de sal en el mar ".





sábado, 27 de julio de 2013

La vida de tus sueños...

Cuando llegué a las tierras de color Naranja creí que andaba nuevamente perdida.

Cuando te has perdido en tantas ocasiones, cuando tu brújula se desorienta con tanta facilidad, encontrar el camino correcto es como "encontrar la aguja en el pajar".

...Descubrir que cuando no hay enemigo en tu interior, los enemigos exteriores no pueden hacerte nada...

Cuando llegué a las tierras de color Naranja creí estar en una de mis ensoñaciones.

...No era perfecta, ni vivía para serlo, no olvidé llevar flores en mi pelo,  por el camino mi corazón dejó de pedir para no dejar de dar, así  siempre estaba lleno... de las sonrisas, de la gratitud, de la paz y el amor que regalaba...

Podría haberme refugiado en cualquiera de esas tierras en las que encontré palabras hermosas y promesas que no tardaron en desvanecerse, siempre supe que debía de seguir adelante.

En estas tierras casi nada tiene lógica, te sienes tan Todo que apenas entiendes nada,
aquí hay muchas razones para que haya un  nexo entre la luna y el cantar  de los pájaros,  
aquí el sentido no tiene sentido, cambia constantemente,
se derribaron todos los muros, todas las paredes, ahora todo se ve, se siente, se oye,  con claridad.

Cuando llegué a las tierras de color Naranja escuché en ella la misma melodía que entonaba mi corazón,
 su viento era mi viento.
Su luz era mi luz.
Su frecuencia era mi frecuencia.
Tu reflejo era mi reflejo.
No había tu, no había yo.
TODO era uno, uno... uno...uno... uno...  un todo, un infinito, sin principio... sin fin.

Cuando llegué a las tierras de color Naranja 
creí que andaba nuevamente perdida.
No era así...
Y ahora que veo, siento y escucho con claridad, que formo parte del Todo,  me siento tan diminuta que apenas soy nada...



*

"Me lo contaron y lo olvidé,
Lo vi  y lo entendí,
Lo hice y lo aprendí"
- Confucio -



jueves, 25 de julio de 2013

Tregua... por fiiiiin




El cansancio por fin llegó a ese cuerpo inagotable de energía.

¡¡ TREGUA !!

Voy a descansar un rato, que estoy cansado.
"si  hijo,  descansa un ratito... "


*



Hoy  pese a todo... la procesión ha ido por dentro,
hoy no ha sido un buen día en España, todo el planeta debe saber el porqué...





martes, 23 de julio de 2013

Apatía





Sonó el teléfono como cada día a las 15:50 minutos.  Tan sólo tres tonos y cortaba. Era la señal.

Belén se asomó con cuidado  a  la puerta para esperarle.

Karlos cogió la llave de casa para salir, tan sólo llevaba un pantalón corto, los 45 grados de temperatura del exterior de casa  fue como una bofetada inesperada. Rehusó la idea de  recorrer los metros de acera,  descalzo se quemaría los pies, volvió a entrar en casa. 
Subió a la azotea y dio un ágil salto  para llegar al pretil de la ventana del ático de su vecina.
- Belén, entré por aquí!!!

Ella al escucharle esperó en la planta baja. Lo recibió con una sonrisa mientras lo veía bajar descalzo  por las escaleras de una forma rítmica y acelerada.
Entraron en el salón y Karlos cogió a Jorge en brazos, a pesar de sus ochenta y muchos años, era todo hueso aunque  su metro ochenta de altura lo hacía  bastante pesado y robusto.  Se había quedado dormido y Belén no podía moverle, no tenía fuerzas, era una mujer delgada y enclenque.  Karlos trabaja en casa, - nadie sabe  en qué-  y Belén siempre se sentía amparada por su vecino.
Lo dejó en la cama, dormido y con los pies cubiertos por la sábana, como sabía que le gustaba al anciano.
Belén se aseguro que todo estuviese bien en la habitación antes de salir de ella. 

