Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

jueves, 31 de julio de 2014

Desmoronamientos




No os dejéis engañar por su frágil apariencia. Ni por su inocente mirada. Que no os turbe sus escuetas palabras.


Ella es la que ha sobrevivido.

Cuando el entorno en que vivía perdió la razón, supo que debía enterrar su corazón, sus nobles sentimientos y sacar lo más inerte de ella.
Ella lo tenía, todos lo tenemos. 

Cuando tuvo aquel ser frente a ella, en una habitación desmoronada por  la metralla y morteros... cuando se vio descubierta por una de las sombras de aquella guerra, supo que no había escapatoria.
Todo su mundo, toda su historia acabaría allí...  rebosada en mugre  y hedor a putrefacción. 
Si... aquel fue su pensamiento inicial. 
Pero...  ella fue la que salió de aquel lugar, de una habitación con hedor  a supervivencia,  ahora o nunca, tu o yo...

Que no os deslumbren sus labios rojos carmesí, que no os enamore su femeninos movimientos...
La podéis ver a menudo en el banco junto al río en las tardes de verano.  Exhalando con sutil sensualidad el humo de un tabaco extranjero. Humo que se expande hasta desaparecer como sus mismos recuerdos, que le avergüenzan, aunque sabe que sin ellos no hubiera podido estar allí tiempo después  en un nuevo mundo en paz, en calma.

 No os dejéis engañar por su frágil apariencia. 

Ella ha sobrevivido.






lunes, 28 de julio de 2014

Algo más que RasCacieLos

Es una ciudad que ya conoces, la has visto mil veces, provoca un deja vu constante. Es el crisol de cultura mas grande de la tierra, todas las culturas se juntan, se mezclan,  es una Isla  con una gran paleta de colores...

Cinco condados; Manhathan, Queens , brooklyn, staten island y el Bronx.

Una ciudad nada apacible, mucho frío en invierno y sofocante en verano. Sólo en  otoño y primavera es agradable,  sin embargo todos  quieren vivir allí.

El departamento de policía y bombero tiene un departamento especial para asesorar a los guionistas de cine. Es la ciudad del cine, donde dicen que hay el agua de grifo mas rica del mundo. Una ciudad que sientes tuya desde el primer momento que llegas a ella.

El puerto. Donde llegaban los inmigrantes y veían la estatua de la libertad por primera vez, imagen que pudimos ver en "El padrino". 10 millones de inmigrantes llegaron en aquellos barcos buscando una segunda oportunidad, se bajaban en la Isla de Ellis  donde le hacían una revisión completa, les adaptaban el nombre, borraban prácticamente la vida anterior para comenzar una nueva en la tierra de las oportunidades. Hoy en día se puede visitar  el lugar, buscar en un ordenador el nombre de tu antepasado, y ver la ficha que dejaron cuando desembarcaron, algo  fascinante para las personas que son americanas desde hace varias generaciones.
 Puedes entrar en la estatua de la libertad, regalo del gobierno Francés en 1886.

Word streed.  Donde está toda la esencia económica, Broker con sus maletines, la zona cero donde todavía está reconstruyéndose.

El soho.  La zona mas creativa de la ciudad,  zona de alta cultura.

El puente de brooklyn.  Primer puente que fue construido con vigas de acero, hasta ese momento se habían hecho de madera.  Los neoyorkinos no se fiaban de la resistencia del puente,  " eso del hierro soldado era muy raro" Un día que había muchísima gente pasando por el puente, aún no pasaban coches por él, una mujer creyó oír un crujido provocando una escena de pánico,  llegaron a morir  12 personas aplastada por el resto de la gente.  Desde ese momento hasta muchos meses después nadie quería pasar por el puente.  El alcalde de Nueva York se trajo un circo e hizo pasar por él 21 elefantes desde Manhathan a brooklyn  demostrando a todos que el puente era seguro... Al parecer consiguió convencer a la ciudadanía.
A los pies de ese puente  era donde estaba el antiguo puerto y  aún quedan los viejos  hangares que han sido cedidos a los artistas que no tienen dinero,  allí pueden exponer sus obras, allí puedes ver la vanguardia del arte, ves cosas increíbles,  vale todo lo que la mente te deje inventar.

