Páginas

♥
Entra y siéntete en casa...

viernes, 8 de marzo de 2013

Vida de Gatos





























Vivo en el número 36 de una calle peatonal,  en casa no tengo con quien jugar, todos los juguetes que me compra Sofia me aburren.   A mi lo que me gusta es salir  a la calle, jugar con Margarita, mi vecina, es un poco mayor que yo,  tiene 12 años, siempre la espero sentado en el  escalón de la casa de enfrente, Rosalía me deja estar, no es como la señorita Martina que me echa alegando que si tiene que salir corriendo de casa tropezaría conmigo, no sé... ella no es ninguna atleta, nunca la he visto correr, ni tan siquiera cuando llega  Pedro vendiendo sus deliciosos pasteles de Domingo.

Margarita me encanta,  es un espíritu libre, es suave y huele bien. Se sienta junto a mí, nunca dice nada, es silenciosa como yo. Una ves oí que nació sin poder escuchar los sonidos del mundo, digo yo que su deambular sigiloso podría ser a causa de esa peculiaridad.
Todos le gritan, como a mi, pensarán que así podrán conseguir que escuche. Ya sé yo que no. Mas de una ves en juegos le hice daño y  no esbozó ni una leve queja, sólo una expresión de dolor y como acto defensivo me propina un buen arañazo, es la única respuesta...

Margarita es mi amiga, mi única amiga, es suave y le gustan los sandwich de atún.
Cuando llega la primavera nos sentamos en su jardín, corta por la mitad el panecillo y lo compartimos. A todos en el barrio parece agradarle nuestra amistad, todos murmullan al pasar junto a nosotros :

"Margarita... ¿Qué estás con tu amigo ? "

Ella ni se gira ni contesta pero nadie se lo tiene en cuenta.

Los dos sabemos que un día Margarita será gato o yo seré niño. Es nuestro secreto. Mientras llega ese día yo la visito, la espero en mitad de la calle hasta que termina de cenar, para compartir sandwich de atún y cosas... cosas de gatos que nadie comprende. 

Soy Simón. El gato que vive en el 36 de una calle peatonal...



9 comentarios:

  1. Que bonito Nieves!
    Jolines, que tierno este relato, de verdad, me ha hecho sonreír y me ha invadido de una paz genial.
    Cómo la amistad puede sobrepasar esas fronteras que algunos no comprenden entre las personas y los animales y sobre todo como a pesar del silencio uno se puede entender a la perfección.

    Besitos mediterráneos.

    PD:gracias por lo de las fotos. Ah, por cierto, me encantó el blog de tu hermana y los muñecos de calcetines.

    ResponderEliminar
  2. Me gusta, me gusta hasta el punto de que no es la primera vez que yo hago lo mismo, por supuesto, sin la natturalidad y delicadeza que tienes tu, yo a lo bruto, ya sabes. Al principio de mi blog, puse una entrada titulada "saka", que va sobre la vida de un jabalí, lo hice desde su punto de vista. Y hasta me puse en el lugar de una gota de agua, en una entrada que se titula "gotas".

    ResponderEliminar
  3. Nieves... Creo que es lo más bonito que te he leído nunca. De verdad. Es tierno, bonito, divertido. Me he emocionado, incluso. Es una preciosidad.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Genial, tierno, delicado....podría estar diciendo adjetivos infinitos.Me ha encantado como has descrito los puros sentimientos y es has demostrado que no hacen falta las palabras cuando el amor, ya sea entre personas o animales, es sincero.

    Mil besos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Preciosa historia, te ha quedado bordada.
    Feliz día de la mujer a ti, y a cuantas mujeres te vengan a visitar.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
  6. Me encantó Nieves, hay ternura, soledad y afecto compartidos.
    Desde el punto de vista más formal, me atrevo a hacerte una sugerencia: para mí no es necesaria la aclaración final de que Simón es el gato que vive en el número 36. Se entiende perfectamente sin esa frase. Si querés que aparezca el nombre se lo podrías hacer decir a la persona que le pregunta a Margarita: ¿Qué, estás con tu amigo Simón?
    Es mi opinión, nada más, así que tomalo como tal.
    Feliz día Nieves, con un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. "mi única amiga, es suave y le gustan los sandwich de atún". Es tierno y afectuoso.

    Me ha gustado mucho.
    Abrazo Nieves

    ResponderEliminar
  8. Qué tierno este relato Nieves! Me encantó, un abrazote!

    ResponderEliminar
  9. * Gala, es un echo que la comunicación no verbal nos transmite en ocasiones mucho mas que cualquier palabra de estas buscadas a vuelo pluma .
    Lo de las fotos es totalmente cierto. Se lo diré a mi hermana.
    Gracias por todo :)

    * Rubén, Iré a leerlas sin duda!!!
    La curiosidad me mata, gracias por lo de naturalidad y delicadeza, estoy segura que tus historias a lo bruto me encantan... como siempre!!

    Un besote :)


    * Dorothy, Ay que no se que decirte, leer que algo que imaginas y escribes transmite todo lo que me dices me causa sensación de.... no sé me dejas sin saber que decir- que ya es difícil- con lo que hablo yo.

    Gracias de verdad !!! un besazo :)

    * Patry, Los vínculos animal y personas son un poco mágicos, siendo tan diferentes... cuando la persona y el animal se comunican descubres que el hablan carece de importancia.

    Mil besos :)

    *Verónica, Gracias, espero que pasaras un bonito día y lo disfrutaras con las personas mas queridas.

    Besos :)


    *Mirella, Pues es verdad, tienes toda la razón, como decis quedaría fantástica.. Me dejé influenciar por las historias anteriores, no quería dejar nada entre lineas, ya sabes, quería que esta ves quedara claro :)
    Un beso y gracias por tu opinión :)

    * Jaal. Gracias!! A mi también me gustó esa frase cuando la imaginé.

    Un besote :)

    * Cristina, Gracias!!! Tu visita me hace pensar que por ahora todo va bien en el tema de comunicación blogger. Fantástico!!

    Mil besos ( por si se pierde alguno por el Atlántico) :)

    ResponderEliminar

Hola chic@s!!!!
Gracias por visitarme, por estar y compartir tus pensamientos....