Karlos se había ido a la cocina a beber agua.  Belén llevó su libro y las gafas a la mesita del salón para ponerse a leer un rato.
- Me voy si me necesitas, ya sabes....
Belén se dirigió a las escaleras donde ya subía el vecino para volver a casa. Fue cuando iba por mitad del tramo cuando Karlos se volvió para sonreirle. Se paró, volvió a bajar. 
- Que te pasa? Estas triste? Necesitas algo?
- No, nada, estoy bien.
- Ven abrázame.
Ella se dejó abrazar... un ligero bamboleo, una suave caricia en la espalda, un beso en la mejilla.
- Quieres que me quede?  Tienes ganas de reír?  Le susurró insinuante Karlos... Belén se dejó caer en su  hombro, su boca rozaba su cuello, sintió como sonreía.
- No, no pensaba en eso.
La proposición le recordó que hacía mucho que no compartían momentos de intimidad. Cerró los ojos, el sutil balanceo de sus cuerpos le daba sentimientos de tranquilidad, de protección...   buceó en los recuerdos de  tiempos en que todo se hacía sin pensar demasiado, en los días en que Karlos entraba sigiloso por la ventana del ático para deslizarse  por su alcoba y pasar toda la noche riendo,  cuando tan sólo tenían que tener un pensamiento, una  proposición  para preparar la mochila y marchar de viaje. Temía que su apatía y su dejadez alejaran de su vida a un hombre que le demostraba tanto amor.
- Hace tiempo que no reímos...   Su voz denotaba abatimiento, incluso derrota.
 - Lo sé, siempre estoy... cansada. 
Karlos se retiró de ella para cogerla en brazos, la dejó en su sillón favorito, junto a su libro y sus gafas, y él se acomodó en el sofá de tres plazas para pasar la tarde bajo el aire acondicionado de su vecina, no tardó en quedarse dormido.
Cuando despertó con la voz de Jorge que llamaba quejumbroso a su hija descubrió a Belén durmiendo a su lado,  acurrucada en él,  intentó con éxito retirarse sin despertarla, se levantó sorteando su cuerpo y fue a atender las necesidades del hombre.





domingo, 21 de julio de 2013

Piscineando


Cuerpo a tierra...
La baraja de carta de las Monster High esparcidas por la toalla, botellas de agua, toallas, gafas de buceo...
Sentadas en el césped jugamos a cartas, ¿Sabes jugar al UNO?
Si, es una versión nueva del  HIJO PUTA.
Madrina, has dicho una palabra fea.
Ese es el nombre que tenía este juego cuando yo aprendí a jugarlo. Lo  aprendí un verano en el camping de Conil,  todas las noches los niños de los vecinos, mis hermanos  y yo nos juntábamos  para jugar a cartas.
Entre tanto una hormiga sube por la pierna, la dejo un rato en su exploración,  un par de minutos después la cojo con sumo cuidado y la dejo en el césped. La observo alejarse hacia nuevas exploraciones.




Al agua patos...
Nos vamos a la piscina, rápido, rápido que me quemo los pies, debí  haberme traído las chanclas.
Yo no sé nadar, nunca aprendí, siempre tuve ese punto cobarde que no me dejó ser pez por muy piscis que sea. 
Así que yo por donde "haga pie".
Las niñas son unas sirenas nadando, buceando y dando saldos desde el borde de la piscina. La novedad del día soy yo, así que no quieren separarse de mi lado. Se suben a galeota y le doy paseitos, abro piernas para que buceen cruzando por debajo de ellas, estiro brazos arqueandolos hasta el borde de la piscina para que ellas vuelvan a bucear y aparezcan entre mis brazos de golpe.
Rescato una libélula del agua, parece estar muerta... no! tan sólo está mojada... la coloco fuera del agua y la vigilo a ratitos, hasta que observo que se le secan las alas y echa el vuelo. Respiro con alivio.
Pasamos horas en el agua, el calor del exterior de mundo acuático te hace no tener prisa en salir. 
Alguna de nosotras dice tener frío. Salimos de la piscina, subo las escalinatas, UF UF... como pesa mi cuerpo, parece que he salido de la Luna  para llegar a Marte. Rápido, rápido que me quemo los pies...


Momento Chill out...
De vuelta a las toallas, todas volvemos al "tumbing",  las niñas deciden dar una vuelta pero es tan rápida que apenas me doy cuenta que se fueron.
-Hazme cosquillitas madrina.
¿Porque sabes hacer las cosqullias tan bien? vuelve a preguntar.
Porque cuando estaba en el instituto en las horas libres ( y en las que nos saltavamos, eso lo omití) solíamos tumbarnos al sol y hacernos cosquillitas, a todo el mundo le gustan.
El sol traspasa las ramas de los árboles, "ahora es cuando se está aquí bien" .
Descubro la luna cuando me pongo panza arriba...
El último té del día antes de marchar a casa..
Conversaciones, confidencias, recuerdos compartidos, presentes creados para volver a ser recordados, vivir y compartir los días buenos para descubrir que nuestro amor y afecto es tan luminoso como el sol y que ya no puedo imaginar mi vida sin mis niñas (ahijadas).