Allí mismo puedes coger un water taxi, un barco pintado de amarillo que te pasea  por el río Houston.

Puedes salir del puerto y llegar a Nolita, la calle donde Robert de Niro compraba las naranjas en el padrino. Es una única  calle, puedes visitar el restaurante donde Al pacino  en su papel de Michael corleone mata  por primera vez. En esa calle se encuentra la esencia de Italia, se habla italiano, escuchas  italiano...

Cruzas un semáforo nada más y  llegas a...  China Town , 250 mil  chinos viven allí, la mayor concentración de chinos fuera de China. Toda la marca blanca del mundo puedes encontrarla allí,  comida excelente, hileras de patos colgado, cubos de ranas gigantes, - como veis todo un espectáculo  -

Inmediatamente cruzas y te topas con greenwich village,  un barrio pijito,  botiges, restaurants de cuatro mesas...  que puedes preguntarte, bueno y como viven de eso....  lo descubres al pedir la cuenta,  es la zona ideal si tienes pasta.  Puedes ver esas escaleras que van hacia abajo, a una especie de semisótano donde están los bares irlandeses,  aprovechan los túneles de metros antiguos, creado lugares con mucha solera. Es la zona  de estudiantes porque allí está la New york univercity.

GAY Street. La calle de la alegría.  Allí puedes encontrar una biblioteca con temas gay, esa biblioteca  fue el epicentro, el lugar de reunión de este colectivo, y allí nacieron muchos de los primeros  movimientos en defensa de  sus problemáticas. Es un autentico lugar de culto.   Justo al lado está el washington square,  ahora es precioso pero antaño es donde se encontraba la fosa común donde se enterraban a los caídos en las continuas  luchas de bandas,  - lo vimos en gangster of new york-.

East village, allí nos sumergimos en el barrio hipie,  el mundo bohemio, muchos famosos han querido vivir allí,  porque hipie no quiere decir que esas casas sean baratas. MADONNA tiene una vivienda ahí. En este lugar viven personas de mucho dinero que aún mantienen  ese espíritu hipie.

¿Ahora donde nos vamos?

A Chelsea, es el barrio tranquilo, el barrio del arte, es el barrio gay -el Chueca Neoyorkino-  Podemos pararnos frente al Chelsea Hotel. Donde leonard cohen componía sus canciones, donde fue creada su magnífica "  First we take Manhathan". 


Si vas a New York tendrás que ir al Madison  square garden, el lugar de conciertos, donde tenemos en mente el conciertazo de bruce springsteeny la e street band. A este lugar se le llama el coliseo de las mentiras porque no está en la calle Madison,  no es Square, -no es una plaza-,  ni desde luego es un jardín.

El Empire State, 112 metros de edificio, el edificio mas alto de la ciudad ahora, puedes subir y ver toda la ciudad, los helicópteros por debajo tuya, y a pesar del viento terrible que siempre hay allí, de verdad te sientes el Rey del Mundo.

Podemos pasear por la calle Madison, donde las oficinas en los grandes edificios se apoderan de la zona. Si pasas por Madison  square a las 11.30- 12.00 h.  es increíble ver a un montón de personas trajeados al límite,  comiéndose un perrito caliente. Porque eso es otra cosa de New York,  se come en la calle, allí es donde se encuentra el único parque privado de New York,  parque que se compraron algunos Broker para poder ir a comer allí.

 Broadway,  es una avenida que junto con la 5ª avenida es la calle mas famosa de Manhathan,  donde se encuentran todos los musicales.... Chicago, el Rey león... El moma (Museo de arte moderno)  donde puedes ver la noche estrellada de Vangod.  las señoritas de avignon de Picasso...

El Roquefeler center con su mítica pista de patinaje.... Y ese Árbol adornado que inicia la Navidad de la ciudad.

