Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

domingo, 28 de enero de 2018

Piedra



He pensado en Sísifo y en el infierno de Hades, empujando una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada. Empujando la gran piedra  a una cima que nunca llega porque la roca rueda siempre ladera abajo impidiendo terminar su condena, impidiendo llegar a su meta y a sus sueños.

He pensado en Sísifo y en nuestras propias piedras, en mi propia piedra, que no sé si  es tan grande como la de los infiernos de Hades pero si causa la desesperación al ver como los deseos y anhelos, los sueños y esperanzas ruedan ladera abajo.   "Ahí van, mis sueños y alegrías,  a velocidad imperiosa a causa del peso de los miedos y la incertidumbre".
Y todos me miran ahí sentada en mitad de ningún lado, donde siempre he estado,  y no son pocos los que me dicen que la piedra no pesa, que soy yo la que la pienso pesada.  La miro allí abajo con los ojos empañados de lágrimas agotada de dar vueltas en círculos como si fuera uno de esos tigres de circo metido en su jaula.  Entonces con la atenta mirada de los que me observan recuerdo aquella frase  que había estado vacía toda mi vida y de pronto renacía y recobraba sentido dentro de  mi.  La verdad os hará libre...

Quiero ser libre. Quiero despojarme de las cadenas de las limitaciones, de la protección, de la vida entre algodones, quiero andar mi propio camino, quiero amar al hombre que elija, quiero recorrer mi propio camino, quiero que me vean como la mujer que soy y no la eterna niña con cierta discapacidad a la que proteger de todo, quiero tener el privilegio de equivocarme, quiero marchar a casa abrazada a ese amor del que no dudo. Quiero construir mi mundo y construir un puente entre mi mundo y el de todos, poder ir y venir y ser feliz aquí y allí.  Quiero ser libre, que me comprendan, no quiero tener miedo, ni tener la horripilante sensación de estar perdiéndome  la vida, deseo que me comprendan y  que me acepten, quiero amar e irme a casa con ese amor. 

He pensado en Sisifo y en nuestras propias piedras. He mirado la mía ahí esperándome, no sé  si es tan grande como la de los infiernos de Hades pero hoy...   Hoy parece pesar menos.




8 comentarios:

  1. El primer paso es querer dejar la piedra, Nieves, dar un salto y salir a la vida, un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Pesa lo mismo, pero ha cambiado la actitud. Aprovecharla es dar ese primer paso, que es imprescindible en una larga caminata.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No hay piedra que no puedas apartar o saltar.
    Besos 🌹

    ResponderEliminar
  4. Todos tenemos una roca que cargar, mas grande o mas chica no hay ser viviente sin problemas.
    Fuerza y adelante- Se puede!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nada pesa tanto como las cargas que nos auto imponemos.

    Muchas veces por la super protección de quién nos quiere....y para no decepcionarles las incorporamos a nuestra mochila.

    La única solución es priorizar "Yo" a "los demás".

    Y atreverse

    ResponderEliminar
  6. Ojalá consigas todo lo que deseas.
    Tú forma de analizarte creo que te evitará muchos sinsabores.

    Suerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Cuesta, pero con fe y trabajo se consiguen grandes cosas. Aunque por supuesto sacrificio lleva el suyo.

    Besos Nieves.

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....