Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

martes, 25 de diciembre de 2012

El agujero



La Sra. Cloe siempre fue especial.      Todos los vecinos del barrio la apreciaban  y le tenían gran estima, siempre se había murmurado que tenía millones en el banco, herencia de un tío abuelo británico.

La Sra. Cloe tenía un agujero en la mano por donde no perdía nada sino que regalaba todo.
Regalaba sus bienes haciéndolo escurrir por el agujero, sus ojos denotaban tristeza, aunque no  era de esas tristezas  que impiden compartir  la vida con los demás, aquél agujero mágico le devolvía placidez y sosiego a su alma inhóspita.

La Sra. Cloe  hace muchos años tuvo el corazón roto...  el agujero llegó a su mano entonces, fue creciendo...  Y poco a poco mientras el agujero crecía el corazón sanaba...
Los vecinos del barrio,  esos que la apreciaban y le tenían tanta estima,  dejaron de murmurar el día que  Cloe encontró la sonrisa, el día que colocó flores en su larga melena, el día que su corazón  se terminó de curar y se volvió a enamorar.





20 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Felices fiestas !!!

      Gracias por dejar constancia de tu visita. Un saludo :)

      Eliminar
  2. Qué texto más tierno, la enigmática Cloe del corazón roto, pero no tanto como para no permitirle abrir su mano y derramar bondad.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cloe parece que encontró el secreto de que cuando das... recibes, ella regalaba y finalmente recibió.

      Un abrazo Mirella :)

      Eliminar
  3. Preciosa historia, Nieves. Un ser maravilloso esta señora.
    FELICES FIESTAS, para ti y seres queridos.
    Besitos, feliz noche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica!
      Deseo que pases días alegres e inolvidables con las personas que quieres y te quieren.

      Besos :)

      Eliminar
  4. Que bonito relato
    Abrazo

    PD vos también estas en mi vida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias de todo corazón Lapislazuli

      Un fuerte abrazo :)

      Eliminar
  5. Que le partieran el corazón no hizo de ella una persona amargada, si no todo lo contrario. Y la vida le dio una segunda oportunidad. Bien por ella!!!

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que Cloe dejó salir lo mejor de ella cuando posiblemente lo fácil hubiera sido dejarse arrastrar por penas y melancolías.
      La vida le deparaba el mejor de los regalos, El Amor.

      Besos :)

      Eliminar
  6. ¡Qué bonito, Nieves!
    Dile, por favor, a tu maravillosa señora Cloe que me envíe un poquito de su suerte, que yo también quiero sonreír y ponerme flores en el pelo porque se me ha curado el corazón...

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La suerte la tienes ya, está ahí contigo. Estas cosas... las cosas del corazón ♥♥♥ aparecen cuando menos lo esperas, seguro que espera el momento adecuado. Sólo hay que tener actitud positiva y la vida te regalará...
      Un besazo Dorothy :D

      Eliminar
  7. Yo también quiero quitar el tapón de mi agujero, para que se vaya todo lo malo y entregar todo lo bueno, ¡qué se vaya todo! haciendo remolino como cuando desagua una piscina, para llenarlo de nuevo, esta vez filtrando lo que me hace daño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy pues tu técnica de filtrado pinta bien. No estaría mal tener un tapón así.
      Habrá que patentarlo Rubén!!!

      Un abrazo :)

      Eliminar
  8. Espero que estés pasando unos días muy felices, y te deseo de todo corazón un estupendo Año Nuevo lleno sobre todo de mucho, muchísimo amor que dar y que recibir!

    Un beso y hasta pronto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que si! Estoy aprovechando cada momento. Gracias Mercedes!!!

      Yo también te deseo unas fiestas y un año con muchas sorpresas, siempre positivas!!!

      Un besote, nos seguimos leyendo :)

      Eliminar
  9. Y ese dia se cerró el agujero.
    Hay personas que a pesar del dolor interno saben compartir y regalar felicidad allá por donde pasan.
    Que bonita la historia de la señora Cloe.
    Tan bondadosa que al final su corazón se llenó nuevamente de vida.

    Besos mediterráneos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Digo yo que tod@s llevamos una Sra. Cloe dentro, ojalá pudiéramos canalizar tan fácilmente tristeza y generosidad...

      Mil besos Gala ;)

      Eliminar
  10. Maravilloso relato, nunca hay que pagar con los demás nuestras desgracias,Cloe es generosa y sabe dar,una pena que no existan más Cloes!!!


    Un besoooo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todos tenemos la suerte de tener una herencia de un tío abuelo británico aunque si podemos ser generosos en su justa medida, no crees?
      Todos podemos llevar una Cloe dentro.

      Un beso grande amiga :)

      Eliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....