Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 6 de enero de 2017

Contrareloj


De vez en cuando encuentras tesoros.   Aquella mañana no era una mañana al uso, era una de abrir regalos.  Él apareció  cuando el reloj marcaba más allá de medio día. La quiso besar en la boca como de costumbre pero ella aquella mañana se sintió incómoda. A mil años luz de su bohemio y encantador mundo de pinturas y titiriteros.

Ella agradeció su personalidad previsora. Le dio uno de esos regalos que guarda para códigos rojos. Para esos momentos en que tiene que regalar y careces de tiempo y ganas.  Él le dijo una de esas cosas que suele decirle para arrancarle esa sonrisa tan  de muchacha pudorosa.  Ella cogió la cajita aterciopelada color dorado y la abrió…
Cuando lo vi supe que llevaba tu nombre. Comentó satisfecho de haber encontrado un verdadero tesoro para esa mujer que intentaba conquistar a diario.
Ella se colocó en la muñeca  el reloj más bonito que había tenido nunca.  Tesoro pirata… un par de tibias y una calavera dorada.
Él la miraba.  La quería, la deseaba en  cada momento.  Notaba que a veces la percibía lejana, como si sus ojos quisieran mirar a alguien que claramente no era él.  Pero no le importaba, sabía que solo eran algunos días raros. La mayor parte de los días era risueña y siempre dispuesta para llevar a cabo todas sus propuestas.  Había conocido a muchas mujeres pero ninguna como ella, calmada y pacífica como el océano de oriente, comprensiva y soñadora como las hadas del bosque. Y poco le importaba aquella mirada perdida, como mirando sin mirar, poco le importaba que su sonrisa no fuera tan amplia y su beso hoy  no tuviera sabor a  cerezas sino a desgana.  Poco le importaba que hoy no aceptara sus propuestas y marchara a su guarida pirata  con la misma soledad con la que llegaba. Poco le importaba porque aquella sensación no era  nueva y como tal sabía que en unos días, en unas semanas esa marea tan cercana hoy,  volvería a alejarse y nadie más excepto él estaría frente a ella, susurrando  esas palabras tan hipnotizadoras y abrazando sus soledades y pesares.   Para él todo eso eran insignificancias,  de vez en cuando encuentras tesoros.  Y él ya había encontrado el suyo.

Ella miraba el reloj.  Brillante y reluciente como tesoro desenterrado de la mas valiosa guarida del más oportunista de los saqueadores.  Ella miraba desconcertada como el segundero avanzaba entre las dos tibias cruzadas… Y sintió como si su vida fuera contrareloj y tuvo miedo de que aquellas manecillas la alejaran de su verdad.
Si... Hay tesoros que llevan tu nombre.  Su mirada estaba perdida, lejos, demasiado para una simple hada de bosque. Pero ella igualmente sabía que  de vez en cuando encuentras tesoros.



~~~~~~~~~~~~~





13 comentarios:

  1. Oh si, de vez en cuando se encuentran tesoros
    Atesoralos
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ahhhhhhhhhhhhh! (suspiro)

    Me gustó mucho, Nieves.

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  3. La vida es tiempo, pero no todos los días nos apetece vivirlos a la misma velocidad.

    ResponderEliminar
  4. Hermoso relato, Nieves.
    😘 🌸 💐

    ResponderEliminar
  5. lo disfrute mucho :)
    un abrazo!
    writingclaud.com

    ResponderEliminar
  6. Esa mirada perdida la tiene conectada con el corazón.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. A veces encontramos tesoros que sabemos perfectamente que nunca nos llegarán a pertenecer. Y cuando eso sucede, adquieren aún más valor. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Si él sabe que ella es así y no le da por apenarse, todo bien, conocerse y aceptarse es invalorable, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  9. Yo aprendí a tener miedo de esas miradas perdidas

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Una soñadora empedernida y un cazador de tesoros quizás puedan funcionar.
    Muy romántico, Nieves.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Miradas, tesoros, sueños para mi la vida.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Siempre me asombras con tu imaginación.
    Suelo desaparecer, lo cual no significa que me olvido de los amigos
    Feliz año
    Abrazo

    ResponderEliminar
  13. Muchas gracias por vuestras visitas y por vuestros comentarios; que siempre me hace reir, meditar y ver ese punto de vista que no alcanzo ver por mi misma. :)

    Besitos !!!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....