Llego a casa, una ducha rápida, caigo en la cama desplomada, mañana será otro día...
... mañana ...
 ¡¡¡seguirá la fiesta!!!



viernes, 19 de julio de 2013

Saberes II



Escuchar simplemente con los oídos es una cosa. 
Escuchar con el entendimiento es otra distinta.
Pero escuchar con el alma exige vaciar todas las facultades.
Y cuando las facultades están vacías, es todo el ser el que escucha.
Entonces se capta de manera directa aquello que se tiene delante,
lo cual jamás podría oírse a través del oído ni comprenderse con la mente.


Filósofo chino Chuang-Tzu



miércoles, 17 de julio de 2013

Sensaciones IV




Si pudiera darte una cosa en la vida,
te daría la habilidad de verte a ti mismo a través de mis ojos.
Sólo entonces te darías cuenta de lo especial que eres para mi.









domingo, 14 de julio de 2013

Llámalo x


Nada ocurre porque si.

- Que haces ahí, baja!
- Déjame... vete....
La mujer, con los pies temblorosos en el pretil del puente miraba al vacío que tenía frente a ella.  Las aguas negras del gran río navegable, los ruidos ensordecedores de la fría y anónima ciudad .
- baja de ahí, nos fumamos un cigarro y hablamos un rato,  conozco un bareto por aquí cerca, hay música en directo, el cantante es polaco, el dueño del bar también es de allí y suelen poner tapas de comida de su país, ponen unas patatas con una salsa...  Has cenado ya?
- No... susurró . Su cuerpo temblaba cada vez mas.
- Pues baja mujer,  te invito...
- No te conozco.  Su voz  expresaba rotundidad.
- Yo tampoco te conozco a ti. Baja nos presentamos, cenamos y seguro que las cosas irán mejor.

La mujer alargó su mano, fría,  temblorosa, frágil.
El hombre se la agarró con fuerza, temía que su inestabilidad y cansancio le jugara una mala pasada, la mujer se giró y el hombre no dejó que ella saltara, la cogió en brazos y la devolvió a la calzada, frente a él. 

- Adán ... alargó su mano para saludarle formalmente.
- María.

... ... 

María se quedó un instante observando a  Adán  que se alejaba calle abajo, con las luces del alba en el cielo, después de haberla acompañado  hasta su casa.  Recordó todas las noches que había pasado por el puente siempre con la misma idea en la cabeza  y que fuese justo esa noche, en ese momento en el que decidiera saltar.


Adán volvía  a cualquier parte de la ciudad, volvería a ser un tipo anónimo sentado en cualquier plaza dejando pasar las horas de sus ociosos días, sin trabajo, desahuciado, sin hogar donde refugiarse,  despacio, sin prisas, se alejó calle abajo, con las luces del alba en el cielo, después de haber acompañado a María hasta su casa.  Recordó que aquél día tenía mucha hambre,  había tenido  hambre todo el día pero por circunstancias no le había dado lugar ir a ningún comedor social, anduvo 4 km. para llegar al bar de su amigo Pirotr.  Cuando necesitaba un plato de comida y un rincón donde dormir él  siempre se lo ofrecía, pero Adán no quería abusar demasiado de su hospitalidad, sólo lo visitaba cuando llevaba días sin comer... recordó que   no tenía ganas de recorrer toda la ciudad, que estuvo a punto que no hacerlo, y que fue el hambre lo que le hizo recorrer el puente ya a esas horas de la noche.


Nada ocurre porque si.


Y la vida siguió, vida lineal, sin demasiados cambios, a veces sin encontrar sentido a tantos  propósitos frustrados.
Aquella noche estuvo siempre en la memoria de la mujer que meses después decidió ir al bar de aquel polaco tan simpático para poder localizar a Adán pero no lo encontró fácilmente, cuando lo hizo habían pasado varios años. 

Volvió  al bar muchas mas veces, esperando siempre poder ver a Adán entrar por la puerta, nunca ocurrió, pero fue en aquel bar donde con el tiempo conoció al amor de su vida, el hombre con el que terminó teniendo un hijo.  El niño siempre fue rebelde, y tenía que ir constantemente al colegio a escuchar las protestas y quejas de sus profesores.
Fue en una de esas visitas al colegio donde recorriendo uno de los pasillos,  por los amplios ventanales que daban al patio pudo reconocerle...

Se quedó parada observándole.  En ese momento pasaba Clara, profesora de matemáticas.
- Perdona Clara... Se dirigió a la profesora haciéndola parar.
- Y Antonio, el profesor de gimnasia?
- Pidió el traslado el año pasado, Adán lo sustituye desde entonces.  ¿Tienes que hablar con él?
- No no.