Y sin darte cuenta... en pleno paseo te topas con Times square. Con ese mítico anuncio de Coca-Cola que vale 1MILLÓN de dólares al año mantenerlo ahí...  y a Chicaguear.... y a cabaretear...  ahí está su PUERTA DEL SOL, donde celebran su final de año, podrás hacer cola en el mayor MC-Dolans, un 24 horas,puedes ir a la cinco de la mañana y te cuesta una hora de cola conseguir un BIGmac.

 Encontrarás un Toys "R" us  en el que para subir de un piso a otro tendrás que montar en una noria, una noria de verdad que está dentro de la tienda...

Podrás ir a restaurantes donde los camareros en un momento dado dejan de servir las mesas y montan un espectáculo porque son cantantes profesionales.

Si te metes por detrás del edificio de Cola-Cola, si, el de el millón de dólares, podrás visitar la tienda de discos mas brutal del mundo. Y no tardarás en llegar a la quinta avenida, donde están las tiendas mas caras y exclusivas; Tiffany, la tienda oficial de la NBA,  una tienda Disney fascinante,  son tiendas donde no podremos comprar pero podemos mirar y pensar... ¿cómo puede haber tanto lujo junto?.

Si seguimos adelante podemos encontrar otro lugar mítico de la ciudad, el barrio de Harlem, sus misas de Gospel...  pero eso si... como te pases un poquito de Harlem llegas al sitio que los taxistas no te quieren llevar...  al Bronx. La mayoría de los taxistas te dejan en la entrada y te dice:

"ea... todo seguido"

Cuando andas 100 metros descubres en tus carnes el miedo que tenía Bruce Willis con ese cartel en "la jungla del cristal 3" .

New York es un estado de la mente, una ciudad que cada vez que la ves la sientes tuya. Una ciudad distinta a toda América, una ciudad que aunque nunca he visitado conozco mejor que la mía propia,  una ciudad donde  al igual que en toda América tiene ese extraño fenómeno atmosférico   - siempre en el cine- que hace que en los cementerios cada vez que hay un entierro siempre llueva...













sábado, 26 de julio de 2014

El limbo de la chicharra


Aveces me dejo llevar por mi cerebro inconsciente.  Olvido ciertas normas.  Me cubro con ese manto protector de todas las mentiras, de toda mi verdad. Tengo buenas alianzas; mi buena amiga y las infernales calles del sur.  Calles solitarias que recorro hasta llegar a un viejo Hostal a las afueras, en mitad de una pequeña nada, en un limbo de chicharras y calimas.

Mientras digo su nombre al recepcionista recuerdo a mi amiga maquillándome, dándome ánimos con su silencio a seguir adelante con mi inconsciente hazaña.
El recepcionista me da permiso para entrar tras anunciar por teléfono mi llegada, subo con cierta ansiedad. Tengo ganas de verle, de amarle.  Mi marido está lejos, en uno de sus viajes de empresa. Tardará semanas en volver, eso me alivia, me libera.
Abre la puerta. Me deja entrar.  En sus brazos es  como ser otra persona, estas envuelta en él y él está envuelto en ti y tú por un momento eres algo más que tú...  pero Bah! no soy ninguna poeta.  Sólo soy una mujer que escapa al deseo de un hombre apasionado, discreto, que acude a mí sin preguntas, una mujer que busca la pasión fortuita en un hombre que ha parado en su hogar, en mitad de su viaje.


Se sentó  junto a mí en la barra de la cafetería,  preguntó si había algún sitio donde alojarse unos días - su moto lo había dejado tirado y estaría en el taller hasta el Jueves-  yo fui la única que le contestó.
Después de desayunar, le indiqué el camino al Hostal, lo acompañé casi a la misma puerta, para ser Lunes había poco tránsito en la calle central. Volvimos a vernos un par de veces más, en el supermercado el Martes por la mañana  y en la plaza  el Miércoles por la noche, era fiesta en el pueblo y todo los vecinos se reunían en la plaza para beber y bailar.  El Jueves por la mañana amanecí entre las sábanas de una habitación del Hostal, junto al motero, algunos tatuajes permanecían al descubierto,  su abdomen de tableta chocolate, nunca había visto un abdomen tan marcado. Me vino un flash con la imagen de la barriga cervecera de mi marido... oh Dios...  El motero me abrazó y mientras me dejaba acurrucar, pasé con sutileza mi mano por ese perfecto abdomen.

