Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 4 de agosto de 2017

Volver a Guisante




Últimamente Guisante está ocupado. Me llama contándome que está liado, con el trabajo, con sus cosas.  Y yo que también soy de no parar, a penas me doy cuenta del tiempo que pasa. Aunque  de vez en cuando  le pienso  de esa forma que hace morderme las uñas sin cortarlas y él le roba tiempo a su día y apura la madrugada para regalarme Arvo Part, y me hace sentirme sexy, importante, incluso mas inteligente de lo soy.  Él sabe bien como hacerlo. 


Miro el calendario de reojo esperando el otoño de rutina y susurros, tengo ganas de ver a mi guisante llegar, de escuchar esa campanita que anuncia su llegada   y abrirle mis puertas de par en par,  con mi sonrisa.  



Quiero que vuelvas  a mí.  El sofá te está esperando, para que te recuestes   en esas horas silenciosas. Esas que siempre fueron nuestras, yo te estoy esperando, con ese deseo guardado lleno de templanza. Me apoyaré en tus piernas, así como sabes,  y dejaré que toques mis muslitos, así como te gusta, y entre tanto arrullo podrás ver mis ojos llenos de deseo y ese sentir incondicional de los amantes eternos. 


Quiero volver a ti, a mi amante, escuchar tu voz de cigarrillos dormidos, quiero perderme en tu limbo, despojarme de  la ropa y abandonarme en  toda esa lírica nuestra,  escuchar mi nombre, ese con el que me bautizaste tan pronto llegué a tu mundo de recreo y diversión. Sentirme tuya, sentir tus dedos recorrer toda la columna vertebral. Así, como tu sabes.  De Norte a Sur  y cuando llegues a ese extremo, no te detengas...  Ya sabes que siempre hay más sur.
Mírame Guisante.  No olvides el camino a mis muslitos. Cuando llegues a ellos todo será dulzura y diversión.  Y ese día saciaremos las sedes de todo un verano largo y ausente de las mieles,  volveremos a  nuestras ganas,  a tu aliento en mi boca. Si Guisante, beberemos el mismo aire y me ahogarás en tu mismo suspiro. ¡ Ains!  Ven a mi Guisante, ven a mí.



9 comentarios:

  1. El amor sabe a durazno.Es tan placentero, que como en tu texto relaja, y rejuvenece no sólo la piel, sino el alma. Grato estar en aquí, leyéndote. Un beso. carlos

    ResponderEliminar
  2. Que importante es tener una referencia. Por aquí otro que te sigue por aquí incondicionalmente, llueva o truene.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Los caminos de los muslos no se olvidan. Volverá Guisante y los recorrerá de memoria, sin tener que recurrir al GPS.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. En el sur se pasa mejor, decía la canción. Saludos.

    ResponderEliminar
  5. A ver si espabila Guisante!!!

    Aynssssss

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ese muchacho no puede desoir el llamado de la pasión, un abrazo Nieves!

    ResponderEliminar
  7. Me encantan tus historias con guisante, je!
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gracias a TODOS por leerme y compartir vuestros pensamentos y sensaciones.

    Besitos !!

    :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....