... ...
Aquella noche, ya perdida en el tiempo, ocurrió algo, sus destinos cambiaron, directa o indirectamente en sus vidas les marcó ese puente,  un nuevo camino se abrió aquella mañana, algo nuevo surgió en ese instante,  ese salto al vacío que nunca se  llegó a dar,  esa cena, esa madrugada de confesiones... no sé como llamarlo...  no sé...  Llamalo X

Nada ocurre porque si.


viernes, 12 de julio de 2013

Desembarco



Nadie puede arrebatarme la brisa, las ganas de seguir, la carcajada,  el arrebato espontáneo,  el silencio, la meditación, el preguntarme  cosas y buscar  respuestas, la sensación de que todo está por venir, de que lo mejor está  por llegar, si... lo sé...  sigo estando en la mitad de un océano incierto  donde he ido soltando fardos de todo lo que me atormentaba, de todo lo que no importaba y me pesaba en exceso...

Nadie puede arrebatarme la luz, la paz,  la confianza, la creatividad, la inspiración, el afecto, el respecto, la conexión...   Mi alma está ordenada, limpia y con grandes estancias vacías esperando ser llenada con todo lo nuevo, todo lo que me hará feliz  a poquitos, a partir de hoy, de este instante.

Guardo Todos los días de sol, todas las risas, las confidencias, las confecciones, los paisajes que vi, todo lo que me aportaron los viejos caminos, la música, las melodías, todo lo que me llenó, toda la sabiduría -sea cual sea- me la llevo conmigo por si algún día me hace falta.    Me abro camino y sin miedo desembarco en mi isla de   vida sosegada,  sin olvidar que aún queda alguna batalla y algún que otro peligro seguirá rondando.

Y aquí, con algún que otro polizón que se empeña en no abandonarme todavía me quedo durante tiempo indefinido, en una tierra y un mar sin nombres para que nadie que me sea ajeno lo encuentre... ya que quien me conoce sabe el camino y las coordenadas exactas de un lugar que no se encuentra en ninguna carta náutica.





miércoles, 10 de julio de 2013

Invencible




...  Y sin embargo los hombre, los  hombre buenos, siempre me parecieron como un regalo... aunque siempre se disuelvan...
   -cuantas veces podrá morir mi corazón, y cuantas  más podrá resucitar-
algunos no estarán para nada, no serán mi recuerdo, otros serán y permanecerán como los constructores inmortales de mi templo.






lunes, 8 de julio de 2013

Infranqueable









... Y sin embargo las mujeres, las buenas mujeres, me daban miedo porque a veces querían  tu alma, y lo poco que quedaba de la mía, quería conservarlo  para mi.






sábado, 6 de julio de 2013

El Gran espíritu


Silencioso como una sombra llegó el insomnio, rondándome con ideas y pensamientos que quedaron atrás en la niebla de los tiempo.

Había sido un error quedarse en casa,  la madrugada avanzaba y yo estaba en vela...

Un huracán de recuerdos envolvió el dormitorio,
escuché la melodía de sus tambores, cascabeles,
Los espíritus dijeron cosas importantes,
el humo de la paz entró en los pulmones e indicó el camino a seguir...

Purificaste el aire, arrancaste los miedos, te quedaste entre los huesos, amansaste el corazón, susurraste el porvenir...

Escuché los cascabeles,
los cantos Sioux y  sus tambores...
 los cascabeles,
los bailes rítmicos,
los tambores sin pausa que invitan al trance...
 lié en hilos la trenza de mis pensamientos,
enjaulé en ella los pensamientos mudos... nocturnos y solitarios...
 Hoy los cascabeles se escuchan a mi paso.

Silencioso como una sombra llegó el insomnio,
 rondándome con ideas y pensamientos que
quedaron atrás en la niebla de los tiempo.








jueves, 4 de julio de 2013

SHssss

...Tiempo de verano,
tiempo de siesta,
puerta cerrada,
que nadie moleste.
Cortinas echadas,
varita aromatizada impregnando la estancia,
penumbra,
pies desnudos,
silencio,
sábanas limpias en el viejo colchón de verano echado al suelo,
deambulas por la estancia hasta que te dejas caer sobre las sábanas,
fresco, suave,
suspiro, relax.
SHsss.... silencio,
cortinas echadas, 
que nadie moleste,
puerta cerrada,
tiempo de siesta, 
Tiempo de verano...





martes, 2 de julio de 2013