La moto lleva aparcada en la puerta del Hostal cinco días, en un par de días se marchará. Eso me tranquiliza, me alivia, me libera, mientras llega ese momento paso las horas de la siesta sureña en un Hostal, a las afueras del pueblo, en un pequeño limbo de nada, donde reinan las chicharras y la calima. Donde olvido ciertas normas... porque aveces me dejo llevar por mi cerebro inconsciente.






miércoles, 23 de julio de 2014

El hombre de la Isla


Hubo un tiempo en el que casi nada importaba, en el que el futuro era una simple historia a imaginar.

Hoy las imágenes comenzaron a solaparse con los recuerdo... Recuerdos de un hombre que todos sus tesoros los guardaba en una caja de zapatos, hombre  que venía de recorrer el mundo y paró un tiempo para coger fuerzas y seguir recorriendolo, hombre que nunca marchó porque quedó fundido en mí,  y volví a recordar la última vez que lo vieron mis ojos, desnudo al final de un pasillo en penumbras en una lluviosa tarde de Octubre.  Me marché a una vida tranquila y él a un mundo de aventura.... y ya está, nunca volvieron a verle mis ojos.

Nuestro vínculo era fuerte, lo sigue siendo.  Sabíamos que nuestras vidas tendrían que alejarse algún día pero nunca dejaríamos de estar unidos.  Creamos un mágico camino de piedras y plumas.
Yo siempre tendría sus plumas y él siempre tendría mis piedras, y con ellas crearíamos un camino por donde llegarían las noticias y los sueños,  así ambos  sabríamos que nuestro vínculo seguía vivo.

Ha sido como escuchar un trueno en un día despejado,  como el regalo de  un episodio imprevisto, porque cuantas posibilidades hay, cuantas entres miles de momentos, entre centenares de lugares,  cuantas posibilidades había  que el hombre que perdí en el horizonte hace quince años apareciera en un acto tan  soporífero como el visionado de los vídeos caseros de la familia al volver de las vacaciones...

Hoy las imágenes comenzaron a solaparse con los recuerdo...  Las imágenes de un ambiente playero y casi de un verano perpetuo. El que grababa parecía haber tenido la gratificante elección de recrearse en la zona donde él se encontraba,  ya sabía que estaba en la Isla, el camino de plumas y piedras me traen noticias cada tanto, aún así mi sorpresa fue MaYúsCuLa. 

La razón y la cordura me hacen pensar que la existencia de ese camino es imposible, improbable, nula... tan sólo fue una de las ensoñaciones de una de tantas noches en vela, una fantasía más de esas que tanto nos gustaba contar, sin embargo...  no puedo dejar de creer en la magia, en el poder (que aunque hoy parezca que no lo tengamos) en aquellos días lo tuvimos, creímos en ese camino, en ese vínculo que perdura hasta el día de hoy.   Mis ojos volvieron a verle, lo sentí cerca, lo sentí conmigo,  mi corazón sintió alegría,  un huracán de recuerdos alegres volvieron a pasear por mi memoria. El hombre de la Isla sacudió su magia para que no dudara de la existencia de nuestro secreto camino, el camino de piedras y plumas.







domingo, 20 de julio de 2014

Engaños



Amalia aparcó su coche a unos metros de la puerta de la casa de su madre. Dio un último vistazo a los asientos del vehículo, miró bajos los asientos y en la guantera del coche. No podía cometer errores, no debían quedar pistas sobre su profesión. Aún en el asiento del conductor bajó el quitasol y desplegó la solapa para mirarse en el espejito.   Se alborotó de mala manera su larga melena color chocolate  y se colocó una cola caballo  sin demasiado  cuidado, dejándola  un poco inclinada a un lado, abrió su bolso bandolera,  buscó la barra de labios y se pintó su boca de un intenso Russian Red. Dio una última pasada a su bolso para que no hubiera nada que hiciera sospechas a su madre.  No podía cometer fallos.

