Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

miércoles, 2 de mayo de 2012

Seda


Una de mis pasiones de pequeña fue cuidar y criar gusanos de seda pero cuando llegue a cierta edad un año mis hermanos y yo decidimos darlos todos, porque ya no teníamos ganas ni tiempo para cuidarlos, estavamos mas por otros hobies... pero después de tantos años ellos -los gusanos-  volvieron a mi vida, como esa segunda oportunidad que pocas veces te da esto de vivir, así que no rechasé la la oferta.


LOS PEQUEÑINES


Mi ahijada Ana hace un par de años en una de sus visitas a casa,  vino con una caja con cinco o seis gusanos de seda que le había dado una compañera de clase.

- Quieres uno?... 
- Es que tienes muy poquitos. Le respondí al fijarme bien,  los diminutos gusanitos estaban  perdidos en una inmensa caja de zapatos sobre  unas gigantes hojas de morera.

- No importa madrina,(me llama así) para el año que viene tendré mas.
- Bueno vale! la verdad era que me hacia verdadera ilusión,   sabía que a mi sobrino le iba a fascinar.
- Te voy a dar dos Madrina! que uno se va ha sentir muy solito.

Así fue como comencé con dos gusanitos...  que el año pasado se multiplicaron por 10 y este lo han vuelto a hacer.

Comprendo que es una pensión, tener que ir por las hojas, limpiarlos cada día, mantenerlos limpios y alimentados por muy gusanos que sean.


LOS GRANDOTES

Para colmo hace unos días ( en la fiesta familiar del Sábado) hablaba con  una de las hermanas de mi cuñada de los gusanos.

- Yo los tengo ya haciendo el capullo, otros están a punto de hacerlo, pero yo no voy a tenerlos mas ni un año, yo los tiro, no puedo con tanta pensión!!!

- No los tires. Le dije. Dámelos a mi.


No podía imaginar que pudiera tirarlos y mas en ese proceso mágico donde un gusano se convierte en palomita, me da tanto sentimiento  observarlos como se encierran  y se envuelven en su propia seda, como preludio de su muerte, lentamente, sin prisas pero justo a tiempo...  para soñar con su vuelta...
Y pocas semanas después resucitan con otra forma, con una única misión, poner huevos para que el ciclo de la vida no acabe....

... EN SUS CAPULLOS


Curiosamente este año como veis los tengo en varios procesos, porque hubo algunos que nacieron en pleno Febrero cuando ni la  hoja de morera había salido (se tuvieron que conformar con pequeños brotes), otro que nacieron en su época y otros que han nacido hace a penas dos semanas.

Sin duda un síntoma mas que el clima está cambiando y altera el instituto hasta del mas pequeño de los animalitos.





7 comentarios:

  1. En un documental vi que para sacar la seda, tienen que morir las larvas, pelín cruel me pareció el proceso entonces, otra cosa es dejarlo culminar su metamorfosis, entonces si que llegan a la madurez...

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué recuerdos me has traído! La verdad es que a mí no me entusiasmaban tanto, me daba un poco de repelús el capullo y el momento del nacimiento de la mariposa, pero sí que es toda una experiencia verlos transformarse... Eres una madrina fenomenal, como ya sospechábamos.
    Un beso bien grande,

    ResponderEliminar
  3. Que afición más bonita,Nieves,me gusta lo que haces y más teniendo niños a tú alrededor, seguro que aprenden un montón.
    Un abrazo.
    P.D. Tu comentario se volvió a perder y no aparece en el blog, es más te reenvié contestando y me devuelve el correo fallido, por más que le doy a correo seguro dice que tu dirección no es segura.
    Están chiflados Google y hotmail.

    ResponderEliminar
  4. * Rubén, Como puedes imaginar a mi también me parece horrible ese proceso, porque no hay nada mas mágico y sobretodo para los niños el ver que un gusano se convierta en palomita... como un National Geografic casero!

    Un beso :)

    * Susana, A quien le de repelús los gusanos comprendo que es algo impensable tenerlos en casa porque hay que cuidarlos con mimo a diario, yo al menos lo hago.
    Además de tita soy madrina, no he tengo hijos pero como si fueran mios.
    Besitos :D

    * Tejón, Que fastidio, nada, no te preocupes seguiré intentándolo :)
    Los niños están encantados, hoy el pequeño de 2 años me ayudó a limpiarlos, los coge suavito para no hacerles daño. Este chico me ha salido naturalista.... y estoy encantada eh!

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  5. Hola Nieves, revivi mi epoca de "gusanera" como muchos niños. La señora que trabajaba en casa nos conto a todos, que en su adolescencia trabajaba en su provincia hilando la seda de los gusanos
    Gracias por el recuero
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. * Lapislazuli, Tiene que ser ese un trabajo duro aunque bonito.
    Todos los niños que hemos tenido gusanos de seda guardamos un bonito recuerdo ello.

    Gracias a ti Lapislazuli :D

    ResponderEliminar
  7. ¡Qué bonito retorno a la infancia! De pequeña todos los años cuidaba los gusanos de seda, pero, ahora, con los años, reconozco que esos bichejos me dan un poquito de asco, como todos los gusanos y lombrices.

    Un beso

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....