Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 1 de mayo de 2018

Ondas


El distraído tropezó con ella.
El violento la utilizó como proyectil.
El emperador construyó con ella.
El campesino cansado la usó como asiento. 
Para los niños fue un juguete.
David mató a Goliat.
Miguel Angel le sacó la mas bella escultura.


En todos los casos, la diferencia no estuvo en la piedra, sino en la persona.
No existe piedra en el  camino que no puedas aprovechar para tu propio crecimientos.

Yo que soy de piedras - todo el que me conoce lo suficiente lo sabe-, me gustaría coger  algunas, sentarme a la orilla de un lago tranquilo, mojarme los pies en sus aguas y lanzar lejos mis mejores piedras para que sus ondas te lleguen y puedas sentir la tranquilidad y el bienestar.  Que esas ondas te invadan suavemente y seas feliz sin darte cuenta. Porque así suele ser el verdadero bienestar. Cuando uno es feliz no te das cuenta,  aunque la mayoría de las veces es porque alguien está haciendo que esas suaves ondas del lago de la tranquilidad te lleguen meciéndote el alma, ya que siempre hay un corazón -de  piedra, caramelo o mermelada- que te protege...  y todos sabemos que el corazón es el motor del mundo.




12 comentarios:

  1. Qué dulce alegoría, Nieves, gracias por tus buenas ondas, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ojalá esas ondas no lleguen nunca a la orilla y se propaguen infinitamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Las piedras serán siempre las mismas, no así las personas.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Tus reflexiones dejan una sensación de serenidad, tan necesaria en estos días.
    Era una coleccionadora de piedras raras y no tanto, a veces me llamaba la atención su color o su forma.
    Besazos, Nieves.

    ResponderEliminar
  5. Hay quién parece pasar toda su vida con una piedra en su zapato. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Joder unas frases para reflexionar y mucho.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar
  7. Hola Nieves.

    Me recordarse aquello decía Miguel Angel. Algo así como que aquellas esculturas ya estaban en la piedra y él solo quitaba lo que sobra.

    Besos

    ResponderEliminar
  8. muy buen introduccion recien te conozco...Tu estilo..
    encantador

    ResponderEliminar
  9. Precioso, Nieves. Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Hermosa entrada, me gustan las piedras y durante años las coleccionaba.... después la vida y en fin, las regalé pero tengo algunas
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Gracias por vuestros comentarios siempre tan acertados y amables.
    Os deseo feliz día y disculpar que no os lea mucho. Pronto volveré a visitaros

    Besitos !!

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....