Necesitaba ese abrazo de su madre, hoy cumplía 67 años y los ochos hermanos se sentaban en una gran mesa para celebrarlo.  La madre de Amalia se sentía orgullosa de su hermosa hija, no sólo por haber seguido la profesión de todas las mujeres de la familia sino por hacerlo en la gran sala Birmingham,  conocida internacionalmente.  Incluso en el salón de la casa, había colgado un amplio poster de su hija con una compañera de trabajo en una de las fotos promocionarles.

Amalia intentó no perder los nervios cuando uno de sus sobrinos dejó caer el bolso y vio en el suelo todo el contenido esparcido por el suelo, su pequeña libreta de clientes ... ¡ Dios, olvidó guardarla!  los condones, el spray fungicida vaginal, toallitas intimas y otras delicatessen del maravillosos mundo erótico festivo quedaron a la vista de todos. Una de sus hermanas le ayudó a recogerlo todo.  "Son las direcciones de los clientes" aclaró cuando su madre dio una ojeada a la pequeña libreta de cuero.  
"Ya podías  pasarme alguno de tus clientes monina".    Amalia hizo una pompa con el chicle que masticaba, sonrió, optó por el silencio.


Cuando volvió al coche para marchar a casa, a un par de pueblos de distancia, respiró hondo y quitándose el Russian Red de sus labios supo que una vez más había salido bien.  No podía defraudar a la familia. Su querida madre pensaba que era camarera del Birmingham,  que era una de las chicas mas cotizadas de la sala... por fin había una mujer en la familia que había dejado la carretera.  Amalia salió del coche y abrió el doble fondo del maletero, metió el bolso putañero y sacó el par de carpetas,  eran carpetas típicas de comercial, en ambas se veía el logotipo de la empresa "Granja de Caracoles sureños". Aquella era su verdad, era comercial de la venta de caracoles y su madre pensaba que era la puta mas cotizada del  jodido Birmingham, lugar que tan sólo había visitado unas tres veces para contactar con su amiga Chari, amiga del barrio,  en una de esas visitas  fue cuando hicieron la supuesta foto promocional, esa que lucía en la mejor pared de casa de madre...
Volvió a su melena suelta y la cepilló para dejarla suave y sin enredos.  Dejó las carpetas en el asiento junto a ella y se dirigió a casa.  





jueves, 17 de julio de 2014

El susurro hechizado



Era tan pequeño el sueño que adveraba el corazón de la persona que tenía frente a ella, que  no tuvo que realizar gran ceremonia,  no utilizó  sus ungüentos, ni siquiera tuvo que sacar las aves del corral, ni siquiera hizo abrir el libro de la sabiduría,  se quedó cerrado con la tapa de cuero y la espiral grabada en el centro.

Era tan insignificante lo que le haría feliz que tan sólo ahuecó su mano y  sopló sobre ella. A pesar de los 37 grados de aquel anochecer,  el vaho  blanquecino, humeante, se quedó unos segundo en el hueco de la mano.
Susurró y sopló hasta que el vaho se expandió hasta desaparecer en la habitación.

Es tan simple su deseo que nadie se ha dado cuenta, nadie excepto ella,  que se siente nueva y renovada, con la idea de haber encontrado el sueño de su vida en el momento que menos esperaba.

La hechicera, sabedora del regalo que había hecho, desapareció con la discreción habitual, - nadie dio importancia  su llegada, ni tampoco su marcha , tan sólo era una muchacha más de la ciudad - ,   sabía que aquel remolino de sueños cumplidos  se expandió y se dirigió hasta llegar a la perdona adecuada. 




lunes, 14 de julio de 2014

La casa de los campos de lavanda




Es un pueblo distinto. Muchos son los que terminan alejándose de él. No vuelven nunca más. Los que se quedan se sienten protegidos,  a salvo,  magnetizados por el influjo de la tierra, de sus gentes. A mi me gusta pensar que es el pueblo el que elige sus habitantes.

