Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 14 de abril de 2017

La Semana Santa y mi amante guisante



Mi amante guisante va de procesiones, sale con los amigos a cenar, a beber algunas cervezas y de paso porque guisante es un devoto y un amante del arte y la tradición ve la procesión que toque, según el día, según la hora.  Yo que he tenido compromisos y tradición de otra índole parezco ajena al recogimiento de esa noche, pero no  me la pierdo, guisante me manda fotos para que recuerde que "El maestro" está con nosotros, que guisante está conmigo y yo con guisante.  Que la tecnología nos acerca pero que la Luna siempre estuvo para los románticos que se lanzan pensamientos y recuerdos, los cuales todos llegan.

Guisante llega a casa. Bien avanzada la madrugada. Yo hace un rato que he llegado, el cansancio me ha hecho dormir no sé exactamente cuanto rato, pero él se tropieza con las cosas hasta llegar al dormitorio, se lava los dientes con la luz encendida y el grifo abierto y  cuando entra en la cama siento su calorcito y siento esas ganas de achucharle, de hundirme en él.  Y él que advierte que estoy despierta me susurra... 
¿Estas bien? 
Si.  ¿Y tú?
También.  Cansando...
Él se gira hacia mí y yo me acurruco en su  tórax. Mi mano se desliza queriendo, se desliza sin querer. 
Bichito para,  que esta noche no  se puede hacer esas cosas. 

Paro, claro que paro.  Siempre olvido que mi guisante es  respetuoso con ciertas tradiciones.  Pero me abraza y en mitad de esa madrugada de nuestra cama  me pregunta  si estoy bien con él.  Pues si... me encanta. Y me pregunta si me gusta su compañía, su conversación, todas sus cosas en general.  Si estaba agusto con él y le daba todas esas cosas que le gustan a las mujeres.  Pues si... me gusta todo él.  Es un hombre lleno  de imperfecciones, de rareza, de cosas siempre por descubrir, es como explorar cada día  el mismo territorio y descubrir con asombro algo nuevo, un hombre nuevo lleno de cosas sorprendentes. Siempre tenía una frase brillante para hacerte reflexionar y si resultaba demasiado complicada  normalmente después  de un par de días haciéndote  pensar terminaba explicando su punto de vista en  esos ratos después  de risas y sexo.  Guisante era un hombre de aventura, arriesgado y un tanto diablillo.  Era hielo y fuego, tormenta y arcoíris, dócil y guerrero según llegaran sus vientos. Siempre pensé en cómo sería  el hombre que mis ojos lo vieran diferente a todos los demás y está claro que entre todos siempre, en todas mis vidas habidas y por haber,  terminaría con él.  Mi amante guisante.  Ese que no se casa, que no se enreda, que siempre está dispuesto a la aventura, a sorprenderme. Y aunque no sea la noche ni el momento adecuado me gusta como me lo hace.  Si por algo me hizo fijarme en él entre todos los hombres fue su mirada, miraba a los ojos y en ellos veía verdad, una verdad loca y atolondrada pero verdad.  Mi corazón ya no está para tretas y laberintos.  Ya había dejado por el camino demasiados trocitos de mí.  Guisante era un poco como yo.  Con él todo es bonito, todo sabe a comienzo. Me sentía cómoda en sus conversaciones, en su compañía, en sus ratos serios, en sus ratos tontos. Así que teniendo todo esto claro le respondí con ese escueto...  Pues si, me  gustas todo tú.



Nos despertamos dispuestos a divertirnos con los planes del día.  Y así pasamos 48 horas que transcurrieron con aparente normalidad.  Llegó el domingo.  Domingo de Resurrección, de alegría y regocijo.  Y Guisante me esperaba,  abrí la puerta y allí estaba él, en mitad del pasillo...  descalzo, sin camiseta y el pantalón con el botón desabrochado...  ¿ Que te pasa Guisante?.   Él  me  miraba, "Que  bonita está mi morena esta tarde" pensaba.   Se acercó sin dejar tregua... Mi guisante  había resucitado...





9 comentarios:

  1. Estos relatos del Guisante son muy divertidos y alentadores para parejas rutinarias, un abrazo Nieves y Buena Semana Santa para vos y tus seres queridos!

    ResponderEliminar
  2. Es mitad guisante y mitad guindilla. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. muy divertido el relato del Guisante!
    besos!

    ResponderEliminar
  4. Espero que Guisante no lea mi post de hoy.
    Intuyo que no le va a gustar.

    Hala, que disfrutéis...

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Bien está la espera si bien acaba.

    Aunque hay tradiciones que hay que ir olvidando y no dejar de hacer lo gozoso por que el calendario marque una fecha

    Pero es lo que siempre repito, a la gente se le acepta con todo el pack, y si en el pack de guisante existe el en esta fecha no.....

    ResponderEliminar
  6. Bonito relato y relación.
    Besos 🌹 🌸 buen finde

    ResponderEliminar
  7. Me encanta tu amante guisante!! Jiji

    Besos =)))

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias por compartir estas risas conmigo. Mil besitos :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....