Así lo siento porque yo nací a miles de kilómetros de aquel pueblo y sin embargo entiendo que todos los pasos que di desde el mismo día que nací me dirigieron hasta ese punto donde  mi coche pinchó.  En mitad de aquel desconocido lugar. Junto aquella casa rodeada de  campos de lavanda. Cuando bajé del coche aún no podía saberlo,  pero no volvería a marcharme nunca. Aquella tierra me sedujo, me atrapó.

Fuera de aquel pueblo resultó que no era nadie y allí comencé siendo el tipo que se quedó en la posada de Victoria mientras arreglaban el pinchazo del coche y terminé siendo el marido de Elisa, el padre de Pedro.  Elisa tenía a Pedro en su vientre cuando la conocí pero ese es nuestro secreto.

Yo era un tipo solitario y ella una chica triste. Ahora somos una familia, criamos conejos y sembramos  maíz, patatas, tomates, pimientos...  Tengo una cuadrilla de amigos, vecinos. Compartimos los triunfos, nos ayudamos en las dificultades. Elisa está en el club de lectura y escribe cuentos que lee los domingos en la biblioteca.  Pedro es un niño alegre, todos dicen que se parece mucho a mi, la abuela Matilde se empeña en decir que somo como dos gotas de agua.  El pelo rubio y los ojos claros nos asemejan, es verdad,  es como el guiño de un destino amable,  mi hijo sonríe orgulloso de ser como yo  y se empeña en ayudarme en la granja, persigue los conejos que se escapan, les pone nombres y les da de comer.

Nadie conocía mis actos antes de llegar a ese pueblo, todos confiaron en mí,  sin embargo el recuerdo y el susurro de mis viejos pecados aún perduran en noches como esta, noche de verano, con una luna gigante en el firmamento, la misma luna que iluminó aquella noche perdida en el tiempo mis manos de sangre ajena.

Ahora me siento a salvo, bajo la protección de un pueblo distinto a otro cualquiera.  Un pueblo que, como me gusta pensar, me eligió como habitante.






viernes, 11 de julio de 2014

Envites de mar





Mi vida era un mar en calma, un mar adentro, un vaivén mecido por mareas lejanas...

Has llegado  sin avisar, como una ola solitaria revolviendo todo y agitando sin compasión todos los tesoros que guardaba en silencioso y calmado secreto.

Has arrasado y te has vuelto a llevar parte de mis enseres, de mis posesiones, de mis tesoros.

Aún siento el murmullo, el rugir de tu llegada, la sorpresa al verte frente a mí, el sentirme rendida ante el inevitable desenlace, la sensación de vacío, de haber vuelto a sobrevivir a tu envite y seguir ante todo manteniendome a flote, sin rasguños,  pero con el sabor a tu sal en mi cuerpo aventurero.









miércoles, 9 de julio de 2014

Defunción cuántica

Fede tuvo que releer la noticia un par de veces para asegurarse de que la protagonizaba su amigo y jefe Jaime.

Llamó por teléfono de inmediato a la novia de Jaime. No le respondía la llamada y eso lo alertó al máximo, siendo día laborable era impensable que no contestara cualquier llamada, debía estar en la oficina, sentada en la mesa, tecleando el ordenador y saludando a los clientes antes de hacerle pasar al despacho.

Fede terminó el último sorbo de su, ya frío café.
Volvió a leer esta vez presurosamente mientras se montaba en su porche color cereza.

No podía haberlo hecho. Era uno de los empresarios mas destacados del país y la crisis no le había ni rozado, aún así encabezaba el décimo quinto empresario que se había suicidado en los últimos cuatro meses.  Para Fede era inverosímil, estaba convencido que cuando llegara a las oficinas encontraría todo como un Miércoles más...

Al entrar en las oficinas todo parecía normal pero Fede supo de inmediato que aquel orden era protocolario, los rostros de los trabajadores reflejaban el mismo desconcierto que él sentía.  Al llegar a la mesa de Mati - novia y secretaria de Jaime - descubrió que estaba vacía y que una chica joven, creía reconocerla de verla por los pasillos siempre con documentos entre sus brazos, miraba en esos momentos el contestador automático y anotaba en un papel las llamadas importantes.

- Buenos días. ¿ Y Mati? por alguna razón simuló normalidad.

- Don Federico, perdone.  Ha sucedido algo terrible, Don Jaime ha sufrido un terrible accidente, Matilde está en el tanatorio, los médicos están realizando la autopsia... es terrible, todos estamos desolados.

Aquello fue como si él hubiera caído al mismo vacío que su amigo Jaime.  Era cierto, ¿Pero porqué lo había hecho si todo iba como la seda en su vida?

- ¿ Hay muchas llamadas?

- Si Señor. Casi todas para confirmar lo sucedido.

- Cancela toda mi agenda de hoy y mañana. quédate a cargo de las llamadas, te llamaré a última hora ¿ de acuerdo?

- Si Señor.



El tanatorio era lugar solitario, se escuchaba el eco de sus pasos en el largo pasillo central.  Pudo reconocer al fondo a Mati sentada en un asiento acolchado.  Ella se pudo en pie cuando al escuchar los pasos reconoció a Fede.
Se abrazaron sin palabras, Mati volvió a derramar silenciosas lágrimas y Fede preguntó con el alma en vilo que había sucedido.
Mati suspiró profundamente, cogió el bolso que descansaba en el suelo y guió sus pasos y los de Fede a la cafetería; ella pidió un café. Él una cerveza negra. - Necesitaba despejar la mente- aclaró mientras vertía la cerveza en una gran copa que le sirvió el camarero.

- Me lo dijo, pero yo no le creí. Confesó Mati

- Qué te dijo.  

- Había encontrado un libro no sé donde,  era un libro científico, desde entonces andaba dándole vueltas a la física cuántica.

- Si... me lo enseñó una vez.

- La semana pasada me dijo que había encontrado la solución,  que había despejado la incógnita y que para ello tenía que estar en otro lugar irremediablemente. Pensé que hablaba de un viaje y pregunté si tenía que reservarle algún vuelo. Me miró  con una expresión ... no sé, me hizo sentir estúpida, ahora lo entiendo.  Me dijo " Tengo que ir a otra esfera, a otro mundo paralelo a este donde otras opciones son mas propicias que en este "


- Suicidio cuántico...    susurró Fede.  La teoría de los universos múltiples... - el Viernes me habló de ella-,  en esta teoría se plantea que en cada uno de los intentos  de muerte de un individuo divide el universo en dos: en uno muere y en otro vive. De este modo tras hacer varios intentos  habrá múltiples universos. En todos ellos el individuo habrá dejado de existir, pero habrá  uno en el que siga vivo.  

Fede dio un amplio trago de cerveza,  Mati intentaba sin éxito encontrar una lógica a todo aquello, sabía que lo había hecho por algo pero porqué, eso la  torturaba...

- Maldito Jaime, no pensé que estaba tan chiflado!  Comenzaba a tener un terrible enfado con su amigo, por haber llegado a realizar algo tan absurdo...


- Familia de Jaime....


Alguien los llamaba, tendrían que terminar de firmar algún formulario. 

Ahora tendrían que afrontar la perdida de Jaime, alguien que llevado por las incógnitas del infinito creyó poder saltar de un universo a otro como quien coge el bus interurbano.





domingo, 6 de julio de 2014

La segunda vida de una periquito

Lola llegó en pleno verano,  junto a Sonic el erizo y tres canarios más con nombres que nadie recordaba a excepción de su dueño de ocho años.

Lola, periquito hembra, de colores coquetos y cantar tímido pasaba los días en la ventana del jardín, desde allí se comunicaba con el periquito del vecino, que ya era bilingüe; piopio y castellano del sur.

La nueva y esporádica dueña de Lola estaba empeñada en hacerla hablar, que saludara, que exclamara alguna consigna para cuando su dueño de ocho años volviera el entusiasmo brillara por el nuevo hablar del pájaro azul.

Lola no quería hablar, era un pájaro que no hablaba, sólo miraba, comía y mantenía cierto idilio secreto con otro periquito a dos casas de distancia. Así que desistió del intento, dejó de repetir palabras y de gritar consignas.  Desde la ventana Lola escuchaba la música de los cds de su dueña temporal; música ruidosa, música melodiosa, música estridente, música durmiente...    Till Lindemann vocalista de Rammstein comenzó hablando en una de sus canciones, "Ich will" "quiero" - tercer sencillo del álbum Mutter -  y de pronto Lola dijo "Ich möchte eine Boot-Kapitän"  "Yo quiero un Barco Capitán"

Lola, periquito hembra de colores vivarachos y mirada encantadora era biligüe; piopio y alemán de alta mar.  Un amplio abanico de palabras soeces, expresiones marítimas, algún que otro cántico... 

Pocos días después  su dueño de ocho años volvió y Lola recuperó las vistas habituales de su hogar. 


Desde entonces cuando Lola se queda a solas con la que fue su cuidadora algunos días de verano, cuando los niños están alejados para no ser  descubierta, siempre le suelta alguna palabreja. Sólo le habla a ella, es su secreto.  La mujer que no sabe alemán mas allá de las letras de las canciones de Till,  en ocasiones las comprende, otras no...    Guarda el secreto sabiendo que Lola vive una segundo vida en un pacífico hogar con las risas y los gritos de los niños mientras juegan, pero siempre le quedará la intriga de donde aprendió alemán. De que tierras o mares lejanos venía el día en que la encontraron moribunda en uno de los jardines de la ciudad. 






viernes, 4 de julio de 2014

De dimensiones y zapatillas



Había quien podría pensar que era mamá, que tras descubrir la nueva trastada tiraba enfurecida su zapatilla, lanzándola con la rabia de un trol para hacer que se recapacitara sobre el nuevo destrozo hogareño.

Desde el otro lado, el lado del culpable, del descubierto, era mas bien la experiencia extraordinaria donde la zapatilla parecía salir de la nada, a toda velocidad de un agujero negro, interestelar, de una dimensión desconocida,  no la veías venir, en ocasiones los buenos reflejos hacían esquivar la zapatilla voladora, en otras  daba de lleno a su objetivo,  pero nunca hacían daño.

Era más bien un efecto persuasivo, de advertencia más que de  ataque mortal.

Al girar la cabeza siempre veías  un rostro desencajado, despavorido por la nueva trastada, había quien podría pensar que era mamá pero en esos casos sólo podías encontrar al mas terrible de los orcos gritando  con esa expresión de aquí se acabó el juego.






miércoles, 2 de julio de 2014

¿ Y EsTo?

De vez en cuando nos encontramos de bruces con esas cosas que nos quieren vender como algo maravilloso e innovador y con el tiempo descubrimos que no era tan fantástica la cosa...

... Esas gomas de borrar bolígrafos, esa tira en la nariz para no roncar, el tenedor eléctrico, el  parchis de ochos jugadores, las maquinas se secar las manos de los baños públicos, - secar puede que sequen, pero después de no sé cuanto tiempo moviendo las manos y a mi siempre me han dado cierto repelús  - ...

... Nos hicieron creer  que tenías que beberte el zumo de naranja rápido rápido,  para que no se fueran las vitaminas, si tocabas una planta con la menstruación se marchitaban o que no se podía hacer mayonesa porque se cortaba, si te quedabas mirando una mosca mientras  pasaba por tu nariz te quedabas bizco,  si te comías las semillas de la sandía te crecía una dentro,  y si  comías chicles se quedaban pegados a las tripas, que si dormías con plantas en el dormitorio te podías quedar sin oxígeno, o que los cactus eliminaban la energía del ordenador, que si pisabas una caca te daba buena suerte,  y cuantas cosas más, uf tantas como la imaginación nos diera...

También están esos casos sin parangón como lo de  Ricky Martin y la mermelada, el cambio de madre de Will Smith en el príncipe de Bel air.  -¿ que pensaban que no nos íbamos a dar cuenta?-  Y aquello de que Marilym Manson era Poul de "Aquellos maravillosos años"...   y tantos casos más que ahora mismo mi mente no recuerda.   El caso es que nos la quisieron colar con tantas cosas,  que ya no le damos importancia y nos sirve hasta de juego el poder recordarlas...
¿Recuerdas alguna?